CUARTO DE GUERRA 7 octubre 2018

  1. EL OBLIGADO DEBATE POR LA PERMANENCIA DE ZAMARRIPA
  2. MURILLO, EL CONFLICTUADO ASESOR
  3. RICARDO VILLARREAL SE CUELA
  4. ANGÉLICA CASILLAS CON UN PIE FUERA DE SAPAL
  5. LA ARDUA COYUNTURA DEL INICIO DE LAS ALCALDÍAS
  • Continuidad o continuismo en la ciudad zapatera
  • Ortiz desencuentros en la antesala
  • Incertidumbre en Salamanca
  • Indefiniciones de Elvira en Celaya
  • La incendiada zona Laja Bajío
  • Ciudad capital y el desorden
  • En Dolores Hidalgo las acusaciones

  • SMA: Villarreal ante el descrédito

  1. HASTA SIEMPRE, DON GUSTAVO SAGGIANTE

 

EL OBLIGADO DEBATE POR LA PERMANENCIA DE ZAMARRIPA

El Congreso de Guanajuato se encuentra, una vez más, ante circunstancias que le requieren la imprescindible autonomía que le dota el poder público.

Es un hecho que la ratificación de Carlos Zamarripa al frente de la Procuraduría General de Justicia, decidida por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez, indignó, confrontó, desilusionó y terminó por desquiciar a la opinión pública especializada y no especializada.

¿Ratificar a uno de los funcionarios principalmente responsables de la violencia desbordada en Guanajuato? Simplemente incomprensible.

Lo cierto es que Diego Sinhue planteó la permanencia del procurador como una “propuesta”, en aquel inefable comunicado de prensa donde anunció su determinación. Se asumió entonces que el procedimiento de rigor sería el debate y la votación ante el pleno del Poder Legislativo.

Pero en esta misma semana los argumentos legaloides se filtraron como una suerte de justificación: no sería necesario debatir y votar la ratificación de Zamarripa; la ley dice que eso se requiere cuando se nombra a un “nuevo procurador de justicia”. Este no lo es, seguro. Ya tiene nueve años en el cargo.

El artículo 17 de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo a la letra dice en el segundo párrafo:

El procurador general de justicia será nombrado por el gobernador con la ratificación del Congreso

En tanto, la Ley Orgánica del Ministerio Público en el artículo 20 señala:

El Procurador será nombrado por el titular del Poder Ejecutivo, con la ratificación del Congreso del Estado y podrá ser removido libremente por aquél. En los casos de renuncia, remoción o ausencia definitiva, el titular del Poder Ejecutivo designará un encargado del despacho en tanto el Congreso ratifica el nuevo nombramiento.

Para ser claros. Si la ley no obliga a votar la permenencia de Zamarripa, tampoco impide que los diputados tomen en sus manos su función evaluadora fundamental; el contrapeso de los poderes para equilibrar las decisiones de interés público.

Es de esperar, como ya lo han expresado, que los diputados del PAN se nieguen a activar el mecanismo parlamentario de la ratificación del procurador ante el Congreso, pero entonces el papel de la oposición se vuelve vital.

Es la hora de que los miembros de Morena, Partido Verde, PRI, Movimiento Ciudadano, PT, PRD y Panal, hagan valer, ya no digamos la autonomía del legislativo, sino la que significa ser oposición. Es en estos momentos, que el debate es irrenunciable.

Según el camino marcado, será la Comisión de Justicia la que defina la pertienencia de solicitar o no, la comunicación al Poder Ejecutivo para conocer, de manera formal, su propuesta para mantener al mismo procurador que ha estado en funciones desde el 2009. Desde ahí sin duda, veremos el talante de los nuevos representantes populares.

MURILLO, EL CONFLICTUADO ASESOR

El que sirve a dos amos, con uno queda mal. Así dice un dicho popular y así de mal está quedando Juan Carlos Murillo, el asesor “independiente” que fue contratado por el Fideicomiso para el Fortalecimiento de la Seguridad Ciudadana en León (Fifosec) para desarrollar el “Proyecto de Convergencia Estratégica”.

En noviembre del año pasado, Juan Carlos Murillo fue contratado por el Fifosec, en su calidad de presidente de la empresa Oxford Leadership Group y por tanto, como un asesor independiente. El compromiso que asumía este personaje, era hacer análisis y evaluaciones que permitieran el fortalecimiento de las estrategias de seguridad en este municipio.

