Colectivo Antitaurino se manifiesta en clase pública del torero Diego Silveti, en León

León, Gto. Luego de que el matador Diego Silveti ofreció una clase pública de toreo para menores de edad, el colectivo Guanajuato Antitaurino se manifestó en el Arco de la Calzada y rechazó el espectáculo.

De manera pacífica expresaron su rechazo a las corridas y lamentaron que menores de edad estén incluidos en estas prácticas.

Foto: especial

Niños se inculcan violencia

Erika Alcocer, representante de la sociedad estatal animalista mencionó que hay instancias a nivel mundial como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que rechazan la violencia que desde temprana edad a los menores se les inculca la tauromaquia como un arte.

“La violencia que se le inculca a un niño al mostrarle que es decente y que es permisible el asesinar y lastimar a un animal, no es lo que queremos, estamos buscando una infancia sin violencia para que el día en que sean adultos tampoco sean personas violentas”, opinó la activista.

La activista refirió que aunque legalmente los toreros no son ‘asesinos’, para los ambientalistas toda persona que violenta un animal sí lo es.

De manera pacífica al cierre de la demostración del torero originario de Irapuato, los miembros del colectivo mostraron cartulinas y pancartas en contra de la tauromaquia.

Erika comentó que era una tontería defender la fiesta brava en el estado de Guanajuato y que la protesta pacífica será su forma en la que ‘incomodarán’ tranquilamente ya que siempre van estar en contra del maltrato animal.

Foto: especial

Cabe hacer mención que el próximo 12 se realizará la tradicional guadalupana y los menores que asistieron a la clase práctica entrarán gratis a la plaza de toros, siempre y cuando vayan acompañados de un mayor de edad.

Vulnera derechos de niños y adolescentes

Gustavo Lozano, defensor de los derechos humanos, dijo que la tauromaquia era un retroceso ya que ‘el municipio promociona, ayuda y facilita’ que las corridas de toros ocurran en León.

El activista mencionó que en otros estados se prohíbe la entrada a menores de edad y que en ‘el gobierno municipal apoya el evento que ha sido considerado en siete ocasiones distintas por el comité de los derechos del niño como un espectáculo que vulnera derechos de niñas, niños y adolescentes’.

Torear es un arte

Durante las palabras que ofreció el torero a los asistentes se encontraron las anécdotas que le ha dejado estar en la plaza con los toros y lo apasionante que significa cada corrida en su vida.

Diego Silveti, comentó a los asistentes que los toros no son asesinados sino que ‘morían en la plaza’.

 

Foto: especial

“Los toreros somos seres humanos no tenemos la claridad de ideas o la capacidad de hacer las cosas como nosotros quisiéramos pero nunca el torero va con ese afán a la plaza, puede pasar es la emoción que hay en la fiesta, puede ser un algarabía inmensa, un jubilo, la gloria, pero también puede ser lo contrario y uno es consciente y se siente frustrado, mal pero lo que busca es entregarse y ser capaz de satisfacer al público y así mismo”, mencionó.

“En la sociedad actual las ciudades han crecido tanto que se han alejado del campo y alejarse pierden la noción del rol de los animales… la fiesta brava tiene lo suyo y si no existiera, mucho de lo que existe en la naturaleza no existiría si no fuera por los toros”, comentó.

Dijo que más allá de un estilo de vida el torero expone la vida y que la razón de arriesgarla es porque es lo que más ama del mundo.

“Ser torero es la forma en la que yo puedo trascender en mi vida es algo que Dios me dio para poder dar un ejemplo, expresarme como ser humano, como artista poder intentar agradar, emocionar y que la gente pueda tener una  buena imagen o sensación de mí”.

Aseguró que la fiesta se ha mantenido porque hay verdad, sacrificio, disciplina y valores que se han perdido en el mundo pero que en el toreo se conservan y que por lo tanto eso valía el jugarse la vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.