Inicia Derechos Humanos investigación sobre muerte de estudiante colombiano en Guanajuato capital

La PDHE requirió informe de autoridad a la dirección general de Seguridad Ciudadana y a la PGJE

Guanajuato, Gto. La Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado (Pdheg) inició una investigación de oficio por el caso del estudiante colombiano, Luis Ernesto Castillo Peña, que fue encontrado muerto dos horas después de haber estado detenido en los separos de la policía municipal preventiva de la capital.

Se conoció que el cuerpo de Luis Ernesto ya fue reclamado por un familiar, aunque la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE) sigue sin precisar el proceso que se siguió por tratarse de un extranjero. Por su parte, la Universidad de Guanajuato tampoco ha informado si ha tenido acercamiento con el familiar y el apoyo que éste ha recibido.

Ante el sigilo con el que se ha manejado el tema, la PDHE determinó revisar la actuación de las autoridades para establecer si hubo violaciones a los derechos del joven estudiante, que llegó a Guanajuato para tomar el Verano de Investigación que ofrece la Universidad de Guanajuato.

A través de una tarjeta informativa, la Procuraduría de Derechos Humanos del estado informó que a raíz de los hechos, se solicitó a la dirección general de Seguridad Ciudadana de Guanajuato capital que encabeza Christian Ortiz Muñiz, un informe de autoridad en el que deberán anexar las copias documentales que se generaron tras la detención de Luis Ernesto.

“Con relación a los hechos ocurridos esté sábado 30 de junio del presente año, en los que un joven de nacionalidad colombiana, estudiante de intercambio en el campus Yuriria de la Universidad de Guanajuato; fue encontrado sin vida en la capital del Estado; la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato ha realizado las siguientes acciones”.

Además del informe solicitado a la autoridad municipal la PDHE también pidió a la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE) conocer las acciones que realizó para esclarecer la muerte del estudiante colombiano.

Luis Ernesto Castillo Peña, originario de Bogotá, Colombia, estudiaba en la Escuela Colombiana de Carreras Industriales (ECCI), y llegó a Guanajuato para realizar su estancia en el departamento de estudios Multidisciplinarios en Yuriria, de la división de Ingenierías del campus Irapuato-Salamanca.

El viernes 29 de junio visitó la ciudad de Guanajuato capital para reunirse con un grupo de compañeros por la noche, pero al otro día su desaparición ya había trascendido. La UG habría limitado la información del caso, y fue hasta la noche del martes, cuando a petición de Zona Franca, la institución emitió un boletín confirmó el deceso del estudiante, pero sin precisar las circunstancias; Aunque después el director de Comunicación y Enlace, Gerardo González del Castillo, argumentó que el retraso en la información fue para esperar los resultados de la investigación y para no crear confusión.

El miércoles siguiente, 4 de julio, en conferencia de prensa el director general de Seguridad Ciudadana, Christian Ortiz Muñiz informó que Luis Ernesto fue detenido el sábado alrededor de las 5:00 de la mañana, y a pesar de que en el certificado médico se estableció que se encontraba “en total estado de intoxicación”, la policía liberó al joven a las 11 de la mañana, apenas seis horas después.

A las dos horas de que fue puesto en liberta, el cuerpo del estudiante colombiano fue encontrado suspendido de un árbol, a aproximadamente cinco kilómetros de distancia de los separos de la policía municipal, en el Camino Antiguo de Marfil. Sin explicación de cómo llegó al lugar, que fue bloqueado a los transeúntes por los socavones que se hicieron en la vialidad.

Por su parte, la Procuraduría de Justicia del Estado, quien se ha mantenido muy hermética sobre el caso, informó que de las indagatorias se descartó la participación de terceros en la muerte de Luis Ernesto, y de acuerdo a la necropsia, la causa fue por asfixia mecánica por suspensión.

La regidora Iovana Rocha Cano, del ayuntamiento capitalino, consideró que el caso no debe ser olvidado pues hay muchas dudas sobre lo que pasó, y más aún porque fue encontrado muerto después de que fue detenido por la policía capitalina.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.