Guanajuato pertenece al limbo de las estadísticas de desaparición; crisis de seguridad hace imposible dar números reales

Sin Durazo ni Diego Sinhue, arranca Foro de Pacificación en Guanajuato; CCE reprocha falta de interés

León, Gto. Calcular el número de personas desaparecidas en México resulta “imposible” debido a que autoridades y víctimas han querido ocultar la información, así lo mencionó Loretta Ortiz, coordinadora del Consejo Asesor para Garantizar la Paz, durante la realización del Foro para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, en el municipio de León.

Dijo que esta “cifra negra” se debe a que las entidades no tienen una comunicación directa con la federación para hacer el reporte de las personas desaparecidas, además de que por años se han tratado de ocultar casos; o porque familiares de las víctimas optan por no denunciar por miedo a represalias.

Loretta Ortiz, quien acudió como representante del próximo gobierno federal, mencionó que se optó por realizar este foro en Guanajuato, debido a que “ya se contaminó la situación del estado”, pues es una de las entidades que tiene mayor grado de criminalidad e inseguridad.

En este foro estuvieron presentes los familiares de personas desaparecidas en San Luis de la Paz y Acámbaro, así como de los cazadores leoneses que desaparecieron hace ocho años en el estado de Zacatecas. Las víctimas y sus familiares, participaron en varias mesas de trabajo en donde expertos en áreas sociales escucharon sus propuestas e historias de vida, para poder generar acciones concretas en favor de la seguridad.

Contrastada con la nutrida participación de víctimas, asociaciones civiles, empresariales y educativas; al foro no asistieron representantes claves ni del gobierno federal ni del gobierno estatal.

Existe una gran “cifra negra”

Loretta Ortiz reconoció que México atraviesa por una etapa de violencia crítica, que ha dejado como consecuencia, el homicidio y desaparición forzada de una gran cantidad de personas, aunque calcular la cifra real resulta imposible, puesto que tanto autoridades como víctimas se han empeñado en mantener una “cifra negra”.

La representante del gobierno federal mencionó que una constante en los foros que se han realizado, en distintas entidades del estado, son los casos de desaparición forzada; mismos que también se repiten en el estado de Guanajuato.

Loretta Ortiz // Foto: Juan José Plascencia

Además mencionó que esta entidad ya se suma entre las que podrían tener fosas clandestinas, si se considera el caso de Villagrán.

“Darla (una cifra de desaparecidos) es imposible, ni que tuviera una esferita mágica para poder preguntar porque todavía no sabemos en cuántos estamos de la república hay fosas; hay fosas en Tamaulipas, en Guerrero, en Morelos, en Guanajuato, entonces ¿se imaginan? (…) y eso en el caso de que sean cadáveres pero de aquellos que desaparecieron sus cuerpos, y que se teme que ese sea el caso de Ayotzinapa, y puede haber pasado en muchos otros casos”, dijo.

Mencionó que hasta el momento, los datos de personas desaparecidas resultan “fortuitos” porque las autoridades no se han esmerado en realizar bases de datos confiables y los familiares a veces temen por represalias: “muchas víctimas que no se atreven a hablar porque son amenazadas, ni si quiera denuncian y por eso es difícil dar una cifra”.

Únicamente se limitó a señalar que la cifra, con seguridad estaría superando los 40 mil casos, que es el estimado oficial que existe a nivel nacional.

Respecto de las condiciones particulares de Guanajuato, Loretta Ortiz mencionó que es un hecho que esta entidad ha disparado sus niveles de inseguridad y que por esta razón, para el gobierno federal era indispensable realizar un foro donde se conociera el sentir de las víctimas.

“Es evidente que ya se contaminó la situación de Guanajuato en un estado de una gran criminalidad y se inseguridad para los que viven en este estado, por eso se escogió establecer un foro aquí en Guanajuato, desde el inicio se escogieron los estados con más violencia”.

Víctimas y asociaciones civiles reclaman justicia

Las historias de desaparición y dolor han afectado a familias guanajuatenses. Algunas de ellas estuvieron presentes en este Foro para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, y aprovecharon para exigirle a las autoridades que continúen con la búsqueda y que se haga justicia.

El 23 de marzo de 2011, un total de 23 migrantes de San Luis de la Paz decidieron irse “de mojados” a Estados Unidos… nunca llegaron y desaparecieron en el camino.

Evelina Guzmán, participó como representante del “Grupo Justicia y Esperanza de San Luis de la Paz”, quien alzó la voz para señalar que fueron ignorados por las autoridades de aquel municipio, por el Ministerio Público y por la propia Procuraduría de los Derechos Humanos.

“Fue una de las primeras trabaas que nos pusieron y tiempo después supimos que no existía tal denuncia, se repitieron en tres ocasiones las denuncias, de las cuales dos jamás fueron formalizadas y no sabes por qué, nos acercamos a Derechos Humanos y Províctimas pero jamás fuimos escuchadas”, dijo.

La ayuda tuvo que venir de asociaciones civiles, que les ayudaron a encontrar el cuerpo de José García Morales en una de las fosas clandestinas de San Fernando en el estado de Tamaulipas, aunque en realidad su identidad nunco pudo ser realmente verificada por sus familiares. El resto de los migrantes continúa desaparecido.