Unos meses después, justo en el arranque de las campañas políticas, Juan Carlos Murillo fue presentado como asesor del entonces candidato y ahora gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Algunos empresarios, entre ellos el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, José Arturo Sánchez Castellanos, han señalado que este acuerdo ya invalidó el carácter de “independiente” que debía mantener Murillo.

Y sí, todo parece indicar que por andar sirviendo a dos amos, Juan Carlos Murillo ha preferido quedar bien con la “plana mayor” y descuidar las obligaciones que adquirió con el Fifosec, pues ha transcurrido casi un año y los entregables no han llegado al Fideicomiso, por tanto, no se ha podido comprobar el trabajo, ni avanzar en lo acordado.

Lo malo es que a Murillo se le contrató por tres años y todavía es peor, cuando el contrato se fijó por un monto de 9.2 millones de pesos, que es una cifra bastante elevada y queda gigante si se toma en cuenta que no hay mucho trabajo de por medio.

Ahora lo siguiente será saber si Juan Carlos Murillo continúa o no como asesor del Fifosec, o de plano, si prefiere seguir asesorando al gobierno que encabeza Diego Sinhue.

RICARDO VILLARREAL SE CUELA

Sin tantos espacios para repartir, Acción Nacional se vio envuelto en el dilema de las asignaciones en las comisiones legislativas de San Lázaro. Ni siquiera se trata de una confrontación de grupos, simple y llanamente no hay en esta ocasión presidencias a manos llenas.

Es precisamente por estas limitaciones que la selección de los cuadros tendría que ser rigurosa. La coordinación general de la bancada encabezada por Juan Carlos Romero Hicks pareció asumirlo pero él no es el partido.

Es así que, con una de las más cortas trayectorias que hay en el grupo parlamentario del PAN, Ricardo Villarreal logró colarse como presidente de la Comisión de Federalismo y Desarrollo Municipal. En su haber existe otra diputación federal y dos años y medio como alcalde de San Miguel de Allende.

Quizá pesa más la relación pública que se hace con su hermano Luis Alberto Villarreal García, quien precisamente fue líder de bancada en la LXII Legislatura. La tristemente célebre por sus excesos en la playa y los escándalos de corrupción.

Pero más allá de los nexos familiares, el perfil contrasta con perfiles como el de Ernesto Ruffo Appel o Marcela Torres Peimbert, entre los que no fueron considerados. O bien, con otros que si recibieron el nombramiento como Patricia Terrazas Baca que quedó al frente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, la más importante que obtuvo el PAN.

Incluso el otro nombramiento para una guanajuatense se recibió con buenos ojos como el de Pilar Ortega Martínez en la Comisión de Justicia, quien fue suplente de Alonso Lujambio en el Senado y asumió la titularidad al fallecimiento de este. También fue diputada federal entre 2006 y 2009 y fue la última titular del Secretariado Ejecutivo Estatal de Seguridad Pública.

Por eso entre todo este panorama llama la atención el empecinamiento en colocar a Ricardo Villarreal al frente de una comisión, sobre todo, una como desarrollo municipal que en buena medida toma decisiones cruciales para la asignación de recursos públicos. Algo que sin duda pone a temblar a muchos.

ANGÉLICA CASILLAS CON UN PIE FUERA DE SAPAL

Las condiciones en las que Angélica Casillas llegó el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal) ya de por sí eran complejas. Una paramunicipal acostumbrada a administrar la abundancia, ha perdido la brújula en medio de los intereses particulares y la negligencia directiva.

El papel del Consejo Directivo era central en el debate público. Las decisiones que emprendía el órgano rector eran cruciales no sólo para la dirección, sino para la operación completa de la paramunicipal. Las fallas se volvieron, en esa medida, parte de su responsabilidad.

Con la renuncia del empresario Pedro González como presidente y del contador Leonardo Lino como director general, el preocupado aparato panista local, fijó su mirada en la entonces diputada local Angélica Casillas como una opción viable por perfil y cercana como figura política. Fue sólo con ese empuje que fue prácticamente asignada en el organismo operador.

