Pide Márquez a EPN en público que se ‘cuelgue la medalla’ de El Zapotillo, pero este evade el tema

Irapuato, Gto. El gobernador Miguel Márquez Márquez le pidió al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, “se cuelgue la medalla” y cierre su administración con la obra del Zapotillo, sin embargo el mandatario federal no respondió a la solicitud.

Fotos: especiales

Luego de que Enrique Peña Nieto acudiera a esta ciudad a inaugurar de manera formal las instalaciones de la Brigada de Policía Militar, el mandatario guanajuatense fue directo:

“Señor presidente, para finalizar le agradezco, sé que tendría que venir a Guanajuato y aquí lo esperamos, decirle que sería muy importante y espero no ser indiscreto, muchas otras obras que nos ha dejado, hay una en la cual yo quiero que se cuelgue usted la medalla y me refiero al Zapotillo, una obra importantísima para Guanajuato, una obra importante para la ciudad de León, que está a punto de turró,n que se puede concretar, sería magnífico cerrar con esta magna obra, este acueducto que le permite darle viabilidad para los próximos 25 años a la ciudad más grande”.

Sin embargo, el presidente de la República, en su mensaje, no dio respuesta a la petición de Márquez.

El otro tema espinoso fue la brigada militar, que tiene varios meses en marcha y ha sido criticada porque no ha tenido los resultados esperados en materia de seguridad en el estado, aunque el ejecutivo estatal ha aseverado que la presencia del Ejército ha ayudado a combatir la inseguridad e impunidad en el estado.

Además, Márquez Márquez insistió en que el robo de hidrocarburos y el uso de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército son delitos que ameritan que el portador se enfrente con prisión preventiva.

El gobernador en su mensaje agradeció el apoyo de la administración federal, “gracias por los recursos a tiempo de esta obra. Gracias… gracias porque los resultados no son de un día para otro…”, destacó.

También agradeció el apoyo del general y Secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos “gracias (porque) no nada más nos brindó el apoyo, nos brindó su amistad”.

Le urge dejar “destrabado” el proyecto

El gobernador Miguel Márquez ya había revelado sus intenciones de solicitar la intervención del presidente Enrique Peña Nieto para asegurar que el proyecto de la nueva licitación para la construcción de la presa y acueducto El Zapotillo, quedaran listas antes de que concluya el sexenio federal.

El mandatario había previsto que fuera durante el pasado mes de junio que se pudieran retomar los diálogos con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para encontrar la manera de que la empresa Abengoa, que se ha declarado en quiebra, quedara fuera del proyecto y se le retirara la concesión que se le había sido otorgada. Sin embargo, dicho acercamiento con la Conagua no fue posible y al parecer, tampoco con Peña Nieto.

Miguel Márquez comentó entonces que esta decisión es urgente, pues recordó que a él le quedaban únicamente 3 meses de gestión, mientras que el gobierno federal tenía todavía 6 meses de trabajo.

Presa El Zapotillo. Foto: Archivo

No obstante esta urgencia, él mismo se ha negado a reunirse con organismo de la sociedad civil del vecino estado de Jalisco para discutir el tema.

En aquella entidad, el pasado mes de mayo, el Congreso local aprobó un punto de acuerdo para demandar la revisión del decreto presidencial que concede a Guanajuato la parte mayoritaria de los derechos sobre el agua de la presa de El Zapotillo, aún en construcción.

La postura había sido impulsada desde hace años por el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua de Jalisco, que se ha dedicado al estudio e investigación de las condiciones del agua en el estado de Jalisco, y por supuesto, han analizado técnicamente el tema El Zapotillo, incluyendo los impactos que su construcción podría tener para el municipio de León -municipio que según un decreto federal, tendría que estar recibiendo agua de esta nueva presa, durante un periodo de 20 años-.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.