Desabasto de agua en León: vecinos desesperan y Sapal sin explicaciones; ‘es falla de directivos’: ex consejero

Hay colonias con más de 15 días de servicio irregular en la temporada de más calor; los nuevos funcionarios carecen de habilidades técnicas, señala Eugenio Martínez

León, Gto. Vecinos de distintas colonias de la ciudad de León denunciaron la falta de agua en sus domicilios por parte del servicio del Sistema de Alcantarillado y Agua Potable de León (SAPAL), desde hace más de 15 días.

Ante los abundantes reportes que realizan los vecinos la respuesta por parte de la dependencia, varía tanto para los denunciantes de sus domicilios particulares como para  los demás habitantes de las colonias donde se presenta la penuria.

Sin embargo, para el ex consejero del organismo y ex síndico del Ayuntamiento, Eugenio Martínez, los problemas se derivan de la falta de conocimiento del actual personal directivo de la paramunicipal, quienes carecen de habilidades técnicas para gestionar los problemas del servicio.

Una pipa de agua que va surtir un servicio. Fotos: Jorge Hernández

La crisis de abasto de agua ocurre en una de las temporadas con mayor temperatura que se ha tenido en la ciudad y cuya dependencia señala que las irregularidades se ocurren debido al incremento en la demanda del servicio por la temporada de calor, asegurando que su personal trabaja para redireccionar agua de otros sectores a fin de lograr el abastecimiento.

Para solventar el agua los afectados recurren a servicios de pipas de agua, a llenar tambos y otros hasta compraron un tinaco para sobrevivir a la escasez.

Zona Franca realizó un recorrido en distintas colonias de la ciudad donde sus vecinos aseguraron tener más de dos semanas sin agua, como en Balcones de la Presa y en Alameda de la presa, ubicadas en la zona norte de la ciudad.

Los entrevistados platicaron que la incertidumbre sobre el servicio les preocupa ya que la falta de agua se presenta en Balcones de la Presa, pero en los límites de otras colonias como Las Tiritas o Valle de los Castillos, el servicio se presenta con una ligera regularidad.

Doce días sin agua

Un comerciante de una papelería de la colonia Balcones de la Presa dijo que desde hace doce días presenta la falta del servicio en su negocio, ubicado sobre la calle Paseo de la Presa y en su domicilio, ubicado en la misma zona.

“Nosotros no la pasamos haciendo reportes a SAPAL y lo único que nos dicen es que no hay presión y que los pozos están bajos de niveles, que no hay presión y que nos van a mandar en la tarde cuando los niveles se restablezcan, pasa la tarde, un día, otro y nunca nos llega el agua, después nos mandan pipas pero parece uno limosnero siguiendo la pipa con un botecito porque no te quieren dar agua”, opinó Leonardo Huerta.

El papelero aseguró que en todos los reportes las respuestas son las mismas y que ante esto, han tenido que recurrir a solicitar pedidos de pipas de agua, externas a SAPAL, con un costo aproximado de los 150 pesos.

Ni en su negocio, ni en su casa tiene agua.

“El tinaco lo cobran a 150 pesos, ¿cuánto nos puede durar? Se pone a lavar mi esposa y en una lavada se termina el tinaco, no hay ni agua para lavar y entonces siempre ha sido lo mismo, aquí la cuestión es que nos dejan sin agua pero el recibo llega igual, no le baja, o no dice SAPAL, que no me va cobrar este mes porque no tuvimos agua, el recibo siempre llega el mismo monto, nunca llega menos y creo que hasta llega más caro”, opinó el vecino.

Dijo que en sus cinco años ha presentado esa problemática y que ‘es todo el año, no nada más en tiempos de calores’, asegurando que al menos seis veces por año se quedan sin agua.

En su domicilio tuvo que llenar botes de agua pero debido a que la presión era poca de la que salía de la llave, pocos contenedores logró llenar, al igual que sus vecinos, que algunos de ellos, tuvo que acarrear botes con agua debido a que la presión no es suficiente para abastecer su tinaco.

