¿Hasta cuándo debo amamantar a mi bebé? Lactancia ininterrumpida II

Por: Miriam del Toral*. Declaro no tener conflicto de intereses.

Esta pregunta me la hacen todo el tiempo. La respuesta nos la proporciona la Organización Mundial de la Salud (OMS): lactancia materna exclusiva los 6 meses de vida y a partir de ese momento, lactancia y alimentación complementaria hasta los dos años O EL TIEMPO QUE MAMÁ Y BEBÉ DECIDAN. Esto es el “debería” pero, la realidad es otra.

La realidad
Muchas mamás son intimidadas para poder mantener sus lactancias más allá de los primeros 6 meses, empezando por lo que opinan los más cercanos a ellas (familia, amigos), siguiendo por el personal de salud desactualizado que -por absurdo que parezca- siguen repitiendo que después de ese tiempo “la leche pierde nutrientes” y la sociedad en general que juzga con la mirada a las mamás que amamantan a bebés mayores.

Foto: Miriam del Toral

Te platico:

La leche materna NUNCA PIERDE SUS PROPIEDADES NUTRICIONALES. Desde el inicio de la lactancia hasta el último momento que decidas amamantar, tu leche estará aportando lo que tu bebé necesita de acuerdo a su edad, peso, actividad física, clima, estado de salud, patógenos con los que convive y se adapta hasta a la hora del día en que se realiza la toma. Habrá cantidad suficiente para satisfacerlo en tanto haya succión o estímulo frecuente (a libre demanda).

Es un fluido vivo e inteligente. Es cierto que hacia los 6 meses, la cantidad de hierro que contiene es insuficiente para los requerimientos del bebé, por ello se inicia la alimentación complementaria que hace precisamente eso: complementar lo que pueda carecer tu leche. Conforme tu hijo crece, la leche se adapta.

Y lo que siempre tendrá tu leche son: ANTICUERPOS.

Estos anticuerpos mantienen a tu bebé sano y si se enferma, se recupera más rápidamente, porque a través de tu leche, recibe la información de cómo eliminar a los patógenos, virus o bacterias que lo acechan. Tiene propiedades desinflamatorias que permite que las células de tu hijo recuperen la salud en un tiempo más corto, a diferencia de la fórmula artificial que no tiene estas virtudes.

Además, contiene prebióticos y probióticos que sirven para alimentar a las bacterias benéficas que le permiten tener una correcto equilibrio en su microbioma y así, absorber mejor los nutrientes que recibe de los alimentos y una excelente digestión. Actualmente, algunas fórmulas artificiales anuncian con bombo y platillo que lo han adicionado a su producto, imagínate, ¡casi 70 años después de que salieron al mercado! Sin embargo, nuestra leche siempre los han contenido en su composición. Esto también lo han relacionado con que los niños amamantados rara vez padecen de estreñimiento, cosa con la que sufren constantemente los alimentados con fórmula.

En conclusión:

  • Como sociedad, necesitamos apoyar a las mamás lactantes. Felicita el esfuerzo que está haciendo por darle el mejor regalo a su pequeño. Si te incomoda ver a una mamá amamantando a un bebé mayor… NO LOS VEAS. Respeta el derecho de ese pequeño de recibir la óptima alimentación física y emocional que su madre le proporciona.
  • Si tú eres esa mamá que lleva una lactancia ininterrumpida… ¡OVACIÓN DE PIE!
    Te has sobrepuesto a la opinión de otros e incluso a los vacíos de información que a veces nos hacen dudar. ¡Muchas felicidades!

Sigamos en el espíritu de defender, promover, facilitar y apoyar las lactancias por el bien de cada niño y niña, de cada mamá, de cada familia… por nuestro país.

Si crees que a alguien le puede servir esta información, por favor, compártela en tus redes.
La lactancia materna salva vidas. #PorUnMexicoSano

 

* Miriam del Toral Altamirano, contacto para asesoría de lactancia: Whatsapp: 477 674 9021. FB Maternidad Sustentable.
Conocida como la facilitadora de lactancias felices, es mamá de 3, esposa, asesora de lactancia, bloguera, columnista, comunicóloga, especialista en Desarrollo Humano y con maestría en Facilitación de Grupos con enfoque Gestalt.  Especialización en lactancia y en Tanatología en formación.
Miembro  de Fuente de Vida, Grupo de Apoyo a la Lactancia. Imparte el Curso: “Lactancia Feliz” y “Escuela del Amor para la Familia”.
Es fundadora de Maternidad Sustentable, donde se difunde información sobre lactancia materna y crianza respetuosa.  Fundadora de Te  Cargo con Amor, donde se promueve el porteo como forma de vida.
También participa en UPA Tribu, grupo de mamás que bailan con sus hijos usando cargadores ergonómicos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.