Próximo dirigente del PRI no tiene que aspirar a un cargo público: Paredes

El último dirigente priista, Santiago García, usó el cargo como "trampolín" al imponerse en la primera diputación plurinominal en el 2015

Guanajuato, Gto. Para reconstruir al priismo guanajuatense, tras los resultados de la jornada del 1 de julio, es indispensable que la persona que llegue a dirigir el partido no aspire a un cargo público, manifestó Rigoberto Paredes Villagómez, coordinador de la fracción en el Congreso local.

Rigoberto Paredes
Foto Carmen Pizano

“Como no podemos construir ya lo vimos, ya para qué recordar. Todos contribuimos a esto desde el ámbito nacional hasta el ámbito municipal. No me atrevo a poner un nombre, aunque creo que sí los hay. Tiene que haber gente que quiera al partido, no gente que encabece al partido para que sea trampolín, tiene que haber ahí (en la dirigencia) gente que no aspire a ningún cargo”.

El último presidente priista, Santiago García López, dirigió un año el partido antes de llegar al Congreso local por la vía plurinominal, después combinó ambos cargos hasta que en abril pasado dejó la dirigencia.

A cargo de la presidencia del PRI quedó de manera interina Celeste Gómez Fragoso, para cerrar el proceso electoral y hasta que se convoque a la renovación.

Rigoberto Paredes pidió que más allá de las críticas contra el ex candidato a la gubernatura, Gerardo Sánchez, se de una unión de todos los grupos para que se pueda construir nuevamente el instituto político.

El legislador se dijo dispuesto a contribuir en la reconstrucción del PRI, aunque se negó a confirmar si le interesa dirigir el partido ahora que está en puerta la renovación del Comité Directivo Estatal.

“Me da mucho gusto que haya gente que este levantando la mano para dirigir el PRI, ojalá que así sea y no veamos nada más los intereses personales o de grupo. Yo he estado a la expectativa, con ganas de trabajar… necesitamos un PRI que sea oposición que quiera realmente recuperar Guanajuato, se requiere que tengamos voluntad todos tanto los ganadores como los perdedores, como los que no tenemos nada”.

En entrevista, llamó a la congruencia, por lo que se pronunció porque la próxima dirigencia se dedique de tiempo completo a los trabajos de análisis, reflexión y unión del partido que cayó como tercera fuerza política en el estado.

Rigoberto Paredes hizo referencia a que no se puede aspirar a la presidencia viéndola solo como el trampolín para llegar a un cargo público.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.