“Ayer salió agua pero teníamos 12 días sin ella, en la acera de enfrente sí hay agua, yo le digo a la muchacha de SAPAL: ‘bueno, ¿por qué motivo no distribuyen bien el agua? Me dice que es otra línea pero no la distribuyen bien”.

Tinaco nuevo

El tinaco nuevo.

Debido a que los afectados en la colonia Alameda de la Presa son familias de aproximadamente cuatro a seis integrantes, los responsables de las familias además de los gastos que conllevan las pipas de agua, han tenido que llegar a otras medidas para solventar su consumo de agua, al grado de comprar un tinaco nuevo.

Con un valor de mil 800 pesos, el señor Luis Heriber Velazquez, desembolsó en una tienda de la ciudad el dinero para comprar el tinaco ya que en Alameda de la Presa, los vecinos llevan, al menos 15 días sin agua.

Su esposa platicó que el los operadores de las pipas le cobran 100 pesos por llenar el tinaco y que tan solo en esta semana tuvo que solicitar el servicio en cinco ocasiones.

“Me dicen que hay bajos niveles de agua, que lo van a checar y nos aseguran y juran que en la noche va ver suficiente presión y como nosotros estamos en la parte alta de la colonia, no nos llega, son gastos que sacan de piso”, platicó la esposa de Luis.

El recibo de SAPAL y sin agua.

Otro vecino de la calle Alameda Esmeralda de nombre Guillermo Romo, dijo que toda la semana los han dejado sin agua, que el medidor marca el consumo, y que de los grifos no sale agua sino aire.

“Cuando reportamos nos dijeron que no sabían el porqué de la escasez que lo más probable sería que estuvieran reparando un ducto donde hubiera una fuga pero ya es casi todo el mes, sino es que más en el que estamos sin agua”.

Respecto a la información diferente que les brindan los empleados de SAPAL a sus vecinos, Guillermo dijo que ‘ni ellos saben el porqué de la escasez’.

Quince días sin agua

Ruth Zuñiga, se encontraba limpiando su casa con agua que tenía en cuatro pequeñas garrafas contenedoras con capacidad para 20 litros llenas de agua, que pudo llenar anoche cuando se regularizó por un momento el servicio.

Las garrafas con agua lucen afuera de la casa.

Ella contó que tenía 15 días sin agua y que hasta ayer cayó agua en la madrugada, ‘pero muy poquita y no alcanzaba a subir al tinaco’.

“El sábado pasado pedí pipa, me cobró 150 pesos y creo que son como 100 litros, me dijeron en SAPAL que el pozo no alcanzaba a abastecerse y que se iba a restaurar en cuatro días, pero ya se pasaron a quince”, platicó Ruth.

Respuestas diferentes

A los vecinos de la colonia La Martinica, también les sorprendió el desabasto de agua en sus domicilios.

Esta semana Zona Franca dio a conocer que vecinos de la colonia denunciaron que no tenían agua en sus domicilios y que la respuesta de la dependencia era diferente para cada uno de ellos.

Además, los afectados aseguraron que la dependencia envió pipas de agua pero que fueron rechazadas por los vecinos debido a que ya se habían surtido de agua con un particular.

No salía agua de las tomas en La Martinica.

En la colonia Paseos de las Torres, ubicada al norponiente de la ciudad los vecinos dijeron que no tenían agua ni para llenar el garrafón.

Vecinos de la colonia platicaron que de lunes a viernes no tuvieron agua, pero que este sábado, cuando se realizó el recorrido, el agua se había abastecido en sus domicilios.

En Paseos de las Torres el servicio se normalizó y algunos aprovecharon para lavar sus casas.

“Desde el domingo batallamos con el agua, en SAPAL nos decían que estaban arreglado la tubería, luego ya no nos contestaban, apenas hoy llegó el agua y sucia, ya hay agua apenas pudimos lavar, en la madrugada comenzó a caer”, contó Diana, ama de casa.

Clara, otra vecina de la colonia, se mostró alarmada ya que el desbasto no era solo en su colonia y en sus alrededores, sino en toda la ciudad.

“Nosotros teníamos chorrito de agua, todo un día tardó en llenarse un barril como de 100 litros, apenas y vamos a poder bañarnos”.

