Economías de países emergentes mantendrán estables finanzas mundiales: especialista

El Director del Instituto de Economía alemana (IW), Michael Hühter, dijo hoy aquí que no habrá recesión en Alemania en 2011 ni en 2012 aunque se debilitará el crecimiento, mientras los países emergentes mantendrán estable la economía mundial.

El Director de ese instituto de Investigación Económica señaló, al dar a conocer este lunes el pronóstico de otoño, que “la incertidumbre de inversionistas y consumidores en relación al curso de la economía ha aumentado en forma manifiesta”.

Por una parte, el miedo provocado por los temores de una recesión en Estados Unidos, ya que un hundimiento de la mayor economía del mundo arrastraría consigo a otras economías.

Por otra parte, las nuevas turbulencias en los mercados financieros están alimentando la incertidumbre. La causa son las crisis de la deuda pública que no están resueltas ni en Estados Unidos ni en Europa.

Hühter puso de relieve que si no se registraran esos problemas, la desaceleración de la economía solo sería una pausa cíclica para que ésta tome aire. Agregó que, en esta ocasión, se presenta a nivel mundial una mezcla especial de factores.

Respecto a Alemania, el IW pronosticó un crecimiento para el 2011 de 3.0 por ciento y para el 2012 de 1.25 por ciento. Sin embargo, dejó en claro que no se puede descartar del todo una recesión en el 2012 en caso de que las turbulencias en los mercados financieros se agudicen.

El Director del IW dijo que, no obstante, hay varias razones que en principio jugarían un papel positivo, de forma que no se llegaría a un retroceso económico: en primer lugar el continuado crecimiento de las economías emergentes que permite esperar un buen clima para que Alemania siga exportando.

A ella se suma que el ritmo más tranquilo de la economía mundial conduce a que los precios de la energía no se eleven. Ese factor también contribuiría a que la inflación no aumente.

Las empresas alemanas y sus empleados confrontaron recientemente un fuerte desplome de la economía mundial, y la experiencia sobre lo que les permitió salir, y esa experiencia, junto con el actual financiamiento con que cuentan las empresas, tienen un efecto estabilizador.

El mercado de trabajo se encuentra muy bien en términos alemanes: se están creando nuevos puestos de trabajo, y la tendencia de incremento de los ingresos impulsa también la economía alemana debido a la expansión del consumo.

En cuanto a la economía mundial, ésta ha perdido dinamismo. En el 2011 crecerá 3.75 por ciento, y en el 2012 en 3.5 por ciento. El comercio mundial se elevará este año en 7.0 por ciento y el siguiente en 6.0 por ciento.

El IW informó que para los porcentajes anteriores partió de la base de que los países emergentes estimularán la economía mundial mientras que, por el contrario, el crecimiento en muchos países industrializados se hará más lento.

El desarrollo de la coyuntura económica en Estados Unidos seguirá siendo lento. La economía japonesa se encuentra en una recesión que va a dejar detrás el próximo año. Las tasas del Producto Interno Bruto de Europa han retrocedido ultimamente y las perspectivas de crecimiento se mantendrán moderadas.

“A pesar de esa situación tensa en Europa y en Estados Unidos no partimos actualmente de la base de que vaya a sobrevenir una recesión global. Eso se debe al continuado desplazamiento de las fuerzas en la economía mundial hacia los países emergentes y hacia el mundo en desarrollo”.

“Los problemas de la coyuntura económica en Estados Unidos y en Europa encuentran un considerable equilibrio en la robusta dinámica de los países emergentes”, concluyó el Instituto IW.

Con información de agencias.

Opina

*