Noticias de Guanajuato México

Gracias por la Ley de periodistas en Guanajuato

El pasado 12 de octubre se aprobó la Ley de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en Guanajuato después de 3 años de trabajo ininterrumpido por parte de activistas y periodistas de la entidad. Podría agradecer al Congreso por hacer su trabajo, pero los partidos ya tuvieron sus discursos triunfalistas cuando subieron al pleno el día de la aprobación, en cambio prefiero recordar a quienes participaron desde la convicción, el interés y la necesidad de contar con mecanismos de protección para realizar su trabajo: decenas de reporteros de medios locales, corresponsales de medios nacionales, encargados de portales electrónicos, locutoras, organizaciones de derechos humanos de las mujeres, defensoras comunitarias y organizaciones nacionales e internacionales.

Empecemos por el principio: el parteaguas fue el artero ataque a Karla Silva en septiembre de 2014. SI bien Article 19 documentó 14 agresiones de 2009 a 2014, es hasta 2015 que los periodistas sistematizaron la información y documentaron 13 agresiones ese año. ¿Se presentaron más agresiones?, probablemente, otra explicación es que se comenzaron a desnaturalizar las agresiones, “gajes del oficio” me dijeron una vez Coco Bernal y Jaime Ramírez durante una conversación en 2015, qué paradójico que el mismo Ramírez sería el que protegiera a su empresa “La poderosa RPL” y al alcalde frente al ataque a Coco.

Después de la agresión a Karla, vino un posicionamiento con más de 150 periodistas suscribiendo y una manifestación en Silao. Qué valor del gremio para enfrentar cara a cara a Solís Arzola. Ese fue el principio del proceso de cambio en el gremio periodístico en Guanajuato, no sólo se reconocieron vulnerables, sino indignados frente al abuso de poder que busca limitar la libertad de expresión.

Foto: Mario Armas

Verónica Espinosa, Carlos García, Violeta González y Andrés Guardiola fueron los periodistas que participaron en las primeras mesas en la 62ª legislatura. Qué vacilada la primera reunión: ni un solo diputado presente y los asesores de los partidos haciendo posicionamientos tibios y desinformados. El representante de la Secretaría de Gobierno argumentó: “no hace falta una Ley, el caso de Karla Silva es aislado”. Qué lejos quedaron esos “posicionamientos”, no sólo las agresiones documentadas sistemáticamente por el gremio, sino la fuerza de ese movimiento, demostraron lo contrario.

En esa mesa presentamos 11 mil firmas recabadas a través de la plataforma change.org apoyando la Ley de Protección.

Muchas veces he escuchado que para los corresponsales es más fácil participar en movilizaciones y en posicionamientos, y he descubierto que eso es relativamente cierto, no sólo por los estilos personales, sino por el soporte institucional de sus medios nacionales. En Guanajuato las empresas de comunicación tradicionales no están realmente interesadas en elevar el nivel de debate sobre libertad de expresión, esperemos que comience a hacerse uso de la objeción de conciencia establecido en la Ley para que se dé un cambio. Y por supuesto, que se transparenten y regulen los contratos de publicidad para sacarles de la posición en la que se encuentran.

Esa dificultad inicial de los reporteros locales para participar firmando posicionamientos, dando cobertura a las notas sobre la Ley, mandando correos de solidaridad cuando se hacía pública una agresión, se fue venciendo. Durante el último año reporteros como Yajaira Gasca, Alberto Martínez, Carmen Pizano y Catalina Reyes de medios locales tuvieron una participación muy activa en la promoción de la Ley.

Quisiera resaltar la participación de los portales electrónicos de la entidad Zona Franca, El Otro Enfoque, Códigos News, Kuali, Contrapunto y Somosmas99 que siempre estuvieron difundiendo información sobre el proceso de la Ley. Gracias a Alfonso, Arnoldo, Carlos, Paco, Agustín y Andrés, titulares de los proyectos por el trabajo de difusión de estos años.

