Porras leonesas se unen, “Los de Arriba” visitaron en el Domingo Santana a la “Esquina Brava”

La porra del Club León, "Los de Arriba" estuvieron presentes en el primero juego de la serie entre Bravos de León y Diablos Rojos del México, para apoyar al equipo guanajuatense

León, Gto. Los Bravos de León tuvieron una visita muy especial en su primer juego ante los Diablos Rojos del México, fue la Barra que cada 15 días apoya a los Esmeraldas de León en sus partidos como locales, ese grupo de apasionados por el futbtol que se hacen llamar “Los de Arriba”, una porra que con cánticos y saltos, hacen retumbar estadios por todo México apoyando al Club León.

La barra “Los de Arriba” visitaron a los Bravos de León. Foto: Octavio Zúñiga.

Junto a ellos, como los mejores anfitriones, la porra de los Bravos de León, “La Esquina Brava”, les dio la bienvenida a uno de los partidos más importantes de la temporada para la novena leonesa, ya que pelean por mantenerse en la cuarta posición de la zona sur y avanzar directamente a los Playoffs.

El mensaje era claro, apoyar al equipo leonés que en ese momento se estaba jugando la vida, porque a pesar de que los colores y el deporte pueda cambiar, el sentimiento de pertenencia y el orgullo de ser de esta ciudad es compartido.

Así pues, fue como empezó una de las noches más épicas en la fortaleza, aunque al final el resultado para los de casa no fue tan feliz como se hubiera esperado.

Sin embargo en las tribunas, hubo una fusión muy interesante, una manera de hermanar a dos aficiones que en realidad son una misma y es que no es casualidad, que en muchos partidos de los Bravos llegue gente con la playera del León, mientras que en los juegos de la Fiera, empieza a ser común también, ver algunas gorras  de los Bravos.

“Los de Arriba” cumplieron con su tarea como mejor lo saben hacer, desde que llegaron colocaron una manta con sus colores, esa que los distingue de todas las barras en el futbol mexicano, además de sus banderas y los tambores.

La Esquina Brava recibió la visita de la porra del Club León. Foto: Octavio Zúñiga.

“La Esquina Brava” por su parte, también llevaba todo listo para la fiesta y fue así, como e fusionaron para iniciar su propio partido desde la tribuna.

“Dale Bravos, Dale, dale, dale Bravos se escuchaba y comenzó a cantarse en las primeras entradas del partido, mientras algunos elementos de la porra de la Fiera, se iban conectando poco a poco con el partido, en un deporte que para algunos de ellos ya era conocido y para otros fue una experiencia nueva.

Y es que aún cuando el deporte se vive de distinta manera, la pasión se siente igual, cada vez más los miembros de “Los de Arriba” se fueron metiendo en el partido, celebraban cada carrera, gritaban y se desesperaban cuando alguna jugada no favorecía al equipo leonés.

Cerca de la zona donde se encontraban las porras, en la octava entrada voló un bate, cayó en el lugar donde se encontraba una señora, la cual recurriendo a sus habilidades felinas evitó el golpe del madero y lejos de asustarse, al ver que tenía el souvenir en sus manos, lo levantó victoriosa, ante los aplausos del resto de la tribuna.

Unos elementos de Protección civil, que poco entienden del juego, le quisieron retirar el nuevo souvenir, sin entender que en el béisbol hay una regla no escrita, pero que es fundamental, lo que se va a la tribuna, se queda en la tribuna. Afortunadamente un aficionado les explicó la dinámica y así dejaron que la aficionada se quedara con el bate.

Cuando los Diablos le dieron la vuelta al marcador en el noveno Inning, no dejaron solos de los de “La Esquina Brava” y ambas porras con más fuerza apoyaron a la Tribu Brava, que dentro del diamante lo dio todo pero al final salió con la derrota a cuestas.

Sin embargo, el ejercicio fue positivo, porque quedó demostrado que existe unión en la ciudad cuando de apoyar a un equipo leonés se trata, sin importar que uno se juegue en un rectángulo y el otro en un diamante, cuando los colores llaman, cuando el orgullo de ser leonés llama, lo de menos es el lugar, lo importante es alentar. Una noche beisbolera con estilo futbolero para recordar.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.