zonafranca.mx

La Federación Hispana ayudará a los “soñadores” con 50 mil dólares en becas

José Calderón, presidente de la Federación Hispana

Nueva York, NY. EFE.- La Federación Hispana anunció hoy que concederá 50.000 dólares en becas para ayudar a jóvenes que pretendan acogerse al programa de acción diferida, ya que, en algunos casos, los llamados “soñadores” no pueden sufragar la tasa de 465 dólares necesaria para solicitar la adscripción al programa.

“Aunque el programa es un beneficio enorme para tantos jóvenes indocumentados, la alta tasa solicitada supone una barrera económica importante para aquellas familias de bajos ingresos que luchan por pagar el alquiler y poner comida en la mesa”, dijo el presidente de la Federación Hispana, José Calderón, en un comunicado.

Para sortear el obstáculo que pone al programa “fuera del alcance de algunos de los ‘soñadores’ que más merecen beneficiarse de él”, según Calderón, la Federación Hispana recauda fondos para otorgar becas a cien jóvenes inmigrantes “aptos y con escasos recursos que, de otro modo, seguirían viviendo con miedo”.

La federación concederá las becas en colaboración con diez organizaciones latinas sin ánimo de lucro de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania que proveen a los jóvenes de asistencia legal para optar al programa gratuitamente o a un bajo coste.

Los fondos se entregarán a las familias más faltas de recursos o a aquellas en las que haya más de un miembro que pueda optar al programa.

“Reconocemos que estos fondos son limitados, pero no podemos ayudar a todo el mundo, y sabemos que movimientos como el nuestro siempre inspiran a las personas para pasar a la acción, así que animamos a todo aquel que esté interesado en apoyar a un soñador a hacerlo uniéndose al esfuerzo de la federación”, concluyó Calderón.

El programa de acción diferida permitirá a los inmigrantes menores de 31 años que hayan llegado a Estados Unidos antes de los 16 años obtener protección contra la deportación y un permiso de trabajo para, al menos, dos años, y se calcula que de él podrían beneficiarse hasta 1,7 millones de jóvenes.