Pide OSC a Diego Sinhue terminar con seis años de discriminación contra la comunidad Lgbtttiq

La comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual y Queer se niegan a pasar desapercibidos en el nuevo Gobierno Estatal. Han pasado 27 años de mandato con el sello de Acción Nacional sin que el panorama legal mejore para ellos

Guanajuato. La organización no gubernamental defensora de derechos humanos AMICUS publicó una carta abierta dirigida al Gobernador del Estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, en la que fueron claros: quieren un golpe de timón y la apertura a las personas de este sector.

La carta publicada el fin de semana en periódico am es un recordatorio al abandono de la comunidad, así como los trámites engorrosos que terminan en juicios para lograr el cambio de identidad.

Equipo Amicus. Foto: archivo

El panorama en el Estado es así: el 69.1% de los guanajuatenses no justifica que personas del mismo sexo vivan juntas de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS), recientemente publicada. A los guanajuatenses no les agrada las personas con diferente orientación sexual.

“El motivo de enviarle la presente es hacer de su conocimiento que, después de casi veintisiete años de gobiernos del Partido Acción Nacional en Guanajuato, la atención hacia las personas con orientaciones sexuales, identidades de género, expresiones de género y características sexuales no normativas han sido ignorada por quienes han ocupado el lugar que ahora ostenta”, comienza la carta.

Juan Pablo Delgado, director de AMICUS. FOTO: Archivo

Juan Pablo Delgado, director de AMICUS, explicó la necesidad de que el Gobernador intervenga sin necesidad de esperar cambios legislativos, incluso en la carta le dan ideas para que puedan ser retomadas.

“Hay acciones muy puntuales que se pueden hacer sin necesidad de legislarse, si no está legislado el código en Guanajuato, Diego podría dar la directriz de que al irse directamente al registro público esto se pueda realizar. El registro civil de manera unilateral puede decir que se va a reconocer la identidad de género cuando una persona vaya, sería una actuación que se llama principio de control de convencionalidad que implica tomar el criterio que más favorezca en la persona”, explicó el Director.

La carta continúa: “Si acaso usted se pregunta, ¿cómo es que el Gobierno del Estado puede cambiar las percepciones sobre esta población?, le podríamos ofrecer una amplia gama de respuestas. En primera instancia, decirle que el hecho de que la legislación local no permita a dos personas del mismo género casarse y obligue a las personas transgénero a llevar un juicio para el reconocimiento de su identidad, en vez de poder hacerlo por la vía administrativa, estigmatiza a este grupo de población”, acusan.

Delgado explica cómo la autoridad discrimina a una persona trans al obligarla a someterse a un juicio para obtener el acta de nacimiento en donde paga abogacía, pierde tiempo y sigue con incertidumbre jurídica. En cambio cualquier persona acude a las oficinas, paga el trámite y tiene su acta el mismo día.

Foto: archivo

“El hecho de que se esté obedeciendo irse a los tribunales crea una diferencia de trato, una persona que no es trans muy agusto, vamos el trámite es rápido; una persona transgénero va al juzgado, elabora una demanda, busca cómo pagar el servicio de abogacía o contratar abogado, llegas con un juez lo que hace ver es que como persona necesitas preguntarle a un tercero si eres lo que dices que eres”, recalcó Delgado.

La carta señala la necesidad de adoptar protocolos de atención para prevenir el acoso escolar basado en la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales de las personas, así como en el tema de la salud, señala la estigma a la que se enfrenta este grupo de población en hospitales y centros de salud públicos.

“Otras acciones a tomar en cuenta son el acceso a terapias de sustitución hormonal, el reconocimiento de derechos patrimoniales entre parejas del mismo género, la creación de oportunidades de trabajo para personas transgénero en el servicio público, entre muchas”, enlista AMICUS.

La asociación espera que el Gobierno del Estado tenga apertura para que ellos muestren el trabajo que han realizado y se realicen acciones en conjunto por esta población.

Aquí la carta que envió AMICUS al Gobernador del Estado

Gobernador: Diga Sí a un Guanajuato diverso

Estimado Gobernador,

Reciba un saludo de nuestra parte. El motivo de enviarle la presente es hacer de su conocimiento que, después de casi veintisiete años de gobiernos del Partido Acción Nacional en Guanajuato, la atención hacia las personas con orientaciones sexuales, identidades de género, expresiones de género y características sexuales no normativas han sido ignorada por quienes han ocupado el lugar que ahora ostenta.

