¿Orgullo musical o político? Ante críticas, sale Márquez a defender el programa de orquestas juveniles

Guanajuato, Gto. Tras las críticas que hizo quien fuera el director académico del programa “Orgullo Musical Guanajuato”, Aníbal Robles Kelly, el gobernador Miguel Márquez Márquez salió en defensa del proyecto artístico que ha presumido como emblema de su administración.

Durante el discurso que pronunció en la presentación del programa de la edición 46 del Festival Internacional Cervantino (FIC), Márquez destinó unos minutos para asegurar que las metas establecidas por la administración hace tres años fueron superadas, al acercar a más de 3 mil niñas y niños de escasos recursos a la música.

Miguel Márquez durante la presentación del programa del FIC
Foto Especial

Aseguró que al cierre de la administración habrán dejado 11 orquestas con más de 100 integrantes cada una, lo que ha representado un “esfuerzo inédito para Guanajuato”.

A decir de Aníbal Robles los intereses personales y la arrogancia del director del Instituto Estatal de la Cultura, Juan Alcocer Flores, han puesto en riesgo el programa “Orgullo Musical”.

Sin embargo, frente a un Teatro Juárez llenó que esperaban conocer el programa del FIC para su edición 2018, Miguel Márquez reconoció el trabajo de su director del Instituto.

“Estamos hablando que también dejaremos como un gran legado nueve bandas sinfónicas y dos cameratas. Todavía a Juan (Alcocer) le dije, todavía en este último año tenemos que dejar ensambles y estamos hablando que el programa “Orgullo musical” estará dejando coros y ensambles en 10 municipios con más de 500 niñas y niños podrán mostrar sus capacidades y talentos”.

La meta original del programa era consolidar ocho orquestas sinfónicas, pero se llegó a 11 en total durante los últimos tres años.

A decir de Miguel Márquez con programas como el de Orgullo Musical se busca fortalecer el tejido social, generar ejemplos con menores de edad tocando un instrumento en comunidades y colonias

“Les hemos aportado instrumentos de la mejor calidad, hemos hecho un gran esfuerzo. La primera vez que compramos los instrumentos eran 20 millones de pesos, fue una licitación inédita y lo logramos con instrumentos Yamaha de primerísima calidad para nuestros niños y niñas de las colonias y comunidades más pobres de nuestro estado”.

Finalmente, dijo que hoy se ven a más de 3 mil niñas y niños en los escenarios “exponiendo lo mejor de su arte”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.