La Plataforma de Acción de Beijing y la transversalidad del género

Por: Mariela López Marcocchio, colaboradora de Amicus*

 

En 2017, ONU Mujeres lanzó varias infografías y datos que muestran la desigualdad de las mujeres en un mundo en constante cambio. Como ejemplo de dicha desigualdad, se encontró que las mujeres están concentradas en empleos menos remunerados, están insuficientemente representadas en puestos con responsabilidad de toma de decisiones y en campos como la ciencia y la tecnología, así mismo, a nivel mundial, las mujeres sólo ganan 77 céntimos por cada dólar que ganan los hombres por un trabajo de igual valor.

En el sentido de lo anterior, las Agendas Públicas de distintos países han traído a la mesa la discusión sobre el tema de género y su impacto en el desarrollo e incremento de sus economías basando sus actuaciones en distintos instrumentos internacionales, como es el caso de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

En 1995 tuvo lugar la Cuarta Conferencia de la Mujer en Beijing, la cual tuvo grandes aportaciones en la materia de género, siendo uno de estos, la creación de condiciones para acelerar la propagación de la agenda de equidad de género, promocionando la institucionalidad del género a nivel internacional. Así mismo, uno de sus más grandes aportes fue la adopción de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

Ahora bien, la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing se sustenta en la activa participación de diversos actores, pero imponiendo al gobierno el papel de ser el principal promotor de un ambiente propicio para la formulación de políticas públicas en favor de la equidad de género.

Así pues, esta plataforma establece distintos objetivos estratégicos a ser tomados en consideración respecto a diferentes materias, por ejemplo, la mujer y el medio ambiente, la mujer en el ejercicio del poder y la adopción de decisiones, la mujer y la economía, educación y capacitación de la mujer, la mujer y la salud, etc.

Un punto importante que recalcar, es que la Plataforma de Acción de Beijing, sigue siendo una guía y, 20 años después, sigue siendo una piedra angular en el tema de equidad de género, precisamente debido a sus ambiciosos objetivos y también debido a la innovación que estableció en cuanto a conceptos y estrategias, como es el caso del “Gender Mainstreaming” o la “Transversalidad del Género”.

La transversalidad del género se puede definir como una estrategia que involucra a todos los actores sociales en la búsqueda de la igualdad de género, o como un conjunto de herramientas para el análisis de género. También se  puede entender como un enfoque que busca analizar las diferencias entre los impactos del sistema de género en hombres y mujeres,  que ayuda a establecer estrategias que eliminen las desigualdades.

Un punto importante a considerar cuando se habla de la transversalidad del género es, primero que nada, que surge como una estrategia adoptada en la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que se contrapone a otros enfoques de género como el enfoque “Mujeres en el Desarrollo (MED)”, que buscó promover la integración de las mujeres en el sistema económico para mejorar sus ingresos, pero sin considerar la estructura económica que les afectaba, o el enfoque “Género en el Desarrollo (GAD)”, que comienza a tomar en consideración la marginalización de la mujer en programas y políticas públicas.

Es así, que, a diferencia de los enfoques anteriores, este nuevo enfoque se centra en las diferencias entre las relaciones y la forma en que funcionan los sistemas de género. En el mismo sentido, busca generar una mayor participación de todas las instituciones en cuanto a la búsqueda de la igualdad de género, así como la generación de políticas públicas que luchen en contra de las relaciones desiguales.

Es así, que hoy por hoy, a pesar de la existencia de distintas desigualdades a nivel mundial (como las referidas al inicio de este texto), los países cuentan con mecanismos adecuados para trabajar en pro de la igualdad de género para el empoderamiento de las mujeres en todos los ámbitos sociales, sólo es cuestión de voluntad el ponerlas en práctica.

 

*Amicus, “Derechos humanos por el cambio social”
www.amicusdh.org
hola@amicusdh.org
www.facebook.com/amicusdh

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.