Off the record 7 de diciembre de 2018

‘Carnales’ en todos lados

Se habla mucho de la autonomía pero el concepto no se respeta. Tal parece que la figura del ‘carnal’ estará presente en los tres niveles de gobierno, y que se olvida que en la democracia se contemplan los contrapesos y órganos fiscalizadores.

En el municipio de León hay una Contraloría Municipal encabezada por Leopoldo Jiménez y que tiene a Juan Jesús Estrada González como director de investigación; estos dos perfiles simpatizan con Acción Nacional, por lo que la labor de este órgano, seguramente estará comprometida.

Pero no son los únicos, bien se sabe que con cada nuevo titular de área o director, llega también la contratación de su personal de confianza. Bastará hacer una revisión en varios perfiles que recién se integraron a la Contraloría Municipal, para descubrir que uno que otro podría estar afiliado al PAN.

En el ámbito estatal, ya está más que ‘cantado’ que el Fiscal General será Carlos Zamarripa; que no es militante del PAN pero que sí ha colaborado ya con tres gobiernos emanados de este partido; con el de Juan Manuel Oliva, con el de Miguel Márquez y ahora con Diego Sinhue.

La Fiscalía General fue concebida con la intención de que fuera un organismo autónomo, pero en Guanajuato todo ha sido diseñado y votado, mayormente por el PAN y algunos aliados políticos, para que Zamarripa Aguirre pudiera ser el único en ocupar este cargo.

Cuando parecía que las cosas no podían ir peor, a nivel federal el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó la terna para elegir al titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Entre estos perfiles se encuentran, Loretta Ortiz, quien colaboró directamente con Morena a organizar a los foros de pacificación; la magistrada Celia Maya García, quien fue candidata de Morena al Senado; y el doctor en Derecho Juan Luis González Alcántara Carrancá.

Este último perfil fue presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal en el periodo en que López Obrador fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, además de estar vinculado a un escándalo de tráfico de influencias porque habría operado para beneficiar a un exministro de la SCJN, Genaro Góngora Pimentel.

Estas decisiones dejan en evidencia la incongruencia de los tres niveles de gobierno, y la poca seriedad con la que toman la autonomía y la fiscalización.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.