¿Será?

“No pienso nunca en el futuro porque llega muy pronto”.
Albert Einstein

“El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen”.
Anatole France

“Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado”.
Friedrich Nietzsche

 

El oráculo premonitorio del futuro del país por ahora está polarizado y no permite ver y valorar lo que hemos vivido en el terreno de la democracia. Lo cierto es que se ha realizado una transición política pacífica, por la vía electoral, que más de medio centenar de países desearían en este momento. Sin embargo:

¿Será que tendremos un nuevo régimen y no un cambio de partido en el gobierno? ¿Será que se podrá poner orden en un país donde el estado y sus instituciones han fracasado? ¿Será posible apelar a la buena voluntad de las personas para parar de tajo la corrupción? ¿Será posible crear confianza entre nosotros y nosotras para respetar las diferencias, para valorar la diversidad, para reconocernos como personas?

¿Será posible abatir gradualmente la pobreza? ¿Será posible recuperar el poder adquisitivo del salario? ¿Será que tendremos  confianza en las autoridades, desde el policía preventivo hasta el juez en el sistema de impartición de justicia? ¿Reconocer y respetar la autonomía de los pueblos originarios? ¿Será que habrá una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas? ¿Será que podremos para el tráfico de mujeres, de niñas y niños? ¿Será que se erradicara la explotación y el trabajo infantil?

¿Será posible tener un plan nacional de manejo sustentable de los recursos naturales, incluyendo el agua, los bosques, las selvas, la fauna y la flora silvestre? ¿Será que podremos tener una mayor autosuficiencia alimentaria? ¿Será que se logre que la educación sea un factor para la movilidad social y para la integración y la cohesión social? ¿Será que podremos desarrollar una cultura ciudadana de participación y colaboración comunitaria?

¿Será viable que la cultura y sus expresiones artísticas tengan un valor social para el estado? ¿Será que desarrollaremos una cultura de la salud para atender, controlar y disminuir la obesidad infantil, junto con las enfermedades crónicas degenerativas? ¿Será que ahora sí se pondrá un etiquetado claro para saber qué comemos y qué bebemos?

¿Será que se respetará el derecho de asociación y al sindicalismo? ¿Será que se podrá repensar el sistema de fondo para el retiro para las y los jóvenes? ¿Será que podemos impulsar una cultura de paz y manejo pacífico de conflictos y diferencias? ¿Será posible lograr que los Derechos Humanos se vaya concretando en los hechos y su vigencia sea un criterio fundamental para el ejercicio del poder?

¿Será posible creer en los mecanismos institucionales para erradicar la corrupción? ¿Será posible crear modelos educativos de calidad y crear un real sistema nacional de educación en todos los niveles? ¿Será que podremos crear condiciones para proteger e impulsar la producción agrícola, ganadera y forestal con criterios ecológicos? ¿Será posible desarrollar una identidad nacional que nos ayude a valorar lo que somos como nación plural y diversa?

¿Será que podremos pagar salario igual por trabajo igual para hombres y mujeres? ¿Se podrá tener paridad de género en todos los niveles de responsabilidad en las diversas esferas de la vida social, política y productiva del país? ¿Se podrá desarrollar un proyecto educativo para erradicar la discriminación en todas sus formas y expresiones? ¿Será que podremos desarrollar un sistema de inclusión para las personas con capacidades diferentes? ¿Será posible desarrollar un programa para incorporar social y económicamente a las y los adultos mayores? ¿Será posible contar con un proyecto nacional para lograr la autonomía de las mujeres, en su patrimonio, en su vida, en sus derechos?

¿Será posible desarrollar un proyecto nacional estratégico de ciencia y tecnología? ¿Será posible que todas las compras y las obras que realice el gobierno lo realicen a través de licitaciones públicas y por concursos que sean transparentes? ¿Será posible desarrollar un sistema de recaudación de impuestos justo y equitativo? ¿Será posible que todos los funcionarios públicos, las y los legisladores federales y estatales presenten su declaración 3 de 3 de forma pública? ¿Será posible establecer la existencia de una plena autonomía entre los poderes legislativo, judicial y ejecutivo? ¿Será posible desarrollar un nuevo acuerdo federalista que permita armonizar la legislación nacional con la de los estados?

¿Será posible poner en marcha el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en los términos de prioridad que la ley señala? ¿Será posible desarrollar un programa nacional y profesional de atención a las adicciones?  ¿Será posible hacer una reingeniería del Sistema Nacional de Salud? ¿Será posible tener el control de las cárceles y contar con verdadero programa de reinserción social de las y los sentenciados? ¿Será posible integrar y desarrollar sistemas de información de víctimas de desaparición? ¿Será que se logre contar con protocolos de actuación y medidas cautelares reales para defender a periodistas y a defensores y defensoras de derechos humanos? ¿Será? ¿Será que nos toca poner de nuestra parte como ciudadanos también?

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.