Latinismos académicos

Mis alumnos universitarios  consultan acerca de la palabra sic, usada en algunos textos. Se trata de un vocablo latino; no es una sigla, abreviatura o palabra con apócope (pérdida de letras al final). Su traducción es: ‘así’. Se aplica cuando el redactor se topa con un error que no debe, ni puede corregir (como en una cita textual). Si el error es ortográfico o de concordancia (en género, número o conjugación) debe ser incluido inmediatamente después de la falta: «¿*Vistes (sic) lo que sucedió?»; al finalizar la cita, si el fallo es conceptual (todas las palabras están bien escritas, pero lo enunciado no tiene sentido): «“Ni nos favorece, ni nos perjudica; sino todo lo contrario” (sic), declaró Manuel Bernardo Aguirre, secretario de Agricultura y Recursos Hidráulicos a pregunta directa sobre las intensas lluvias de los últimos meses» (Excélsior, 1972). Siempre debe escribirse en minúscula y entre paréntesis, a menos que en la cita misma haya otro paréntesis (no es correcto abrir uno dentro de otro): «Hoy cuando veo que los padres  presionan demasiado a sus hijos para que ganen (como en los equipos de las Pequeñas Ligas ‒sic‒), rezo porque alguien también les enseñe a esos jóvenes a aceptar su derrota y aprendan cómo seguir a partir de ella» (Ocurren los milagros; Kay, Mary). Al usar sic, el lector debe interpretar que el redactor le está diciendo algo como: «Léase como está: yo, transcriptor, me di cuenta del error, pero no soy responsable».

Otra voz usada en latín en ambiente académico es et al. Aplica para enunciar que un texto fue elaborado por más de una persona. Ejemplifico con un libro editado por los notarios del Estado: Contratos: ensayos contemporáneos, Guiza Alday, Francisco Javier et al. El latinismo está integrado por dos palabras, donde et se traduce como la conjunción Y; y al. es la abreviatura de alii, que significa ‘otros’. Es decir, se ha expresado al autor inicial y el enunciado ‘y otros’, lo que implica varios autores de un documento. Llamo la atención en que es una palabra y un abreviatura, por que únicamente la segunda lleva punto: et al.

Por cierto, el símbolo & se llama et y no ampersand, como he escuchado a muchos técnicos informáticos llamarle por influencia del inglés. Desde luego, equivale a la conjunción Y, pero no es recomendable combinarla con enunciados en español, como es costumbre en algunas marcas comerciales.

Uno más de los latinismos es op. cit. En este caso se trata de dos abreviaturas, por ello cada una lleva punto al finalizar. De forma normal, el latinismo es opus citatum y se traduce como ‘obra citada’. Aplica cuando un texto académico sea referido a partir de la segunda ocasión. En el estilo APA casi no se usa porque la normativa obliga a referir el apellido del autor y el año de la publicación tantas veces como fuere necesario.

Todas estas palabras de uso académico proceden del latín por lo que aplica cursiva. La regla ortográfica para palabras en otro idioma insertas en un texto en español obliga a recurrir a las llamadas cursivas, que tipográficamente su nombre es bastardilla o itálica.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.