Coinciden catedráticos: observaciones de la ASF son un fuerte golpe a la credibilidad de la UG

Con información de Tere Segura y Alfonso Ochoa

Guanajuato, Gto.  Tras darse a conocer la falta de control interno en la Universidad de Guanajuato y el posible daño por más de 51 millones de pesos al erario, catedráticos y empleados de la máxima casa de estudios de la entidad consideraron que es un golpe muy fuerte para la credibilidad de la institución.

Foto: Archivo

En entrevista, maestros y empleados administrativos de la UG que aceptaron opinar sobre la información publicada por Zona Franca, coincidieron en señalar que la credibilidad y transparencia de la universidad está en duda, aunque dos de ellos argumentaron que habría que esperar y no hacer juicios apresurados, pues la misma contralora ha explicado que aún no es una determinación final y que el plazo para solventar las observaciones vence hasta el mes de octubre.

Más de 50 millones de pesos que ejerció la Universidad de Guanajuato (UG) se mantienen en el limbo. Se trata de un recurso público observado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) como parte de un posible daño al erario, tras revisar el ejercicio fiscal de 2016

Como ha sido una constante, quienes aceptaron expresar su opinión, pidieron no publicar sus nombres, incluso los que manifestaron su apoyo a la contralora de la UG, Adriana de Santiago.

“El momento político del país nos da la oportunidad histórica de tener mejores instituciones y autoridades, mejores representantes sindicales, para un gremio tan comprometido como somos los universitarios; estamos en el momento para hacer mejor las cosas, para que se transite a un verdadero ejercicio transparente de la función pública”, dijo uno de los entrevistados, quien pidió que se diera oportunidad a las autoridades universitarias de aclarar las cosas y juzgar hasta que se cumpla con los términos legales.

Otro de los entrevistados, señaló que lo determinado por la ASF, se refiere al ejercicio del actual rector Luis Felipe Guerrero Agripino, y que aunque la contralora Adriana de Santiago, sin decirlo directamente pretenda librar el problema achacándoselo a un periodo en que ella no era contralora lo cierto es que se generó en la rectoría de Guerrero Agripino.

Quien tendrá que aclarar el problema es Jorge Romero Hidalgo, Secretario de Gestión y Desarrollo de la Universidad, pues además la mayor parte del recurso que no está justificado se habría entregado a las asociaciones sindicales, señaló.

Foto: Especial

El entregar el recurso a las asociaciones sindicales se entiende que fue por una decisión de nivel máximo, del propio rector general de la UG., y no que son recursos que no se justificaron en la operación de los campus de la universidad, pues casa campus tiene su coordinador administrativo, se señaló.

Además, hay que recordar que a la llegada del doctor Luis Felipe Guerrero Agripino a la rectoría general de la UG., las relaciones con las asociaciones sindicales pasaron ser muy tersas., como fue en el asunto de la modificación al sistema de pensiones de los trabajadores de la institución, por eso incluso esto se puede prestar a que se piense mal y si no se logra solventar las observaciones hechas por la ASF el tema podría tornarse aún más escandaloso.

Con el anterior contralor, el contador Benito Silva Lule, había disciplina administrativa, él que mejor se jubiló a la llegada del doctor Guerrero Agripino, pues el contador Silva Lule había sido muy estricto con el manejo del presupuesto del campus Guanajuato, siento rector de ese campus el mismo Guerrero Agripino.

Lo que es un hecho es que tendrá que haber austeridad en el ejercicio del presupuesto, incluso sé que la rectora del campus Guanajuato, doctora Teresita Rendón Huerta, ya dio instrucciones en ese sentido, comentó otro de los entrevistados quien aseguró que en cada evento de inauguración de exposiciones se gastan diez mil pesos; habrá que ver si el rector Guerrero Agripino rinde otra vez un fastuoso informe de gobierno, apuntó.

Yo fui representante sindical por más de diez años, y te aseguro que todo el recurso que se asigna a la asociación sindical del personal académico, se justifica, por lo que habría que esperar a que Adriana de Santiago solvente las observaciones que se le hacen a la UG., si no se puede cumplir con las exigencias que está haciendo la ASF, entonces si vamos a estar en un verdadero problema, en el que ya se está pues obtener una calificación de 33 de cien puntos posibles no es precisamente el mejor de los escenarios.

5 Comentarios
  1. Alberto dice

    No queremos a este Rector. Esperábamos tanto y resultó peor que Cabrera. JOSÉ Manuel por lo menos sabía obtener recursos. Agripino nomas sabe gastarlo. Que no repita clamamos los universitarios que nos hemos visto inundados y oprimidos por sus amigos

  2. mary paz hdez dice

    Habrá que hacerle una auditoria patrimonial al lider sindical Victor Jiménez, sus propiedades están a nombre de toda su parentela y hasta el perro tiene casa y seguro está en la nómina. No corresponde su sueldo con su patrimonio. Es un abuso que nadie quiere denunciar.

  3. Mary chuy dice

    seguro es la gratificación por la aceptación del plan de pensiones!!

  4. Javier dice

    El Rector es un simbolo de corupcción.

  5. Maestro UG dice

    Una muestra de la gran corrupción en la UG. Contratos a cuates, profesores que no dan clase y cobran, atención en Red Medica a personas que no tienen derecho, viajes y gastos superfluos y un largo etcétera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.