De manera desafortunada, la información sociodemográfica que le podríamos compartir para dimensionar el fenómeno de violencia y discriminación que este grupo de población vive en el Estado es escasa. Lo anterior, dicho sea de paso, porque las autoridades gubernamentales les invisibilizan al no recolectar datos relacionados con la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales de las personas guanajuatenses.

Hablamos con conocimiento de causa, pues en 2016 nos encargamos de poner a prueba a diversas entidades públicas del Gobierno del Estado. En aquella ocasión, realizamos un ejercicio de solicitudes de información pública que requerían cualquier tipo de datos que hicieran referencia a esta población. De manera sorpresiva, encontramos que las entidades públicas en Guanajuato aseguran que no es su obligación recolectar este tipo de información, situación que vale la pena destacar pues evidencia que las autoridades desconocen los marcos regulatorios de derechos humanos.

No obstante, la reciente Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS 2017) destaca, por ejemplo, que en Guanajuato el 69.1% de la población justifica en poco o nada que dos personas del mismo género vivan juntas como pareja. Si acaso usted se pregunta, cómo es que el Gobierno del Estado puede cambiar las percepciones sobre esta población, la podríamos ofrecer una amplia gama de respuestas.

En primera instancia, decirle que el hecho de que la legislación local no permita a dos personas del mismo género casarse y obligue a las personas transgénero a llevar un juicio para el reconocimiento de su identidad, en vez de poder hacerlo por la vía administrativa, estigmatiza a este grupo de población. El rol del derecho como instrumento legitimador de la violencia y la discriminación, ha sido estudiado como fenómeno en varias oportunidades.

Por otro lado, el Gobierno del Estado tiene un importante espectro de acción si hablamos de facilitar el acceso a derechos sociales como la educación, la salud, el trabajo y la seguridad social. En materia educativa, por ejemplo, tenemos una deuda importantísima con las personas transgénero. Y es que después de vivir discriminación y violencia durante toda su experiencia escolar, las posibilidades de que dejen su estudios son altísimas y por tanto, sus oportunidades de trabajo de reducen dramáticamente. Ello, sin mencionar los efectos que el acoso escolar causa en el autoestima de toda la niñez LGBTQ+.

Al respecto, poco le costaría la adopción de protocolos de atención para prevenir el acoso escolar en el Estado basado en la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales de las personas. Mismo caso para la atención de la salud, área en la que este grupo de población enfrenta estigma por parte de quienes prestan estos servicios en hospitales y centros de salud públicos.

Otras acciones a tomar en cuenta son el acceso a terapias de sustitución hormonal, el reconocimiento de derechos patrimoniales entre parejas del mismo género, la creación de oportunidades de trabajo para personas transgénero en el servicio público, entre muchas otras.

Le enviamos esta carta con la firme convicción de que podemos generar sinergia con su gobierno durante los próximos seis años y con la esperanza de que decida dar un “giro al timón” en las políticas públicas para la atención de la diversidad sexual en Guanajuato.

Atentamente,

Amicus DH, A.C.

 

 

3 Comentarios
  1. Guido Fawkes Fernandez dice

    Que ellos hagan lo que quieran con sus cuerpos, pero que no se involucren políticamente. La verdad nos vale a un gran porcentaje de la población que tengan sus problemas mentales y no se acepten como son. Si no se aceptan ellos, porque tendríamos que aceptarlos nosotros. mejor que se atiendan y que le echen ganas a su vida.

    1. Agnostico dice

      Ya, ya Guido (¿Pablo?) ya tomamos nota de que eres machín, si no lo fueras no manifestarías tu rechazo al lgbtt (y viceversa)

  2. Santiux dice

    Corrección: “A los ( n e a n d e r t a l e s ) guanajuatenses no les agrada(n) las personas con diferente orientación sexual”. Digo, tampoco es que uno vaya por ahí dándoselas de amigo del universo y abrazando a todo el mundo, pero lo mejor es vivir y dejar vivir. O como dijera el cancionista del paisito: “Sólo estoy de paso; yo no soy de aquí… pero tú tampoco”, etc.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.