Off the record 5 de noviembre 2018

Marko y la fiscalía, incongruencia asegurada

Marko Cortés, aspirante a la dirigencia nacional del PAN, en su gira por León. FOTO: Alex Luna

La actitud de Marko Cortés frente al tema de la Fiscalía General, pinta de cuerpo entero el perfil del partido que pretende encabezar; se puede ser férrea oposición y encabezar las causas que la sensatez puede marcar, pero también se pueden pasar por alto cuando se encabeza un gobierno.

El pase automático es en sí mismo un concepto que fue debatible desde el principio. Representa el nacimiento de un organismo que se pretende autónomo, desde la concepción de un insano interés político. Es dejar que un subordinado sirva como el garante de impunidad al menos desde el primer periodo de funciones.

Es entonces cuando en lo nacional los diputados de Acción Nacional comenzaron una batalla política a través de sus legisladores, entre los que se encontraba Marko Cortés a la sombra de Ricardo Anaya, para exigir la modificación de ese y otros preceptos de ley que evidentemente se encontraban a comodidad del PRI.

Mientras tanto en Guanajuato, los legisladores locales del PAN mantenían el pase automático so pretexto del sentido que mantenía la disposición federal. Como si la soberanía de los estados no contara, el Congreso del Estado con mayoría de Acción Nacional se amarraba a la conveniencia que da el poder.

No importó la disparidad de criterios.

Ahora la coyuntura es diferente. Marko Cortés se convierte en representante de la vívida volatilidad de los principios y convicciones partidistas, al afirmar que las circunstancias son diferentes, por lo que el pase automático podría darse en Guanajuato, pues el proceso legislativo es distinto.

Tal vez le faltó aclarar que lo diferente radica en que el PAN es gobierno en este estado, por lo que aquí simplemente es mucho más comodo dejar el mismo procurador como fiscal.

Se trata de la estampa fina del deterioro de un partido que se encamina a elegir a su nuevo dirigente nacional. Su candidato es, en buena medida, el acumulador de esa circunstancia interna a la que no es ajeno el panismo guanajuatense.

 

Salamanca y la seguridad, mucho por remontar

Foto: archivo

El reestablecimiento de la fuerzas de se guridad pública municipal en Salamanca, va mucho más allá del simple reclutamiento de agentes y de retomar instalaciones entregadas al estado. La responsabilidad local que ahora encabeza Beatriz Hernández va mucho más allá.

Entre cuates trataron de ocultar el mal cuidado de los cuatro equinos de la Policía montada. La muerte de un caballo que dejaron morir de hambre y falta de atención por funcionarios de la administración pasada, comienza abrir la cloaca que habrá de remontarse.

Arredondo ordenó entregar por medio de un contrato de prestacion de servicios los cuatro caballos de la extinta policía montada luego de que la seguridad pasó a manos del estado, a la granja San Genaro por medio del contrato de prestacion de servicios; el municipio se comprometió a pagar 12  mil pesos mensuales para que los animales recibieran comida y atención.

Luis Humberto Guillen Nava era el encargado de revisar del cuidado de los animales. A su llegada a la administración a la Coordinación de Seguridad, debió de haber cuidado que el municipio pagara, pero no fue así, se cayó por mucho tiempo. El dueño de la granja visitó y reportó en varias ocasiones la situación que llegó hasta el hoy exalcalde Antonio Arredondo pero, no hicieron caso.

Fue hasta el 13 de octubre después que Antonio Arredondo perdió las elecciones ante Beatriz Hernández, que informó que desde “meses atrás” la administración no pagó la comida y que incluso él pago de su bolsa veterinarios y sustento.

Hoy la negligencia de los funcionarios cobró la vida de un caballo y están a la suerte otros tres.

Es este un botón de muestra de que el abandono de la seguridad no quedó sólo en concesionar las tareas policiales al estado, también del sustento de las diferentes áreas operativas que hoy al menos deberían estar en pie, frente a la salida del Mando Único y las pretensiones reales de rearmar la Policía Municipal.

 

*Con la colaboración especial de Edith Domínguez

1 comentario
  1. Fabro dice

    No se trata de ninguna incongruencia, simplemente es que aquí en Guanajuato ya se encuentra legislado que la selección es por mayoría calificada con las dos terceras partes de los diputados a favor y lo que se plantea a nivel nacional es eso, que sea aprobado por la mayoría calificada, tal y como ya se encuentra establecido en Guanajuato.

    Ya que en la Legislatura Federal anterior lo que pretendía el PRI es que fuera por mayoría simple, esto es, la mitad más uno de los diputados y con la mayoría que actualmente tiene morena, puede colocar como Fiscal General a quien ellos gusten.

    Donde esta la incongruensia de Marko?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.