Desde el inicio la relación con Consejo en el que predominaría la resistencia, fue conflictiva. Las reformas que pretendió implementar trastocaban la influencia de los representantes que recalcaban una y otra vez su “carácter honorífico”. El empuje político era evidente en Casillas pero no suficiente para sanear la situación.

Las reformas en el reglamento interno se lograron, junto con la salida de varios funcionarios que chocaron con la nueva directora general, pero la relación con el órgano rector no ha logrado la certidumbre.

Tal es el desgaste generado, que al rescate llegó el gobernador Diego Sinhue, quien de último momento frenó el cese de la arquitecta Concepción Gutiérrez García como directora de la Comisión Estatal del Agua para dejarla como encargada de despecho. Ahora se habla del regreso de Angélica Casillas a esa dependencia.

No se sabe a ciencia cierta que le depare a Sapal, lo cierto es que las asperezas dentro del órgano directivo comenzaron a ser evidentes. Comenzaron a permear incluso fuera de la paramunicipal al grado de rebelarse contra políticas de transparencias instruidas por el propio alcalde Héctor López Santillana como el 3de3.

Angélica Casillas está por reencontrarse en la CEA tras una caótica aventura en Sapal. Quién lo hubiera dicho.

LA ARDUA COYUNTURA DEL INICIO DE LAS ALCALDÍAS

  • Continuidad o continuismo en la ciudad zapatera

La ciudad más grande y poblada de Guanajuato está por arrancar otro trienio con Héctor López Santillana en la presidencia municipal.

Con el descrédito que implican los altos índices delictivos, el gobierno leonés asumirá una continuidad que ha comenzado por ajustar cuadros que procuraron más controversias que soluciones, como el director de Gestión Ambiental, Ricardo de la Parra Barnard.

Pero hay otras carteras en las que las señales no hablan de correción. El lanzamiento de modelos policiales en el tema de la seguridad, habla más de un logro de la sociedad civil y el sector empresarial, que insistieron en la apertura a proyectos externos existosos. La ratificación de Luis Enrique Ramírez como Secretario de Seguridad Pública no completa esas correciones en el rumbo.

Por otro lado, la inminente salida del Tesorero, Gilberto Enríquez, es muestra del quiebre con esa área que chocó con figuras como la del director de Desarrollo Institucional, Enrique Sosa, que ahora tomará su lugar.

En tanto, en la Secretaría del Ayuntamiento se habla de la permanencia de Felipe de Jesús López Gómez, como del caso de la Dirección Obra Pública en la figura de Carlos Cortés.

Sin cambios consistentes a excepción de la seguridad, es entonces cuando las expectativas de mejores resultados se vuelven limitadas.

  • Ortiz desencuentros en la antesala

Vaya forma de iniciar su gobierno. El alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez desconoció a Alejandro Sánchez García como su dirigente municipal del PAN, porque Sánchez antes de las elecciones quiso imponer a gente en la planilla, incluso hizo una campañita al interior del PAN para postularse y perdiendo el piso se reunió con la excandidata del PRI, Yulma Rocha.

Esto último el PAN no lo perdonó. Envió a José Luis Acosta como delegado especial y Ricardo ganó esa partida. La dirigencia municipal se hizo tan pequeña que no será necesario el aval de Alejandro Sánchez para designar al coordinador de la fracción que, pésele a quién le pese, será Jaime Morales Viveros.

Sin embargo el problema que se avecina es la falta de experiencia política en el Ayuntamiento. Esto ayudó a fortalecer la autoridad de Ricardo Ortiz, pero el problema es que ahora será el solo quien saldrá a confrontarse con la sociedad. En una de esas Gerardo Padilla y Karen Guerra del PRI logran sumar fuerza con la otra oposición de Morena y la regidora independiente.

Aquí habría una verdadera oposición que si se suman serán el dolor de cabeza de Ortiz.

  • La incertidumbre en Salamanca

La alcaldesa electa por Morena, Beatriz Hernández Cruz, llega a la administración con el argumento de no saber en qué condiciones le dejarán Salamanca. El tema es que la demanda y exigencia de los salmantinos por la seguridad, es clara e impaciente.

La expectativa es alta, sin embargo aún no se ve una claro objetivo; ha dicho que la honestidad será su bandera, pero es claro que se necesitará más cotundencia para temas como los ambientales, desarrollo social y seguridad.

