Análisis certero

En este espacio el 11 de junio de 2018, argumenté “El ganador es…ya saben quién… Andrés Manuel López Obrador tiene origen priista y es el líder indiscutible de MORENA, en el que incluye en el movimiento a priistas, perredista, panistas, etcétera; entonces, capitalizará el voto útil del PRI,  PRD y PAN. Ya podemos realizar una proyección electoral: Andrés Manuel López Obrador ganará por más del 50 por ciento de la votación electoral, como logró en su momento Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, esta es la tradición”.

Con la conclusión del cómputo en los 300 distritos referentes a la elección presidencial, confirman los resultados del PREP, que se recibieron 56 millones 508 mil 266 votos que equivalen a una participación ciudadana del 63.42 por ciento.

El candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES), Andrés Manuel López Obrador, obtuvo el 53.19% de los votos, que equivale a 30 millones 113 mil 483 sufragios; Ricardo Anaya Cortés, candidato de la Coalición Por México al Frente (PAN, PRD y MC), logró 12 millones 610 mil 120 votos, que representan el 22.27%.

Y el candidato José Antonio Meade Kuribreña, de la Coalición Todos por México, tuvo 9 millones 289 mil 853 votos, cifra que representa el 16.40%; el candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón obtuvo 2 millones 961 mil 732 votos, lo que representa el 5.23%, Candidatos No Registrados 31,982, 00.05%;  Votos Nulos 1, 603,857 02.83%.

Ahora, los escenarios de los partidos políticos es como conservar su registro, ya que Morena obtuvo 25’186,577 de votos (44.49%), el PT 3’396,805 de votos (06.00%), PES, 1’530,101 de votos (02.70%), PAN, 9’996,514 de votos (17.65%), PRD, 1’602,715 de votos (02.83 %), MC, 1’010,891 de votos (01.78 %), PRI, 7’677,180 de votos (13.56%), PVEM, 1’051,480 de votos (01.85%), Nueva Alianza, 561,193 de votos (00.99%).

De acuerdo con estas cifras el PES, PRD, PVEM y Nueva Alianza pueden perder el registro como partidos oficiales nacionales.

Otros hecho histórico que se debe tomar en cuenta es el elefante blanco del INE que hace muy costosas las elecciones, solo analicen estos datos que proporciona el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello: mil 500 miembros de la estructura del Servicio Profesional Electoral, la estructura administrativa de los 300 Consejos Distritales, mil 800 consejeros electorales que integran los órganos de decisión en los 300 distritos; 45 mil Capacitadores Asistentes Electorales y un millón 400 mil ciudadanas y ciudadanos que contaron los votos, todos ellos reciben una gratificación económica.

“El ganador es…ya saben quién”, fue también por la amplia participación ciudadana que impidió el fraude electoral, el 11 de junio comenté “Si es que no existe fraude electoral, que señalé en este espacio el 23 de abril de 2018, los fraudes electorales es común en nuestro país, los delincuentes electorales se vuelven especialistas y expertos, buscan el ensayo-error experimental para perfeccionar las técnicas y herramientas instrumentales que permitan el desarrollo de esta profesión”.

Por la amplia participación de la sociedad no funcionaron los mecanismos instrumentales que permite con eficiencia el fraude electoral a nivel nacional, probablemente todavía existen regiones donde esta práctica sigue vigente, observen las elecciones de Puebla y Yucatán.

Por ello, en 9 entidades en el que se realizaron elecciones para elegir gobernador en 4 ganaron los candidatos de Morena (Morelos, Chiapas, Tabasco y Veracruz), por consiguiente, el PAN gobernará en 10 entidades de 11, perdió Veracruz, el PRD gobernara sólo en 2 entidades de 5 (perdió tabasco, Morelos y la Ciudad de México), el PRI gobernara en 13 entidades de 14, perdió Jalisco, el PVEM,  perdió la única entidad que gobierna: Chiapas.

Nuevo León es gobernado por un candidato independiente. Por consiguiente, el PRI solo gobierna en 13 entidades de 32. Esto demuestra que la sociedad mexicana es más fuerte que una clase política débil que se apartó de la sociedad y del bien común.

Esperemos que el candidato presidencial ganador no cometa los mismos errores que cometió Enrique Peña Nieto: conservar la estructura administrativa del panismo en el gobierno federal, son los ojos del diablo y ven en una sola dirección.

En otras palabras, si uno duerme con una serpiente lo más lógico es que muerda, merece tal honor el que duerme con ella.

Sabemos, que el juicio del poder es el que domina, impresionar no es volverse loco, sino demostrar que es el dominante, ya que si demuestra que no tiene poder pierde el respeto, entonces, el poder se respeta y tiene piedad, no tiene piedad quien no demuestra poder.

Paciencia, ya está cerca la oportunidad de hacer cambios aclaman los ganadores en sus discursos ciertos y cortos, pueden escupir pero no escupan en esa dirección todavía, no se tolera un motín, porque matar en defensa propia no es estar loco, es defender la vida.

Es el mensaje que circula. Al invitado se le respeta, tiene que irse contento.

Espero seguir con el análisis certero para conocer el perfil del nuevo gobierno mexicano, porque está demostrado que los mexicanos tenemos memoria.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.