Gracias a Xóchitl Larios y a Martha Guevara que siempre tuvieron abiertos los micrófonos para hablar del proceso de la Ley. A Iris Bañuelos por dar espacio a las cápsulas de Carlos y Andrés, voces en primera persona en el proceso de la Ley.

Si bien muchos de los trabajos iniciaron en León y en Guanajuato capital, poco a poco el movimiento fue ampliando su participación. Así se hicieron presentes Emma Aguado en Acámbaro, Gabriela Montejano en Celaya, Miguel Mejía en San José de Iturbide, Guadalupe Hernández en Salamanca y Esaú González en Irapuato, entre otros.

En estos 3 años fue vital el apoyo de activistas y organizaciones nacionales e internacionales. El padre Alejandro Solalinde participó junto con Edgar Cortéz en un foro en la Ibero, presentamos el informe “Impunidad frente a las agresiones a periodistas” de CIMAC con la participación de Lucía Lagunes, organizamos al menos 3 talleres con Article 19 en León y Celaya, un taller en Guanajuato con Pilar Tavera, consejera del Mecanismo Federal, en el que discutimos qué tipo de Ley queríamos. Por si fuera poco, un taller con Jade Ramírez, también al igual que Edgar Cortéz, exconsejero del Mecanismo Federal.

Foto: Gerardo M García

En 2015 activamos la Red #rompeelmiedo y monitoreamos a una veintena de periodistas que cubrían las elecciones intermedias, así pudimos documentar 7 agresiones cometidas por el PRD, el PAN y el PVEM, los mismos partidos que luego festejaron la aprobación de la Ley. También presentamos a distancia el informe anual de Article 19.

Gracias también a la Red Periodistas de a Pie, al Knight Center de la Universidad de Texas y a las organizaciones Propuesta Cívica Nacional, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia y por supuesto a Article 19. Al Observatorio Ciudadano de León y a la Federación Guanajuatense de Periodistas que se sumaron al final del proceso.

En la primera mesa después de la intentona de aprobar una Ley inconstitucional, mi colega Verónica Espinosa se opuso a la metodología de redactar el contenido de cada artículo en la mesa de trabajo, justo por todo señalado con anterioridad: 3 años de trabajo previo y las diputadas y diputados no recuperaron todo lo presentado desde 2014. Enojo totalmente justificado si uno mira en retrospectiva lo realizado desde la sociedad civil, sin recursos y sin apoyo institucional.

Por último, reconozco el valor de quienes transitaron de ser víctimas de las agresiones a ser personas promotoras de la Ley: Karla Silva, Esaú González, Guadalupe Hernández, Josefina Montecillo, Verónica Espinosa, Andrés Guardiola, Miguel Baltazar, Gilberto Navarro, entre otros. Dar la cara y “estar del lado” de quiénes “son la nota” no es fácil.

Este trabajo no hubiera sido posible sin la participación de Las Libres y del Centro de Derechos Humanos “Victoria Diez”, dos de las organizaciones que participaron en foros, enviaron información, asistieron a mesas de trabajo y estuvieron construyendo junto con las y los periodistas un discurso común. Verónica Cruz acompañó, además, a Karla Silva en la estrategia de defensa jurídica en coordinación con la Clínica de Interés Público del CIDE.

Tres años y una Ley, muchas reuniones y esfuerzo puesto en la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas en Guanajuato. Seguramente omití algún nombre ya que durante estos años han sido decenas de participantes del proceso, pido una disculpa por ello.

Ahora viene la publicación de la Ley, la selección del secretario técnico, la instalación del Consejo, la selección de 3 representantes de periodistas y 3 de organizaciones de derechos humanos para que participen en el Consejo, la definición del presupuesto y por supuesto, la implementación y monitoreo de la Ley.

Foto: Alex Ramblas.

A darle.

Comentarios
Cargando...