Los salmantinos requieren una respuesta pronta, más cuando estuvo cómo regidora en los tiempos de Justino Arriaga, y como diputada local del PAN.

  • La indefiniciones de Elvira en Celaya

Con la presidenta muncipal electa de Celaya, Elvira Paniagua Rodríguez, es la primera administración panista en muchos años, que se ve vulnerable en el sentido de no tener mayoría en el Ayuntamiento. Tan es así, que se vio obligada a negociar y consultar algunos nombramientos del gabinete.

Esto ha originado que a cuatro días de tomar el cargo no estén al cien por ciento los nombramientos, ni definidos.

Como la de la tesorera muncipal María de Lourdes Herrera Rodríguez, quien simpatiza con Morena, y a quien los regidores de esta fracción buscaban que fuera la próxima contralora, pero fue ratificada en su puesto. Llegaron al exceso de presentar el currículo de Jorge Acuña Dávalos, como director de Policía.

Por su parte los regidores independientes propusieron al actual Secretario del Ayuntamiento Francisco Montellano Rueda para ocupar la dirección de movilidad o tránsito y policía vial, pero tampoco se ha definido.

Por lo pronto, Roberto Hugo Arias García, será el próximo secretario del Ayuntamiento, lugar que ya ocupó en otras administraciones.

  • La incendiada zona Laja Bajío

Los presidentes municipales de la región – Laja Bajío, recibirán sus administraciones en medio de un grave ambiente de inseguridad, tanto en delitos de alto impacto como del fueron común.

Los alcaldes de esta región esperan que el golpe de timón que daría el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en materia de seguidad los alcance, la complejidad radica en las divergentes coyunturas que presentan.

Por un lado las ciudades penetradas, por una vía o por otra, por grupos criminales se han visto expuestos de forma brutal. Cortazar, Villagrán, Juventino Rosas, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, por decir algunos, enfrentan este serio y demoledor problema.

Por otro, la disputa entre presuntamente dos grupos delictivos  para controlar  el territorio, ha dejado cientos de muertos, como en Acámbaro, Jerécuaro, Coroneo y Salvatierra.

El papel que jugarán estos municipios, con limitados recursos y graves casos de violencia, será crucial para vislumbrar a donde apunta la guerra de cárteles para entre el final de 2018 y los inicios de 2019.

  • La ciudad capital y el desorden

El gobierno de Edgar Castro Cerrillo será recordado por las malas decisiones que tomó durante su trienio, y que sin duda, dejaran una deuda muy grande a los capitalinos. Y no precisamente la de los 110 millones de pesos que buscaba para construir un estacionamiento, pues nunca le salió.

Edgar Castro arrancó su administración divorciado de un Ayuntamiento, el máximo órgano de la administración, y así la va a concluir. Gobernando solo hasta el último minuto y acumulando pendientes sin resolver, o queriéndolos resolver en los oscurito.

Nunca tomó en cuenta a los síndicos y regidores para tomar decisiones importantes que marcarían el rumbo de la administración.

Así como rescató a su partido, así lo llevó a la derrota en las pasadas elecciones; una derrota que duele a líderes priistas de la capital, quienes se dice planean una conspiración contra Edgar Castro.

Basta recortar algunas de las decisiones tomadas unilateralmente que llevaron a la perdición no solo a la administración también a la capital:

El acomodo en direcciones generales de sus amigos (de Edgar Castro por su puesto) algunos que se volvieron casi intocables y protegidos como Ludovico Mata, José Luis Rivera “El Goma” Carlos Morrill y el todavía funcionario, intocable por cierto, Efrén López Rodríguez.

Otros hechos que cobran relevancia son la opacidad con la que se manejaron los recursos públicos, como la asignación a medios de comunicación, que tuvo poca transparencia, incluso al interior del Ayuntamiento.

El resultado de todas esas decisiones serán la herencia de Edgar Castro para Alejandro Navarro: una capital sucia, una capital insegura, una capital donde los reglamentos son letra muerta, una capital donde el cuidado y protección del patrimonio no son prioridad, una capital desordenada y abarrotada de comerciantes.

  • En Dolores Hidalgo las acusaciones

Entre acusaciones y falta de oficio político de la administración entrante, Dolores Hidalgo dará paso a la alternancia que no necesariamente es garantía de un mejor destino para sus pobladores.

