Urge Márquez a Conagua a entrarle al tema Zapotillo, “es cuestión de voluntad política”

Irapuato, Gto. Mientras el gobernador Miguel Márquez urgió a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que informe “si le va entrar o no” para seguir con la obra Presa Zapotillo y consideró debe hacerse a un lado a la empresa que incumplió, el destrabar el tema es cuestión de voluntad política.

El director local de la Conagua Humberto Navarro aseguró que será decisión del próximo gobierno federal porque falta asignar dinero para la construcción de los 130 kilómetros del acueducto.

Miguel Márquez
Foto Carmen Pizano

“Aquí no hay que más que dos sopas, si le van entrar ahorita que ya nos digan, y si no le van entrar bueno que lo dejen para el próximo gobierno vaya viendo el proyecto. Creo que todavía les alcanza para que ellos lo puedan hacer” refirió Márquez.

En tanto el estado sigue esperando cita de la Conagua, pero consideró que debe de hacer a un lado a la empresa que no cumplió y que el gobierno debe hacerse cargo de la obra.

“No nos han dado fecha y es urgente reunirnos con Conagua para ver el estatus, la decisión que se va a tomar… No está en riesgo es un decreto presidencial. El tema ahorita es de activar la voluntad política, destrabarlo, hacer un lado a la empresa que no cumplió, y que el gobierno haga la obra para ya no tener que depender de una concesión”.

Por su parte el delgado de la Comisión Nacional del Agua Humberto Navarro aseveró que será decisión del próximo gobierno federal seguir con el Zapotillo, porque no saben si por los tiempos del cierre del tema presupuestal del actual gobierno federal les alcance a liberar el recurso. La próxima semana se reunirán.

“(Falta) una parte presupuestal para (la construcción) del acueducto de más de 130 kilómetros de los altos de Jalisco a Guanajuato, se tiene que determinar cómo llegara ese recurso y por las condiciones del ejercicio fiscal que estamos viviendo al término del periodo de gobierno federal (de Peña Nieto) (no sé) si podemos alcanzar a libertar el recurso”, dijo, sin precisar la cantidad.

Ante ello dijo confiar en que las próximas autoridades federales y estatales den seguimiento porque se beneficiaran más de un millón de habitantes de León y de los Altos de Jalisco y se les garantizará 30 años el agua.

“Que el nuevo presidente haga un esfuerzo y consolide esta obra. Hay un avance significativo lo más caro es el embalse. Ya está, falta construir el acueducto y espero que el Gobierno de la República considere la voluntad del próximo gobernador de Guanajuato. Con la voluntad política se pueda lograr”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.