Carla Donají, de 23, desapareció en Pachuca. Pidieron ayuda… y aparecieron extorsionadores

Carla Donají Téllez, de 23 años, desapareció desde la noche del 22 de septiembre. Un amigo fue el último en verla, después de ir a un bar y dejarla a media noche en una calle de Hidalgo. La familia Téllez Valdez no sólo es víctima de la incertidumbre y el dolor que causa no conocer el paradero de la joven, sino que también ha sido extorsionada por criminales que se aprovecharon de su situación.

Ciudad de México, (SinEmbargo).- “Se están llevando a nuestras hijas, amigas, hermanas. ¡Basta! Ni una más”, se lee en una cartulina blanca que lleva una joven hidalguense mientras que dos niños sostienen una lona grande con el nombre y la fotografía de Carla Donají Téllez Valdezdesaparecida el pasado 22 de septiembre en Pachuca, Hidalgo.

Familiares, amigos y estudiantes de Carla tomaron en días pasados las calles para exigir la pronta aparición de la joven, un alto a la inseguridad y a la oleada de casos de desaparición que se han presentado en el

Desde la madrugada del 23 de septiembre no se sabe nada de Carla. Foto: Cortesía para SinEmbargo
La inseguridad se ha agudizado en Hidalgo, denunciaron los ciudadanos. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Carla Donají Téllez tiene 23 años de edad, estudia la preparatoria abierta y desde hace seis años vive en unión libre con su pareja, Gil, en Hidalgo. Así lo cuenta su hermano Marco Téllez en entrevista con SinEmbargo.

El sábado 22 de septiembre salió con su amigo Carlos a un bar. Ella quería ir a un evento de música rock pero su esposo no la podía acompañar por trabajo. No era la primera vez que la joven salía con sus amistades sin su esposo, explica su hermano. “Ellos se permiten cierto tipo de cosas, como salir con amigos porque, como sus gustos de música son diferentes –a ella le gusta el rock el metal, y a él [el esposo] le gusta la trova, es más tranquilo–, entonces él le da permiso de salir con sus amigos a ciertos conciertos a bares donde había tributos de banda de rock”, detalla el hermano de la joven.

Ese día no fue la excepción y ella salió con su amigo Carlos, quien ya la había acompañado en otras ocasiones a conciertos o salidas, agrega Marco. Eran las 8:30 de la noche. Esa fue la última vez que fue vista por sus familiares.

Carla y su amigo acudieron a dos bares hasta las 00:30 horas del domingo, luego tomaron rumbo a la calle Río de las Avenidas y ahí, presuntamente se quedó la chica. Supuestamente Carla quería quedarse en esa calle, sin dar mayores explicaciones, de acuerdo a la versión que Carlos dio a la familia.

“Él dice que Carla le pidió que la dejara ahí, sobre el Río de las Avenidas, cerca de un colegio que se llama ‘Londres’. El amigo dice que ella lo pidió y que cuando él le cuestionó por qué, ella nada más le decía que no se metiera en sus cosas. Entonces, no da una razón especifica de por qué la dejó en ese lugar”, agrega Marco.

Carla no llegó a dormir esa noche. Su esposo no se alarmó porque en otras ocasiones ha sucedido que no llega por la noche. Sin embargo pasaron las horas del domingo y le extrañó que aún no regresara. El esposo habló con la mamá y le dijo que la joven todavía no llegaba a la casa. Fue entonces que se alarmaron todos.

“Empezamos a marcar a su teléfono, mandarle whastapps, pero no teníamos respuesta”, comenta Marco.

La familia comenzó a buscar a la chica. Llamaron a Carlos, el amigo, quien aseguró la había dejado en la calle Río de las Avenidas. “Es lo último que sabemos de ella, aunque la verdad no confiamos mucho en su historia”, dice el hermano de Carla.

Marco comenzó a publicar en redes sociales la fotografía de su hermana y a pedir apoyo para su localización.

En el estado de Hidalgo hay al menos 175 personas reportadas como desaparecidas desde enero de 2004 y hasta marzo de 2018, de las cuales al menos 70 son mujeres. Sólo en septiembre pasado se registraron varios casos de desaparición que han alertado a la ciudadanía. Uno de ellos, la desaparición masiva de al menos 12 personas en Huichapan, entre ellas dos mujeres. Posteriormente se registró la desaparición de dos mujeres en fechas diferentes: Carla Donají Téllez Valdés y Laura Morán Acosta, ésta última ya localizada con vida.