“No hay justicia, investigación o búsqueda. Todas las familias seguimos exigiendo el trabajo de las autoridades y la búsqueda. No hay palabras para describir la angustia y la agonía de vivir día a día sin saber de nuestros familiares desaparecidos, sin embargo seguimos de pie para lugar y buscar respuestas”, mencionó.

A la par de Evelina Guzmán, también se presentaron familiares de víctimas de diversos delitos cometidos en los últimos años, y recientemente, en el estado de Guanajuato. Ellos participaron en las diversas mesas de trabajo, mismas que fueron privadas con el objetivo de proteger su información e identidad.

Quienes también hablaron a nombre de las víctimas, fueron algunos de los participantes en la organización de los foros, tales como Luis Alberto Ramos, Rocío Naveja y José Arturo Sánchez Castellanos.

Delimitan la amnistía

Loretta Ortiz aprovechó el uso de la voz para explicar que la amnistía que el gobierno federal propone, será limitada y bajo ningún caso, se aplicará para aquellas personas que hayan cometido un delito de alto impacto o que atente contra grupos vulnerables como periodistas y activistas.

“La amnistía nunca va a proceder con aquellos delincuentes que hayan cometido un sólo hecho violento, es decir, que jamás procederá en el caso de desapariciones, feminicidios, trata, delitos contra los periodistas, ningún acto violento que un delincuente haya cometido, y no será sujeto amnistiable”, dijo.

Agregó que la amnistía está pensada únicamente para niños y niñas que han sido coptados por el crimen organizado, que no hayan cometido hechos ilícitos y que únicamente hayan cometido actos pequeños por tráfico de droga.

También podrá analizarse en el caso de mujeres que han realizado tráfico de sustancias, “realizando un favor a su pareja o a su esposo”.

Se analiza la legalización de la mariguana

En vista de las condiciones de violencia que hay en el país, y la relación que esta tiene con la producción, tráfico y consumo de sustancias; Loretta Ortiz manifestó que el próximo gobierno federal también analiza y evalúa la posibilidad de que se legalice el uso recreativo de la mariguana.

La representante del próximo gobierno federal mencionó que se han dado acercamientos con consumidores y productores de mariguana y amapola, quienes han expuesto a las futuras autoridades todos los riesgos y consecuencias del uso de estas sustancias.

“Todo parece indicar que vamos a tener una reforma importante en este sentido, que se va a legalizar el consumo, la producción, la comercialización de la mariguana y en el caso de la amapola, que se va a autorizar (…) se está meditando en el sentido de autorizar la producción de amapola para el uso medicinal”, señaló.

Respecto a la amapola, manifestó que se está estudiando regularizar la producción pero únicamente con fines medicinales.

Reclaman ausencia de las autoridades estatales y federales

José Arturo Sánchez Castellanos, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, lamentó la poca participación y presencia que tuvieron las autoridades estatales en la realización del Foro para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, que tuvo lugar la mañana de este jueves en el municipio de León.

El empresario leonés también lamentó que no se haya concretado la visita de Alfonso Durazo, quien será el próximo titular de la Secretaría de Seguridad durante la gestión de Andrés Manuel López Obrador; aunque manifestó que tuvieron una conversación telefónica en la que se dio el compromiso de sostener un encuentro dentro de los próximos 15 días.

José Arturo Sánchez Castellanos // Foto: Juan José Plascencia

Esta mañana se realizo el Foro para la Pacificación y Reconciliación Nacional, mismo que tuvo lugar en la Universidad de Guanajuato y en el que no estuvieron presentes, ni el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo ni el Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres,

José Arturo Sánchez Castellanos manifestó que hubiera sido deseable que titulares de las áreas de seguridad, tanto del estado como de la federación, estuvieran presentes en la realización de estos foros en Guanajuato, considerando que la entidad ahora encabeza la posición número uno, en violencia y homicidios a nivel nacional.

Respecto a la inasistencia de representantes estatales, mencionó que espera que esto se nivele con trabajo y propuestas que ayuden a garantizar la seguridad.

“Podría entender que la ausencia del secretario (de gobierno) podría deberse a la misma ausencia de un funcionario federal, supongo yo pero de cualquiera manera deberían estar presentes aquí y escuchar lo que la sociedad, y sobre todo las víctimas, tengan que decir el día de hoy”, mencionó.

El empresario mencionó que la inasistencia de Alfonso Durazo contrasta con la disposición que Andrés Manuel López Obrador mostró durante su visita, hace apenas tres días, para garantizar que Guanajuato recobrará los niveles de tranquilidad.

Sin embargo, dijo que será en los próximos 15 días cuando Durazo pueda visitar Guanajuato.

“Hoy por la mañana recibí una llamada del próximo Secretario de Seguridad, manifestándome una disculpa por no haber atendido, pero nos ofreció y realmente nos prometió que en los próximos días estaría aquí en León para atender las peticiones, no sólo del sector empresarial, sino de la sociedad”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.