El liderazgo de Al-Qaeda “está devastado y Osama bin Laden no volverá a amenazarnos”: Obama

Washington, D. C. .-  El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó ayer en un acto conmemorativo del 11 aniversario de los atentados terroristas del 11/S que el liderazgo de Al-Qaeda “está devastado y Osama bin Laden no volverá a amenazarnos”.

El Presidente y su esposa Michelle acudieron al lugar donde se recordó a las 146 personas que el 11 de septiembre de 2001 murieron cuando un avión comercial, conducido por terroristas, se estrelló contra el edificio del Pentágono, sede del Ministerio de Defensa.

En Washington, Nueva York y Pensilvania se celebraron ayer ceremonias que recordaron los peores atentados terroristas en la historia de Estados Unidos, que dejaron más de tres mil personas muertas y heridas.

“No podemos imaginarnos lo que han sufrido todos estos años”, dijo Obama dirigiéndose a familiares de personas que murieron en los atentados del 11 de septiembre durante el evento en el Pentágono.

“No importa cuántos años pasen: ustedes jamás estarán solos y sus seres queridos jamás serán olvidados”, añadió.

Los atentados del 11/S lanzaron a Estados Unidos a invadir Afganistán, donde tenía su base de operaciones Al-Qaeda, en la que ha sido la guerra más prolongada en la historia estadunidense.

Obama rindió homenaje asimismo “a los más de cinco millones de estadunidenses, hombres y mujeres, que han vestido el uniforme militar en la última década”.

“Ellos han hecho todo lo que les pedimos que hicieran”, añadió el Presidente, quien señaló que “la guerra en Irak ha terminado y la guerra más larga de nuestra historia estará terminada en 2014”.

En mayo de 2011, una operación de fuerzas especiales estadunidenses en Pakistán asesinó al jefe de Al-Qaeda, Osama bin Laden.

Antes de la ceremonia en el Pentágono, Obama y su esposa guardaron un minuto de silencio a la misma hora en que el 11 de septiembre de 2001 un avión de la aerolínea American Airlines controlado por cinco terroristas se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center, en Nueva York.

Minutos más tarde, un segundo avión, éste de la aerolínea United y que como el anterior había partido de Boston, impactó contra la Torre Sur.

Otro minuto de silencio marcó el momento en que hace 11 años un avión de American Airlines, que había partido del aeropuerto Dulles en Virginia y estaba controlado por terroristas, se estrelló en el edificio del Departamento de Defensa.

Por su parte, el vicepresidente Joe Biden acudió a Pensilvania a la ceremonia que recordó a los siete tripulantes y 33 pasajeros de un avión de United Airlines, que había partido del aeropuerto Newark y se estrelló después de que algunos de los viajeros atacaron a los cuatro terroristas que habían tomado el control del vuelo.

El candidato presidencial del Partido Republicano, Mitt Romney, señaló en una declaración escrita que “Estados Unidos jamás olvidará a quienes murieron, jamás dejará de cuidar a quienes quedaron atrás, y seguirá siempre vigilante de quienes quieren atacarnos”.

Las campañas rumbo a la elección presidencial se suspendieron ayer por la conmemoración del 11/S.

Piden un castigo a marino

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, sugirió ayer que el militar retirado y autor del libro sobre la operación que acabó con la vida de Osama bin Laden debería ser castigado por la publicación.

“Creo que tenemos que tomar medidas para dejarle claro a él y al pueblo estadunidense que no vamos a aceptar este tipo de comportamiento”, dijo Panetta en una entrevista con la cadena de televisión CBS.

El libro Un día complicado: relato en primera persona de la misión que mató a Bin Laden, describe el ataque en mayo de 2011 al edificio donde se encontraba el líder de Al-Qaeda, desde el accidente de helicóptero que pudo haber echado por tierra la operación, hasta la llamada por radio en la que confirmaron su muerte.

Ataques del 11/S, la burla de EU: Talibán

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, sugirió ayer que el militar retirado y autor del libro sobre la operación que acabó con la vida de Osama bin Laden debería ser castigado por la publicación.

“Creo que tenemos que tomar medidas para dejarle claro a él y al pueblo estadunidense que no vamos a aceptar este tipo de comportamiento”, dijo Panetta en una entrevista con la cadena de televisión CBS.

El libro Un día complicado: relato en primera persona de la misión que mató a Bin Laden, describe el ataque en mayo de 2011 al edificio donde se encontraba el líder de Al-Qaeda, desde el accidente de helicóptero que pudo haber echado por tierra la operación, hasta la llamada por radio en la que confirmaron su muerte.

Opina

*