Problema técnico

El exregidor y exconsejero de SAPAL, Eugenio Martínez, aseguró que los problemas de desabasto que ocurren en la ciudad se deben principalmente en la falta de habilidades del personal técnico de SAPAL.

“Esto es derivado de una falta de planeación absoluta por parte de SAPAL, es un sistema que venía trabajando históricamente con personas completamente técnicas en la materia y al hacer los cambios que hicieron deriva que SAPAL no es un ente financiero, yo siempre lo dije: ‘el poner a un director que su experiencia es financiero-inmobiliario, nada tiene que ver con el abasto social que tiene que dar el sistema de agua a la ciudadanía, yo veo a diferencia de otros años, pasadas administraciones, veo en esta una completa falta de planeación”, opinó Eugenio Martínez, durante entrevista telefónica.

Dijo que la actual administración no ha sido precavida ya que la falta de planeación se muestra en el aumento de la demanda y que haya escasez en la ciudad.

Además que los funcionarios de SAPAL, ‘no han tenido la capacidad de resolver los problemas que se presentan y que el incremento de la temperatura, la mayor demanda y los problemas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), obviamente hacen un desabasto’.

“La parte técnica falló mucho y están cuidando con la dirección que encabeza Leonardo Lino Briones, están cuidando única y exclusivamente la parte te financiera pero SAPAL no es un ente financiero, es un ente social, da el servicio de abasto de agua que tiene que ver un 100 por ciento con la parte social, que tiene una retribución y que se convierte en un ente financiero y de cuidado sí, pero no te puedes enfocar en ahorrar dinero a costa de tener desabasto de agua”, opinó Eugenio Martínez.

Respecto a la pregunta de qué postura deberían de tomar los actuales consejeros de SAPAL ante los reportes, Martínez dijo que ya se habían tardado y que no era la primera vez en la que veía que la cabeza y la dirección de SAPAL, no estaba dando resultados.

“El consejo debe actuar de manera inmediata, buscar soluciones técnicas al tema, pero sí están defendiendo este tema, como consejeros, seguramente están recibiendo información por parte de las áreas y dirección que los convence”.

‘No hay desabasto’

Por su parte la paramunicipal mediante un comunicado aseguró que no existe desabasto de agua en la ciudad y que el organismo trabaja al cien por ciento para mejorar el servicio en las zonas donde el suministro ha sido influido por el alto consumo del vital líquido por parte de la población, provocado por las altas temperaturas.

Enrique de Haro Maldonado, gerente de Agua Potable y Alcantarillado del Sapal, descartó que se trate de una crisis y aclaró que es una situación atípica, ya que el calor se incrementó en las últimas semanas y la temporada de lluvias se ha retrasado.

“No nos faltó prevención, venimos trabajando ya desde hace buen rato con la integración de nuevas fuentes de abastecimiento, en este caso, en el último año del 2017 a este 2018 lo que vamos, ya llevamos incorporados más de 300 litros por segundo”, agregó.

El gerente de la paramunicipal señaló que el servicio ya se está regularizando, ya que las temperaturas han ido descendiendo y se acerca la temporada de las lluvias.

Además la dependencia señaló que durante el transcurso de las horas el servicio se normalizaría en las colonias donde se presentó la escasez.

 

4 Comentarios
  1. hermenegildo dice

    Los ciudadanos exigimos una auditoría a sapal y que nos expliquen por que esta en quiebra, donde están los millones de metros cúbicos de agua que obsequiaron a los fraccionamientos de clase alta junto a la presa y la renuncia de su titular.

  2. Carmen Oviedo dice

    Le he hecho la prueba y solo entra aire del medidor!!! ya por favor pongan orden en SAPAL!

  3. Rllo dice

    Despierten y cambien de Gobierno, no uno de cubre plazas para amigos y compadres, se necesitan líderes capacitados en su área de expertise

  4. Carlos Barroso dice

    No es posible que Que por 3 semanas no tengamos presión del agua aquí en Jardines de Jerez 2a. Sección y no me digan que hay escasez de agua, cuando ha llovido diario. Pongan más atención a las necesidades de la población ya pónganse a trabajar y solucionen esta falta de presión

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.