¡Azúcar! Celia Cruz dejó legado de 800 canciones que hoy, en su cumpleaños 93, nos hacen bailar

“La Reina de la salsa”, quien estaría cumpliendo 93 años, logró formar un legado de más de 800 canciones. Hoy recordamos la vida y carrera de Celia Cruz, la voz de azúcar que nos sigue haciendo bailar.

Ciudad de México, 21 octubre (SinEmbargo).- Úrsula Hilaria Celia Caridad Cruz Alfonso, mejor conocida como Celia Cruz o “La Reina de la Salsa, nació el 21 de octubre de 1925 en La Habana y se posicionó como la cantante más popular de la música de su país, título que difícilmente llegarán a robarle.

Celia, quien hoy estaría cumpliendo 93 años, fue la segunda hija de Simón Cruz, un fogonero, y Catalina Alfonso, ama de casa. Compartió su infancia con sus tres hermanos Dolores, Gladys y Barbarito.

Escena del video “La negra tiene tumbao” de Celia Cruz. Imagen: Especial

A pesar de que su madre apoyaba el don de “La Reina de la Salsa”, Celia se vio obligada a confrontar a su padre ya que el señor Cruz quería que su hija fuera maestra. La cantante intentó satisfacerle y estudiar magisterio, pero cuando estaba a punto de terminar la carrera, la abandonó para ingresar en el Conservatorio Nacional de Música.

Celia Cruz participó en el espectáculo musical La corte suprema del arte, en la que compartió escena con cantantes destacados de la época, como Aurora Linchetti. Tiempo después participó en Radio Cadena Suaritos, junto a una agrupación que interpretaba coros yorubas y ritmos de batá, logrando su primera grabación junto al cantante Obdulio Morales.

 

En los años 50 existía un programa de radio llamado Cascabeles Candado cuya orquesta exclusiva era la Sonora Matancera. Un buen día, Celia fue a Radio Progreso donde ensayaban y logró debutar con ellos el 3 de agosto de 1950.

La relación musical entre “La Reina de la salsa” y la Sonora Matancera duró aproximadamente quince años, en los que le dio su voz a grandes éxitos como “Burundanga”, “Caramelo”, “El Yerberito Moderno”, “Tu voz”, “Ritmo, tambó y flores”, entre otros.

Celia Cruz y la Sonora Matancera. Foto: Especial

En 1965 Cruz y su entrañable grito de “¡Azúuucar!” comenzaron su trayectoria musical junto al percusionista Tito Puente, con el que grabó ocho álbumes.

Caracterizada por sus lujosos vestidos, extravagantes pelucas y excéntricos tacones, Celia llegó a grabar alrededor de 70 álbumes y 800 canciones, cosechó 23 discos de oro y fue galardonada con cinco premios Grammy.

En noviembre de 2002, durante un concierto en el Hipódromo de las Américas ubicado en la Ciudad de México, empezó a perder el control del habla. Al regresar a Estados Unidos se sometió a la extirpación de un tumor cerebral, pero la enfermedad ya había avanzado.

El 13 de marzo de 2003 apareció por última vez en el homenaje que la comunidad latina le tributó en el teatro Jackie Gleason de Miami.

Finalmente, el 16 de julio de 2003 falleció en su casa en Fort Lee, Nueva Jersey, a los 68 años. Miles de compatriotas desfilaron ante sus restos en Miami y en Nueva York, donde fue sepultada.

La vida de “La Reina de la Salsa” llegó a la pantalla chica a través de Celia, serie de televisión que narra la historia de una de las leyendas de la música latina de mayor trayectoria internacional: Celia Cruz.

Esta producción muestra desde los inicios de su pasión por el canto en Cuba en la década de los años cincuenta y su reconocimiento como la cantante más determinante de la Sonora Matancera.

Al abandonar Cuba junto a su esposo Pedro Knight, su carrera artística conquistó mercados de otras lenguas y se posicionó como la cantante de salsa más reconocida del medio.

La entrega de 2015 fue producida por Nelson Martínez para RCN Televisión y Telemundo, contó con las actuaciones de Jeimy Osorio, Aymee Nuviola, Modesto Lacen, y Willie Denton, encarnando a Celia Cruz y Pedro Knight en sus etapas jóvenes y adultas respectivamente.

Forever Celia: La exposición

De los 78 años que vivió Celia Cruz, al menos 60 están cronológicamente cotejados en la mayor exhibición de objetos personales de “La guarachera de Cuba”, que el Museo Americano de la Diáspora Cubana muestra a partir del 18 de octubre en Miami bajo el título “Forever Celia“.

“Celia siempre está encima del tapete, pero nunca antes habíamos logrado reunir para el público tantas cosas suyas”, afirma a Efe el apoderado de la cantante, Omer Pardillo, también curador de la exposición.

“Este año se cumple el 15 aniversario del fallecimiento de Celia y qué mejor ciudad que Miami para conmemorarlo, aunque ella nunca vivió aquí”, recuerda Pardillo mientras camina entre maniquíes por unos salones que son la “máquina del tiempo”.

Veinte vestidos, 20 pares de zapatos, 18 pelucas, infinidad de papelería, incluyendo el pasaporte que utilizó en 1959 para salir de Cuba, adonde nunca volvió, fotos jamás expuestas, trofeos, premios Grammy, discos y llaves de ciudades son algunos de los tesoros de Pardillo, quien conoció a Celia en Nueva Jersey (EU) cuando él tenía 14 años.

“Ahora que Celia no está en este mundo puedo mostrar una foto suya en trusa (bañador), que me pidió guardar hasta después de su muerte”, dice Pardillo, también cubano.

Pardillo, que acompañó a Celia por más de medio mundo en giras y conciertos, volvió a recorrer infinidad de países en busca de objetos de su amiga que poseían coleccionistas particulares.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.