Monitores de la calidad del aire en Guanajuato están viejos: tienen hasta 19 años funcionando

León, Gto. Los monitores de calidad del aire en Guanajuato son obsoletos. Uno de los equipos más antiguos se instalaron en 1999 en Salamanca y el de más reciente adquisición inició sus mediciones a partir de 2006 en León.

Después de más de 10 años de uso, ahora la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial renovará tres de los 13 instalados en la entidad. Así lo confirmó Carlos Aarón Ávila Valencia, director de la Calidad del Aire.

En una visita al monitor ubicado en la estación de la facultada de Medicina, el funcionario estatal expuso que los equipos de monitoreo tienen un tiempo de vida útil hasta los 10 años. Adelantó que están en medido de una licitación para adquirir dos equipos de PM 2.5 y uno para el ozono.

De todas las estaciones instaladas y echadas a andar por el Instituto Estatal de Ecología, no hay alguna que tenga una antigüedad menor a los 12 años. Ahora, con una inversión de 11 de millones de pesos se piensa adquirir los primeros aparatos para instalar en León, Salamanca y Celaya.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró el 20 de septiembre la estación Tecnológico de monitoreo de aire del municipio de Celaya, por no cumplir con requisitos indicados en la Ley Federal de Meteorología y Normalización, así como de salud y medio ambiente.

En julio pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la Profepa para que realizara los procedimientos de inspección y vigilancia en estaciones de monitoreo en cumplimiento a la NOM 156.

Modelos obsoletos

La Red de Monitoreo de la Calidad del Aire del Estado de Guanajuato inició sus operaciones en septiembre de 1999. El primer monitor automático se instaló en Salamanca en la instalación de la Cruz Roja desde esa fecha no ha dejado de operar.

La segunda estación se instaló en el DIF Estatal en Celaya en el 2000 y en abril del 2002 la tercera en la colonia Nativitas en Salamanca. En Irapuato, se colocó un monitor automático en el 2000 en la estación de Bomberos, el segundo en agosto de 2002 en Teodula y el tercero en octubre de 2002 en la secundaria.

En León la primer estación de monitoreo se instaló en CICEG en 2002. En el 2005, se colocaron dos equipos uno en León ubicado el hospital T21 y en el hospital de Silao. El monitor más reciente se ubicó en la facultad de medicina.

En febrero se instalarán los dos nuevos monitores para medir PM 2.5 y de ozono, de acuerdo con Carlos Aarón Ávila Valencia. Los nuevos aparatos tendrán un costo promedio de 500 mil pesos los cuales se adquirirán por medio de una licitación.

El funcionario estatal explicó que los monitores concentran la información cruda, se almacenan los datos, luego se mandan al Centro de Control y ahí se prepara un informe. Al año se genera un informe del estado y tendencias de la calidad del aire de Guanajuato.

Ávila Valencia dijo que las estaciones trabajan los 365 días del año. Indicó que están al pendiente para emitir las medidas preventivas y también en caso de una fase de precontingencia.

Los equipos especializados deben cumplir con requisitos obtenidos en la Ley Federal de Meteorología y Normalización, así como de salud y medio ambiente.

Los altos niveles de contaminación atmosférica en Guanajuato son violatorios de los derechos a la salud, una vida adecuada, medio ambiente sano e información pública, así lo observó y recomendó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) al gobierno estatal y a los Ayuntamientos de León, Silao, Salamanca, Irapuato y Celaya.

El organismo hizo un estudio y revisión que derivó en la recomendación general 32/2018, emitida para las autoridades federales, estatales y municipales en cuyos ambientes se afecta la vida de las personas.

Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) cuenta con los programas pero únicamente en las regiones de León, Salamanca y Celaya en el caso de Guanajuato.

En las estaciones de monitoreo de León, Monterrey, Durango y Saltillo están fuera de los valores normados. La CNDH evidenció que aunque se tienen redes de monitoreo en todos los Estados de la República, pero no tienen la validación correspondiente de las NOM sobre sobre calibración y medición.

La CNDH indica en la recomendación que el gobierno estatal y los Ayuntamientos no cuentan con medidas de regulación en el transporte público, combate al cambio climático y hay una desactualización de las normas ambientales, así como en el funcionamiento de estaciones de monitoreo atmosférico y medidas para mejorar la calidad del aire.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.