Espera en urgencias del IMSS, 58.7 minutos; en privado, 12.7. La salud pública está enferma: Coneval

De acuerdo con un informe del Coneval, el sistema de salud público en México sigue registrando problemas de cobertura y calidad. Por ejemplo, los servicios a cargo de los gobiernos estatales y del IMSS son los que presentan los mayores tiempos reportados para brindar el servicio en las salas de urgencias (56.7 y 51 minutos, respectivamente), mientras que las personas que acuden a las instituciones privadas tardan (12.7), en universidades (13.2) y de las Fuerzas Armadas (13.8).

Ciudad de México, (SinEmbargo). El sistema de salud público en México sigue registrando problemas de cobertura y calidad, por lo que 19.1 millones de personas presentan carencias por falta de acceso a estos servicios, destinando hasta el 40 por ciento de sus ingresos en adquirir medicamentos no disponibles o acudir a hospitales particulares, destacó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En su estudio “Diagnóstico del derecho a la salud 2018”, el Coneval también mencionó que los servicios a cargo de los gobiernos estatales y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) son los que presentan los mayores tiempos reportados para brindar el servicio en las salas de urgencias (56.7 y 51 minutos, respectivamente), mientras que las personas que acuden a las instituciones privadas tardan (12.7 minutos), las que van a instituciones de universidades (13.2 minutos) y de las Fuerzas Armadas (13.8 minutos).

El Coneval recordó que México ocupa el tercer lugar entre los países de laOrganización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con menor asignación de recursos para la salud: 5.8 por ciento del Producto Interno Bruto en 2016, contra 9 por ciento como promedio de los países miembros de este organismo.

De acuerdo con el organismo encargado de medir la pobreza en México, en 2018 el 30.9 por ciento del total de las localidades del país (en las que se concentran 3 millones 137 mil 271 personas) se encuentran en condiciones de aislamiento, por lo que se cuenta con un acceso limitado a servicios de salud.

En 2017, las entidades con los mayor tiempo de espera promedio en urgencias fueron Aguascalientes, Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala y Baja California Sur. Foto: Cuartoscuro.

Otros datos del estudio arrojaron que en 2016 el menor tiempo de traslado promedio al sitio donde reciben atención médica lo registraron las personas que acudieron a consultorios adyacentes a farmacias (22.8 minutos), seguido de los centros de salud con 28.8 minutos y, finalmente, los usuarios de hospitales e institutos con 53.4 minutos en promedio.

El jueves pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el sistema de salud en México “está peor que el sistema educativo” y detalló q que uno de los principales problemas que afectan a la salud es la fragmentado en el IMSS, el ISSSTE, la Secretaría de Salud federal y las secretarías estatales, lo que provoca que existan carencias en el servicio.

“El sistema es deficiente: no hay medicinas ni buena atención médica”, aseguró en su conferencia matutina.

El Coneval coincidió con el Presidente y en su estudio señaló que “el sistema de salud se encuentra fragmentado, ya que existen diferentes esquemas de aseguramiento que cuentan con su propia estructura de gobierno, y sus afiliados solo tienen acceso a través de redes independientes de prestadores de servicios que son financiados a través de esquemas distintos, resultando en una coordinación limitada para recaudar ingresos adicionales y que garantice la asignación equitativa entre las distintas instituciones”.

En el informe refirió que el total del gasto en salud registrado en 2016, 41.4 por ciento correspondió a erogaciones directas de las familias mediante gasto de bolsillo y 6.5 por ciento a través de aseguramiento privado, es decir, la carga financiera se concentra en los hogares, a través del gasto privado que, para este mismo año, fue el segundo más alto entre los países de la OCDE, sólo por debajo del de los Estados Unidos.

“Esto revela la limitada capacidad de respuesta del sistema de salud para proporcionar cobertura efectiva en términos de financiamiento. Este fenómeno es fuente de desigualdad en el acceso a la atención de la salud, ya que excluye a la población más pobre por falta de capacidad de pago”, indicó el documento.

MALA CALIDAD DE SERVICIOS

En cuanto a la calidad de los servicios, que se mide a través de indicadores de seguridad, efectividad y centralidad de la atención en las necesidades de las personas, se observó que para 2017, las entidades con los mayor tiempo de espera promedio en urgencias reportados fueron Aguascalientes (51.3 minutos), Estado de México (46.9 minutos), Hidalgo (45.7 minutos), Tlaxcala (42.1 minutos) y Baja California Sur (40.7 minutos), persistiendo también diferencias en este indicador entre instituciones.

El Coneval recomendó avanzar en la integración del sistema público de salud, mejorar la calidad y eficiencia del gasto en salud, aumentar la infraestructura y promover la planeación de políticas públicas enfocadas en la prevención y promoción de la salud con atención especial a las necesidades de grupos sociales en desventaja, así como de regiones prioritarias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.