Sigue proceso para la compra de camionetas de diputados; próxima Legislatura tendrá que concretarla

El 20 de septiembre se dará el fallo de la compra de 12 automóviles para el área institucional que va a heredar la actual Legislatura.

Guanajuato, Gto. La compra de camionetas para renovar los vehículos que tienen asignados integrantes de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, quedará a cargo de la próxima Legislatura, luego de que los actuales diputados pretendieron hacer la compra de siete camionetas para que estrenaran los siguientes integrantes de la Junta.

El presidente de la comisión de Administración en el Congreso, Juan José Álvarez Brunel, comentó que antes de dejar el cargo solo van a concretar la compra de los 12 vehículos tipo sedán que serán destinados para áreas institucionales, pero las camionetas de los próximos diputados tendrá que correr a cargo de los próximos diputados, aunque el presupuesto ya está etiquetado.

Comisión de Administración
Fotografía Especial

Aseguró que no se ha detenido la compra de las unidades para que los diputados que integrarán la Junta pueda estrenar vehículos, pero por los tiempos no podrán concluir con el proceso de adquisición.

“Los tiempos nos dicen que no tenemos nosotros la ventana para poderlo hacer, es un tema que si bien es un acuerdo de la comisión será una determinación de la Junta de Gobierno. En el equipo de transición podrá tomarse esa definición, si es que así lo consideren”.

En el caso de los 12 vehículos para las áreas institucionales, se tienen las ofertas de cinco marcas: Toyota, Nissan, Mazda, Volkswagen y Chevrolet. El fallo del Comité de Adquisiciones para la compra de los automóviles se dará a conocer el 20 de septiembre, cuatro días antes de que los diputados dejen el cargo.

A decir de Álvarez Brunel no fue precipitada la decisión de heredar nuevo vehículos a la próxima Legislatura, al argumentar que fue una medida responsable para entregar automóviles en buenas condiciones.

“No lo veo como una premura, sino como una responsabilidad que con mucha claridad se determinó que el uso del parque vehicular excesivo en el Congreso, que representa más del 20 por ciento, que tiene una disminución en erogaciones, que al limitar el uso del vehículo a quienes lo tienen asignados en este momento le da un orden y que de esa manera lo estamos haciendo con responsabilidad. La realidad es que la institución tiene que continuar”.

El Poder Legislativo destinó 7.5 millones de pesos para la compra de 19 vehículos, 12 automóviles tipo sedán para directores, además de siete camionetas para la próxima Junta de Gobierno.

En relación a los 32 vehículos que se van a dar de baja, el director de Administración, Juan Caudillo, apuntó que dos los tenía el Congreso en comodato y serán regresados a la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración.

Los 30 vehículos restantes que ya rebasaron los 200 mil kilómetros o que ya el costo de su mantenimiento es superior al 30 por ciento del valor del automóvil, serán vendidos a la agencia a la que se le compren los nuevos vehículos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.