Off the record 18 de octubre 2018

Arminda Balbuena, un año sin consolidar el esquema anticorrupción

En el mes de febrero del 2018, Jacqueline Peschard dejó la presidencia del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción tras un año en funciones. Dejó el organismo, inmersa en diversas reflexiones sobre los faltantes, las omisiones e incluso las simulaciones que observó tras diversos temas que pusieron a prueba el Sistema Nacional Anticorrupción.

“A lo mejor fuimos ingenuos”, indicó entonces la doctora en ciencias sociales, sobre la base de una estructura legal y gubernamental que no terminó por garantizar la rendición de cuentas que se esperaba con su implementación.

En una muestra clara de dignidad frente a las limitaciones que minuciosamente quedaron plasmadas en ley, la también expresidenta del Consejo del entonces Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, representó el máximo ejemplo de la participación inconforme con un esquema que aun debe de ajustarse a las exigencias ciudadanas.

En Guanajuato la versión local es diferente. Arminda Balbuena como presidenta del Comité de Participación Ciudadana y del Consejo Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción, ha defendido su estructura aun con los limitados espacios de participación frente a los diversos escaños que aun ocupa la representación gubernamental.

Es un hecho que las críticas han existido, pero estas se han limitado a la demanda de mayores recursos económicos. En lo que toca a los señalamientos puntuales a los esquemas legales y funcionales de los temas que evidencian anomalías sistémicas, no existe la crítica.

El papel testimonial ha sido una constante.

Por otro lado, las mecánicas ocupadas por el Consejo de Participación Ciudadana, en nada han abonado para su legitimidad pública. Sesiones discretas al margen del conocimiento de los interesados, además de un extraño acuerdo para que ningún consejero opine además de la presidenta, agregan un sinsentido en medio de la apertura a la pluralidad.

A casi un año de su implementación, el Sistema Estatal Anticorrupción no se ha consolidado como un esquema de rendición de cuentas efectivo. Lastimosamente, la gestión de Arminda Balbuena no ha significado una garantía de efectividad, frente a la diversidad de temas que presentan las administraciones públicas.

Si bien las atribuciones legales no dan para realizar investigaciones, realizar apercibimientos, o promover auditorías, la realidad es que poco se ha hecho por promover la denuncia ciudadana o la proactividad en señalar las anomalías legales y operativas de los gobiernos.

A pesar de todo, Arminda concentra sus esfuerzos en la permanencia, por un mes más, de su incursión dentro del CPC. Vaya causa dentro de una causa mucho más profunda y transversal.

 

Libia Denisse, parcialidad inapropiada

Será ya una semana de que la legisladora panista Libia Denisse García Muñoz Ledo haya afirmado que en Guanajuato no hay ciudadano que quiera que se pongan a trabajar en la despenalización del aborto.

Esto tras la iniciativa que presentó el coordinador de la bancada del PRD, Isidoro Bazaldúa en torno al tema.

Aunque lo alarmante es que la legisladora blanquiazul asegure que de los casi de 6 millones de habitantes en el Estado a nadie le interese el tema, lo doblemente importante es de qué manera está abordando la iniciativa que ya está presentada, y cómo pintó raya para verlo de lejitos.

Organizaciones Provida, aseguraron que ya tuvieron un acercamiento con la legisladora a quien aplaudieron su “afortunada” declaración sobre el NO rotundo al aborto. Cercanía que no especificaron si fue por escrito, si tuvieron una cita o cómo fue, lo cierto es que la apertura inclinada de la joven diputada es clara o al menos así parece.

Verónica Cruz activista y directora de Las Libres acudió al Congreso Local para ayudar y estar de cerca con el PRD tras la iniciativa que abre una esperanza para que las mujeres dejen de morir en lo clandestino y hagan valer su derecho.

Pero así como Libia ha debatido temas de transparencia, abanderado causas como las de poner salas de lactancia o acabar con la discriminación de género, en esta ocasión no se abrió su oficina a Cruz.

Ya advirtió a través de sus redes sociales que sí habrá y tendrá la apertura en el debate parlamentario sobre el tema.

 

 

*Con la colaboración especial de Vania Jaramillo

1 comentario
  1. ALEXO dice

    De acuerdo con la Postura de la Diputada Libia, y una verdadera felicitación a su postura, también es digno de aplaudir que el Diputado Rolando Alcantar ya se haya manifestado a favor de la vida, en hora buena por esa postura y siempre respetando otras ideas y corrientes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.