Casi cualquiera puede tocar a AMLO, si lo desea, pero eso no es buenas noticias, necesariamente

Una mujer se hizo pasar por reportera y se lanzó sobre Andrés Manuel López Obrador para entregarle una petición. Antes, un hombre lo alcanzó cuando abordaba el avión. El Presidente de la República fue muy amable con ambos; a ella incluso la abrazó y le dio un beso. Pero esa no es una buena noticia en un país con niveles de violencia inédita y donde los cárteles se atreven a todo

Ciudad de México, (SinEmbargo). Hace tres días, en el Aeropuerto Internacional de Veracruz, un hombre se le acercó a Andrés Manuel López ObradorPresidente de la República, cuando estaba por abordar su vuelo. Quería entregarle un sobre. Y poco después, durante su segunda conferencia de prensa matutina, una mujer se hizo pasar por reportera para ingresar al Salón Tesorería de Palacio Nacional. Dijo que llegó hasta el mandatario gracias a la ayuda de “amigos”. Le entregó una petición, pero se lanzó sobre él sin que los elementos de la Ayudantía pudieran detenerla.

Casi cualquiera que lo desee puede alcanzar al Presidente. Pero eso no es necesariamente una buena noticia en un país en donde la violencia ha alcanzado niveles históricos y donde los criminales se han atrevido a más, y más, y más. Apenas la semana pasada, un grupo criminal, presumiblemente el Cártel Jalisco Nueva Generación, atacó el Consulado de Estados Unidos en Guadalajara. Y poco después habría sido autor del asesinado de seis agentes de seguridad estatal, allí mismo, en Jalisco.

Los analistas en seguridad, e incluso los analistas políticos, han sugerido al ahora Presidente desde la campaña que debe aceptar una protección más estricta. Pero López Obrador lo ha rechazado. Se siente seguro, dice, aunque recorre la ciudad muy temprano con un equipo leve y aunque a veces vuela con seguridad muy ligera, en aviones comerciales.

Hoy mismo, SinEmbargo le preguntó al Presidente de la República, durante la conferencia, si ha pensado reforzar su seguridad personal debido a que ha sido fácil para cualquier persona acercarse a él e incluso ingresar hasta Palacio Nacional, como ocurrió el martes. Dijo que no. No quiere, afirma, dejar el contacto directo con la gente.

“No quiero perder la relación con los ciudadanos, con el pueblo. No quiero que me cerquen. No quiero que me impidan mantener la comunicación con los ciudadanos. Sé también que hay riesgos, pero estamos actuando de manera responsable, buscando la forma de que haya seguridad, protección, que me cuiden, y que al mismo tiempo no me separen de la gente, para que podamos tener esa comunicación”, contestó.

El Presidente reiteró esta mañana que su equipo de Ayundantía lo seguirá cuidando. Foto: Cuartoscuro

López Obrador reconoció que es consciente de su responsabilidad como jefe del Ejecutivo y que varias personas de su círculo personal; familiares y amigos, así como miembros de la sociedad civil le han manifestado su preocupación por su seguridad.

“Yo no siento, no percibo ninguna amenaza. En verdad creo que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer. De todas formas, debemos de actuar con precaución por el encargo que tenemos, la responsabilidad que tenemos; ya estamos viendo este asunto. Me lo están planteando constantemente familiares, amigos, miembros de la sociedad civil, todos. Tanto por el afecto personal, como por la responsabilidad que el carácter de Estado que tiene la seguridad del Presidente, eso lo tengo muy presente”, dijo.

Entre las personas cercanas que le han manifestado su preocupación al Presidente está su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, quien publicó el 27 de noviembre en su cuenta de Twitter que estaba “más que de acuerdo” con que López Obrador esté debidamente protegido.

Daniel Asaf Manjarrez, en el encargado de la Seguridad y Ayudantía del Presidente.
Foto: Cuartoscuro

“¡Más que de acuerdo! Seguiremos insistiendo en la protección del futuro presidente porque es la investidura, no la persona la que hay que cuidar y proteger”, escribió.

López Obrador rechazó los servicios del Estado Mayor Presidencial y anunció que se incorporarían a la Guardia Nacional. Hoy durante la conferencia el Presidente de México presentó a Daniel Asaf, jefe de la Ayudantía que se encarga de su seguridad, y dijo que se tratan de 10 hombres y 10 mujeres.

“Sobre la seguridad hemos informado que tenemos una Ayudantía, aquí está el jefe de ayudantes Daniel Asaf. No estaba preparado, pero se los presento. Él coordina a un grupo de 10 mujeres y 10 hombres que forman parte de la Ayudantía del Presidente. Son profesionales ingenieros, médicos, comunicólogos, de todas las profesiones que se hacen cargo de apoyarme. Ellos van a estar siempre junto a mí y también los ciudadanos en general, incluido los soldados que son pueblo uniformado. Todos me protegen y me cuidan”, dijo.

LA MUJER QUE ENTRÓ A PALACIO

Ayer, durante el segundo día de las conferencias de prensa matutinas de Andrés Manuel López Obrador, una mujer que dijo ser de Sinaloa, se coló entre los reporteros para entregarle una carta de peticiones para los pueblos indígenas de su región.

Al concluir la conferencia de prensa María Arredondo Bernal se lanzó hacia López Obrador, sin que los miembros de la Ayudantía que se encargan de la seguridad del Presidente pudieran detenerla.

Luego de entregarle la carta, la mujer dijo a los medios de comunicación que representa a los indígenas de Sinaloa de Leyva que se encuentran en la marginación, sin acceso a los servicios de agua, luz, salud, educación y carreteras.

María Arredondo Bernal fue la mujer que entró ayer a Palacio Nacional. Foto: Cuartoscuro

Arredondo se hizo pasar por periodista para ingresar a Palacio Nacional para acercarse a López Obrador, debido a que, aseguró, no confía en sus funcionarios, senadores y diputados.

“Porque me han cerrado las puertas. No me contestan llamadas, ni Whatsapp, nada senadores, diputados federales. Tengo mucho tiempo pidiendo ayuda por todos los medios”, dijo.

–¿Por qué si dice que viene a nombre de los indígenas entró a la conferencia como un medio de comunicación? – se le preguntó.

–Porque tengo amigos y entre amigos nos ayudamos, y vale más tener amigos que dinero–contestó.

Lo ocurrido originó que miembros de la Ayudantía informarán a los medios que a partir de hoy se tomarían más medidas de seguridad y se colocarían dos filtros para ingresar a Palacio Nacional, pues han detectado a más personas que han intentado llegar hasta el Salón Tesorería, lugar donde López Obrador ofrece su conferencia matutina.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.