Juan Rendon López alcalde saliente del Partido Acción Nacional, intentó de manera infructuosa la reelección, en su lugar llega Miguel Ángel Rayas Ortiz del Partido Revolucionario Institucional quien en días pasados reprochaba de manera airada las vicisitudes que su equipo de transición ha pasado, lanzando amenazas antes de tiempo, solo como presunción de hechos que su equipo ha percibido.

Lo anterior refleja la falta de oficio político del alcalde que sale y del que entra. En el primer caso la cerrazón y en el segundo las acusaciones airadas.

Miguel Ángel Rayas en lo particular se ha hecho acompañar por un numeroso equipo de personas, entre las que colaboraron  con el exalcalde Adrián Hernández Alejandri, con quien se ha lanzado a presuponer antes constatar cualquier anomalía, lo cual se antoja difícil ante la falta de vínculos con su partido en lo local, estatal y federal.

  • SMA: Villarreal ante el descrédito

En San Miguel de Allende Luis Alberto Villarreal García recibe la estafeta entre familia, en una elección donde aún algunos opositores de la contienda electoral han decidido agotar el último recurso de impugnación.

El nuevo alcalde panista en los últimos días ha estado visitando las múltiples comunidades que integran el municipio. No así la cabecera municipal donde su imagen luce deteriorada.

Pero precisamente en las zonas rurales donde, de acuerdo con los que han solicitado la anulación de la elección, se documentaron la mayor cantidad de anomalías y el día de la elección municipal.

Casillas rurales casi “zapato”, la entrega de recursos materiales o el acarreo de votantes, son elementos por observar, en el último recurso de impugnación que espera respuesta ante la última apelación del dictamen entregado al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

HASTA SIEMPRE, DON GUSTAVO SAGGIANTE

Este fin de semana, el baloncesto mexicano está de luto y lo está todo el deporte leonés, porque uno de sus principales impulsores ha dejado este mundo a sus 84 años de edad, Gustavo Saggiante López, el “Lechuguero” mayor.

Y es que, a pesar de no ser leonés de nacimiento, su compromiso y pasión por el deporte ráfaga era algo que se podía sentir a flor de piel cuando compartía su vasto conocimiento, mismo que le permitió ser asistente en los Juegos Olímpicos de México 1968 y posteriormente coach en Montreal 1976.

Pero más allá de su sapiencia en el basquetbol, había que rescatar el lado humano, de un hombre que, hasta los últimos días de su vida, acudió al Domo de la Feria para ver a los que alguna vez fueron sus máximos rivales, las Abejas, ahora de León, todo por amor a su deporte, por impulsar que siga teniendo un espacio en una ciudad que es más que futbolera.

En tiempos de indiferencia absoluta, “Don Gus” no perdió la fe en que su proyecto, Lechugueros, podría crecer y ser prolífico, trayendo jugadores importantes, gente de selección nacional y extranjeros que buscaban hacerse de un nombre de la LNBP.

Como todo responsable de un equipo profesional, no estuvo exento de polémicas, juicios, enojos y momentos complicados, con un equipo que en muchos momentos dejó de ser un negocio rentable, pero eso no era un pretexto para desistir.

Don Gustavo, con su singular forma de hablar, trato amable y educado, era una persona que nunca quiso el protagonismo por encima de su equipo o su deporte.

Hoy la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), su presidente Sergio Gamen y en general el gremio del Básquetbol lloran la partida de un hombre que dio su vida por buscar un espacio para su deporte, una persona que dejó un legado en la duela, ahí desde donde le gustaba ver a sus Lechugueros, a su equipo de León.

 

*CUARTO DE GUERRA es una columna realizada con la colaboración de los reporteros y editores de Zona Franca

1 comentario
  1. antonio dice

    Primero zamarripa va a ser ratificado y el congreso ya tiene la orden. Que dio miguel Márquez, y con la recomendacion de tobin brasley. Esto para que quien domine en guanajuato sea el cartel santa rosa, y de eso el titere de duego shinue, tiene que aceptar, en cuanto al nombramiento de ricardo villareal no es nuevo, si el y su hermano son dueños de san miguel, con la complicidad del pan prontovseran de guanajuato,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.