José Luis Lagunas, un mexicano innovando en el Ártico

Con información de la Agencia Informativa Conacyt

León, Gto. Como parte de las labores realizadas para caracterizar los ecosistemas del océano Ártico en el laboratorio Takuvik de la Universidad Laval en Canadá, el doctor José Luis Lagunas Morales, ingeniero de investigación, desarrolló un sensor que permitirá a roots submarinos detectar cuerpos de hielo.

El ingeniero de investigación mexicano participa actualmente en el proyecto que pretende medir los efectos de la luz –que por el deshielo llega ahora a zonas donde antes no lo hacía- en la vida marina de esa región.

Desde 2013 Lagunas Morales cumple la función de controlar los robots submarinos durante las expediciones. Cuando no supervisa las expediciones, su esfuerzo se enfoca en la innovación de herramientas de innovación.

“Existen dos tipos de expediciones, a bordo del buque rompehielos Amundsen y sobre la banquisa —hielo de mar— del océano Ártico; no obstante, en ambas se recurre a robots y vehículos submarinos no tripulados, es decir, teledirigidos que están equipados con diversos sensores que recolectan múltiples variables biogeoquímicas, necesarias para los objetivos científicos de Takuvik”, dijo el investigador mexicano a la Agencia Informativa Conacyt.

Pruebas de resistencia de los flotadores biogeoquímicos de tipo Argo en la banquisa (hielo de mar). Foto: Claudie Marec.

Según el investigador, el equipo de Takuvik identificó que los robots sumergibles necesitan contar con un sensor que les permita evitar las capas de hielo durante su ascenso a la superficie mediante la transmisión de datos por redes satelitales.

La construcción de este sensor inició en 2014, y para su primera versión utilizó la técnica de polarimetría láser. Debido que el hielo es un fuerte despolarizador de la luz, el sensor emite un haz de luz de polarización lineal hacia la superficie, y de acuerdo a las características de polarización de la luz reflejada, es capaz de identificar con precisión si hay hielo sobre él.

Actualmente Lagunas trabaja en una versión más compleja del prototipo original con la finalidad de que pueda funcionar como sensor de detección y segmentación. Estará construido a partir de una cámara de polarización.

Preparando el vehículo submarino autónomo (AUV) Hugin para su misión. Foto: Conacyt

De acuerdo con el investigador, las principales líneas de trabajo del laboratorio Takuvik se enfocan en la medición de luz. Asimismo, se llevan a cabo mediciones que permiten identificar la presencia de nutrientes, niveles de oxígeno, clorofila y materia orgánica disuelta que pueden interactuar con la luz y modificar las condiciones para la proliferación de la vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.