Criminalidad desaforada

El crimen organizado avanza sobre nosotros porque estamos desorganizados.

Y la que supondríamos organización institucional para defendernos anda del nabo. Efectivamente, el gobierno (el que se va y el que llega-continuación del mismo-) no atina a dar una en el combate a la delincuencia.

Ah, pero ya el jefazo político mandado por Morena reunió en torno suyo a quienes él supone algo tienen que decir sobre Guanajuato ensangrentado: para enfrentar al crimen, ¡un foro! Sí, una reunión de todos los que están encargados de algún aspecto criminógeno con ya saben quién. Mientras los criminales tienen éxito tras éxito, nuestros gobernantes de foros devanarán sus sesos para exponer: que hay que cambiar las leyes, que los gobiernos asuman sus responsabilidades, que Pemex combata al huachicol, que más dinero para comprar y contratar, que más capacitación, que si mando único sí o mejor no, que vengan las fuerzas armadas todas con tanquetas, aviones y barcos; que se eduque en valores y hasta que encomendemos al estado al Sagrado Corazón. Los proveedores de tecnologías y artilugios seguro tendrán un papel destacadísimo: tienen que vender sus juguetes para “blindar” al territorio, y para ello ya andarán cabildeando con los nuevos que llegarán a intentarlo de nuevo. Más dinero público para combatir los negocios rojinegros.

En la administración pública mexicana es norma que cuando no quieras o puedas resolver un asunto, pues organizas un foro, luego un comité o comisión que se encargue de elaborar proyectos de todo tipo, desde reglamentos para el funcionamiento del organismo, hasta la activación de los recursos. Lástima que cuando el tiempo nos alcanza, otra vez mentirán: “aquí no hay crimen doloso, puro culposo”. Y la culpa es nuestra, para variar…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.