Las autoridades tardaron cuatro días para empezar a buscarla. Foto: Especial
Carla tiene 23 años y estudia la preparatoria abierta. Foto: Especial

“CUATRO DÍAS PARA INICIAR LA INVESTIGACIÓN”

El caso de Carla tardó cuatro días, después de que se puso la denuncia, en ser turnado a una mesa de investigación y asignado a un agente, informa Marco.

La familia de Carla interpuso la denuncia por desaparición desde la noche del domingo-madrugada del lunes.  Los allegados acudían constantemente a las oficinas de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo para dar seguimiento pero solo les decían que la denuncia ya estaba en proceso.

“Hasta el día jueves fue cuando le asignaron el caso a la Mesa 3, de delitos diversos y detenidos”, narra.

El hermano de Carla reitera que las autoridades tardaron cuatro días para empezar a investigar: “Sí porque todavía no estaba asignado a ninguna mesa para investigación. Una persona de ahí,  que de hecho no tiene un cargo especifico, es quien presionó y pasaron el caso a mesa; de ahí ya asignaron al judicial que lleva el caso”.

Las familia pidió a las autoridades que revisaran y rastrearan los dos celulares que llevaba Carla esa noche de sábado. Además también se ha solicitado que supervisen y pidan los videos de los bares.

En relación a las sabanas de llamadas quedaron de solicitar la orden del juez para obtener el historial tanto de ella como de su amigo, “pero de aquí a que las dan, ya va a pasar otra semana”, dice desilusionado el joven.

La familia sostuvo en días pasados una reunión con el Procurador, Raúl Arroyo.

“Él nos dijo que están trabajando en eso. Nos dijo que tengamos paciencia que las autoridades están haciendo su trabajo, que igual a lo mejor no van a la velocidad que nosotros quisiéramos, pero que esos procesos son así, y hay que esperar;  que hay cosas que no nos pueden  decir o poner al tanto para que no haya fuga de información”, platica el familiar.

Familiares, amigos y ciudadanos marcharon para exigir un alto a la inseguridad. Foto: Cortesía para SinEmbargo

EXTORSIÓN

La familia de Carla, particularmente su hermano Marco,  fue víctima de gente que se aprovechó de su condición y desesperación y los extorsionó. “Nadie se prepara para una situación así y pues sí me agarraron de lleno con todo este problema en la cabeza”, comenta.

La mañana del 26 de septiembre, Marco recibió una llamada. Eran entre las 8:30 -9:00 am. Una voz masculina le dijo que tenían a Carla Donaji, le narró una historia creíble y le pidió dinero. Marco recuerda las llamadas con claridad, dice que primero le pidieron un monto de dinero. Como pudo consiguió el dinero y realizó el depósito. Después esperó. Pero en el transcurso  de las horas y que no regresaba su hermana, se convenció que había sido extorsionado.

“Dos horas me esperé en Centro  y ya no me dieron respuesta,  fue cuando dije: ‘no pues ya me chingaron’, y me fui a la procuraduría”.

Poco antes de llegar a la Procuraduría recibió otra llamada, de otro estafador que ahora le pedía hasta 350 mil pesos.

Después de las llamadas de extorsión y por recomendaciones, acudió con el encargado del grupo anti secuestros en Hidalgo y le explicó la situación. Sin embargo, el funcionario le confirmó que no se podía catalogar como un secuestro sino como una extorsión.

La familia hasta el momento continúa en la búsqueda de la joven, y sin que haya incidimos de su paradero.

El pasado jueves realizaron una marcha donde fueron atendidos por el Secretario de gobernación de Hidalgo, Simón Vargas Aguilar.

“Nos dijo que harán todo lo posible por hallarla”, explica el hermano de Carla.

Finalmente, el familiar de la joven lanzó un llamado a la sociedad a poner atención a su alrededor y si tienen información fidedigna que de con su paradero la hagan llegar a las autoridades correspondientes. En tanto que a las autoridades mexicanas les pide “más humanidad” para tratar estos casos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.