“México: La Patria con Madre”, PARTE 1

Desde siempre México ha tenido en la madre un misterio importante: La maternidad en sí, en nuestro país, encierra importante contraste. La madre lo es todo… O ha sido tratada como la nada de quien nadie tuvo origen.

Somos una nación en vías de desarrollo, que si bien ha tenido indicadores importantes de crecimiento económico, conserva aún a un importante porcentaje de la población en condiciones de pobreza y sin oportunidades en todos los sentidos.

Pero hay algo que México tiene. Y aquello que México tiene, es su mayor pilar, para todas y cada una de las familias, y de las generaciones que en este país nacen, crecen y se forman. Se encuentra en las zonas serranas, o en las comunidades alejadas y marginadas. Se encuentra en los mercados, o en las iglesias. Se le ve mucho en las escuelas, por las mañanas cuando los niños entran a la escuela, o al medio día cuando salen y terminan las jornadas académicas.

Se les ve en los mercados de las colonias, o en los supermercados, haciendo las compras para casa. Se les ve en sus casas, dando orden de todo tipo, a la casa misma, o a la dinámica familiar. Se les ve en la calle, cada vez con más protagonismo y con más lugares de decisión. Se les ve en las empresas, en los negocios, en los establecimientos, en las ventas, en el comercio, y en todo lugar donde se dé la oportunidad de generar más y mejores oportunidades para quienes de ellas dependen.

Se les ve mamás. Se les ve, a ustedes que dan y lo han dado todo con una fuerza sobrehumana para sostener a sus hijos e hijas, en lo económico, en lo material, y en la salud –desde lo físico hasta lo emocional- y así, aunque se les ve, les hemos quedado a deber. Desde el gobierno, desde la iniciativa privada, y desde lo social… A ustedes les debemos.

¡TODOS LES VENERAN, PERO POCOS LES EMPODERAN!

Después de un divorcio, son pocos los casos de éxito, en que los hijos cuentan con el respaldo económico, emocional, formativo y educacional de un padre. En la mayoría de los casos, es la madre quien se queda con la responsabilidad completa, en todos y cada uno de los aspectos.

En campaña, se escuchan muchas propuestas de candidaturas a los poderes legislativo y/o ejecutivo, dirigidas a madres solteras y/o divorciadas. Se usa el discurso “promujer” que avala el respaldo para todas las madres que sacan solas a sus hijos e hijas, pero son pocos y pocas, los que de verdad hacen política pública para beneficiarlas.

Aproximadamente 28 de cada 100 madres mexicanas, son solteras, separadas, divorciadas, o viudas. Las guarderías son insuficientes y no todos los empleos otorgan las prestaciones de ley, por supuesto entre ellas, la seguridad social, que permita a las mamás el beneficio de llevar a sus hijos a guarderías acreditadas. Dichos espacios de cualquier forma son insuficientes.

Existen familias que después de un divorcio, se desplazan por completo a nuevos domicilios, siendo mamá e hijos e hijas quienes se van, y el padre se queda en la casa “porque él fue el proveedor y a quien le costó la misma”. No importan los años invertidos que esas esposas y madres dieron al bien y dinámica de esa familia. Simplemente no pagaron los ladrillos, y por lo tanto, “nada les costó”.

¿Qué hay de los buenos abogados pagados por el estado para llevar por completo casos de madres en situación de divorcio sin cobrarles un solo centavo cuando no tienen con qué pagar sus honorarios?

¿Y qué pasa con la violencia en casa? ¿Cuál es la estrategia y/o medio publicitado para que las mujeres sepan a dónde denunciar cuando en su casa son vulneradas en todas las formas posibles? ¿Cuál es el seguimiento real que hay al dolor social generado en las familias cuando la educación del hombre es una fuerza que lastima a la mujer? Porque por supuesto esa fuerza no siempre jala hacia el éxito o hacia el crecimiento, sino que limita y destruye…

¡Es momento de que México recuerde que es una Patria con madre! Un país con fuerza por tantos hogares, que a pesar de no tener en el padre de familia a un marinero valiente en el barco, tiene en la madre a la mejor capitana que convierte tormentas en oportunidades, para que los hijos e hijas, pese a todo, toquen tierra y conquisten mundos…

¿Y te preguntaste, por qué “México: La Patria con Madre”?… ¡Nos leemos la próxima semana! Porque la tragedia no es el objetivo, sino la solución…

Ralph Waldo Emerson dijo que “Los hombres son lo que sus madres hicieron de ellos”, por lo que estaría bien preguntarnos… De no ser por ellas, ¿qué habría sido de nosotros?

 

CONTINUARÁ…

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.