Pitonisos

Dícese de aquellos que adivinan el futuro utilizando su bola de cristal o echando las cartas. La tradición pitonisa (si se vale el término) es de larga data en la vida política nacional. Dicha actividad no admite distinciones por género; hombres y mujeres por igual se dedican a ese deporte nacional que es la especulación.

Los pitonisos dicen saberlo todo. No requieren de pruebas documentales ni de cualquier otra índole, les basta y sobra con su imaginación; eso sí, son bastante creativos. Los pitonisos descreen de los politólogos, sociólogos o economistas. Aunque algunos de ellos ostentan credenciales académicas, preferentemente de universidades privadas y extranjeras. Eso les da una aura de superioridad sobre los pobretones de las universidades públicas.

A las organizaciones patronales les encanta invitarlos a dar conferencias sobre México y su futuro. Los pitonisos cobran bien, además de viáticos por supuesto. La patrones se deleitan y caen rendidos cuando los pitonisos hilan una serie de frases vistosas. El público les aplaude cual faena en una tarde de toros bravos, bien presentados que brindan buen espectáculo. Los pitonisos salen en hombros por la puerta grande. Todos felices: bien pagados, bien especulados.

Los pitonisos son comentaristas en los llamados “programas nacionales” de radio y televisión. No hay en estos comentócratas nadie que desentone. Todos saben de todos los temas, para ello se declaran neoliberales o liberales de derecha: dicen qué es lo que más luce y saben lo que más paga. Recientemente actuaron al unísono para denostar y querer descarrilar la campaña de Andrés Manuel López Obrador. Error de cálculo: le apostaron a José Antonio Meade o a Ricardo Anaya; ni modo, perdieron; ahora se declaran vigilantes, destacados miembros de la sociedad civil, que marcarán a presión al  gobierno de AMLO. Ahí estarán para señalar fallas y yerros. Todavía hay muchos que los quieran contratar. Los resentidos son legión y están dispuestos a escucharlos.

Una de las pitonisas rock star, la profesora Denise Dresser, el día lunes 27 de agosto mandaba un tweet aseverando que Enrique Peña Nieto se veía reluciente por dos razones: porque ya terminaba su periodo y porque sabía que no lo iban a acusar de nada. La primera razón no requiere de título de doctorado en Estados Unidos. Le faltan tres meses a Peña Nieto para concluir su periodo. Pero la segunda razón solo puede provenir de la bola de cristal de la profesora del ITAM. Tanto nos hubiera ayudado en los diferentes casos de corrupción señalando a quienes sí y a quienes no los iban a enjuciar. La profesora le hubiera hecho un gran favor a tantos mandatarios y candidatos a funcionarios corruptos. Ya ni para que le preguntamos a AMLO del tema. La Dresser ya dijo lo que se tenia que saber: EPN no será juzgado por nada. Lo bueno es que no nos cobró por su docta opinión.

Otro pitoniso es Rafael Cardona. En el programa del 27 de agosto de José Cárdenas (excelso periodista), dijo saber las razones íntimas de por qué Tatiana Clouthier declinaba la invitación de AMLO para fungir como Subsecretaria de Gobernación. De nada bastó que la “Tía Tatis” adujera razones familiares y que sostuviera que requería de más tiempo para su vida privada. No, Cardona sentenció: “fue porque no soporta a Manuel Bartlett”. “Prefiere hacerse a un lado porque Bartlett ocupará la dirección de la Comisión Federal de Electricidad”. “Lo de las razones familiares es una forma elegante de no querer figurar en el gabinete de AMLO”. ¿Las razones de la explicación? Nada, Cardona es muy inteligente y viejo como para saber todo, incluyendo las “razones íntimas” de los actores.

El problema para los pitonisos es que ahora sabemos más de ellos y de sus predicciones gracias a las redes sociales. Sin embargo, ahora no pasan desapercibidos, sus followers suman cientos. Ni modo, siempre habrán charlatanes y público esperando escucharlos. También aquellos gustosos de pagar para que les “den luz” y alguna vez les permitan tomarse con ellos una selfie. ¡Así las cosas!

Invitación.

Este Viernes 31 en punto de las 10 hrs (Pacífico) en las instalaciones de El Cole en San Antonio del Mar, llevaremos a cabo el Seminario: “México. Las elecciones de 2018. ¿Una nueva transición votada? Entre otros estaremos Leonardo Valdés, René Valdiviezo, Cecilia Sarabia, Ramón Fernández y un servidor. Pueden asistir o seguirnos a través de internet: www.colef.mx

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.