Off the record 25 de octubre 2018

Miguel Salim hizo notar algo que había pasado desapercibido: la primera reunión política sobre la estrategia de seguridad, por parte del gabinete temático que encabeza el Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres, se llevó a cabo ni más ni menos que con uno de los partidos opositores.

Ni siquiera ha existido una convocatoria similar para los integrantes de su propia afiliación, el PAN.

De forma quizá fortuita, Salim evidenció la postura reactiva de la cabeza de un eje que está y estará particularmente observado, ante las circunstancias adversas que Guanajuato atravieza en la materia. Ayala llama a los legisladores de Morena ante las críticas, pero a los de su partido ni un lazo avienta.

Es de llamar la atención que la queja venga de un empresario-político que está directamente ligado a la trayectoria del propio Luis Ernesto Ayala. Sin que esto signifique un quiebre, denota que la falta de un acercamiento se debe que a se da por hecho su apoyo incondicional.

Ahora queda claro que nadie quiere ser ninguneado, por si algo falta dentro de la carga que ahora lleva el Secretario de Gobierno: relaciones políticas en medio de un crisis de violencia e inseguridad.

 

Un vocero desarmado

Marco Antonio Sánchez Aparicio emergió como el pararrayos en medio de un panorama por demás crítico. Como vocero y titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, se ha enfocado en recibir los cuestionamientos sobre la inseguridad que vive Guanajuato.

Pero bien pronto, su papel se ha visto limitado a contestar circunstancias que por su propio peso han caído entre la agenda pública del estado. No se trata de responder frente a un severo cuestionamiento mediático, sino de informar lo que por obligación corresponde a un gobierno.

La entrada de la Marina Armada a Guanajuato fue uno de esos movimientos que irrumpieron en la ya de por si evidenciada descoordinación entre los niveles de gobierno. Parece increíble, pero fue la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández, quien fue la primera portavoz de la incursión de este grupo castrense a la entidad.

Apenas ayer Sánchez Aparicio debió salir para informar al respecto. Se limitó a indicar que no tienen conocimiento de cuántos elementos iban a llegar, ‘únicamente todo esto abona para la seguridad de los guanajuatenses’.

Y es que precisamente lo rebasan estos temas que sus superiores no pudieron prever ni gestionar. Poco puede decir frente a una descoordinacion que parece permanente.

Incluso dijo que desconocía si fue una gestión directa de Morena.

Así que pareciera que, al final, la incursión de Sánchez Aparicio, poco ayudará si el eje de seguridad mantiene los vicios que ya se arrastraban con Márquez. La descoordinación y la falta de información.

 

El PRI en Guanajuato, sin importancia

El priismo de Guanajuato sigue sin ser de interés para la cúpula del Comité Ejecutivo Nacional. Hace ya más de un mes que se designó a Maricela Velázquez Sánchez como delegada y ni un evento de cortesía se ha organizado para que se presente ante la militancia.

Excusándose en los ajustes que las nuevas circunstancias que arrojaron al PRI a la tercera fueza, se trató de explicar este vacío que permence desde el pasado 5 de octubre.

Se trata no sólo de un síntoma de desinterés, sino también una distancia marcada por la coyuntura para definir la dirigencia nacional priista.

Es una realidad que militantes de Guanajuato se han reunido, y buscan hacerlo, con el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruíz, pues según arguyó Celeste Gómez como dirigenta local, son respetuosos de las visitas que hagan quienes aspiren a la dirigencia nacional del partido.

Será hoy cuando Ulises Ruiz se apersone en Guanajuato como parte de su campaña, es sin duda un reflejo de los acercamientos que el excandidato a la gubernatura, Gerardo Sánchez García, mostró antes de su campaña como parte de la rebeldía mostrada a la dirgiencia de entonces.

Ya sea por una onda grupera, o por lo incipiente de su fuerza, el priismo guanajuatense continúa en la orfandad de su cúpula nacional

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.