#YoSoy132 seis años después. Presentación del libro: Los indignados mexicanos

¿Cuáles fueron los alcances del movimiento #YoSoy132? Seis años después, Helena Varela Guinot y Juan Luis Hernández, lanzan un libro que ofrece tres formas de acercarse a la indignación social que surgió en los universitarios.

Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”. Salvador Allende

León, Gto. ‘Los indignados mexicanos. Indulgencia juvenil frente al regreso del PRI a la presidencia’, es el nombre del libro que reflexiona sobre el primer movimiento estudiantil que surge en una universidad privada en la historia de México: #YoSoy132. Este movimiento al que se sumaron miles de estudiantes a nivel nacional, nació en la Ibero CDMX a raíz de la visita del entonces candidato priista a la presidencia, Enrique Peña Nieto a las instalaciones de esta casa de estudios en el año 2012.

A seis años del movimiento estudiantil #YoSoy132, el Departamento de Estudios Culturales de la Universidad de Guanajuato (UG), recibió a Juan Luis Hernández Avendaño, coordinador del libro ‘Los indignados mexicanos’, que junto a Isabel Hernández Medel, coordinadora de contenidos de Ibero 90.9 y los académicos de la UG, Mónica Elivier Sánchez González, Luis Fernando Macías y el analista político Arturo Mora Alva, hablaron de los alcances e implicaciones de este movimiento estudiantil.

Esta insurrección juvenil impulsada por las redes sociales, explotó cuando varios medios de comunicación afirmaron que los jóvenes que protestaron el 11 de mayo de 2012 en la Ibero de Santa Fe en contra de Peña Nieto, no eran más que acarreados, porros de López Obrador que no pertenecían a esta institución. Horas más tarde, 131 alumnos de la Ibero grabaron un vídeo identificándose como estudiantes de este centro, mostrando sus credenciales. El número 132 surge más tarde, cuando un internauta anónimo se suma a la protesta.

Concierto #YoSoy132 en el Z—calo. S‡bado 16 de Jœnio

Juan Luis Hernández Avendaño, coordinador de este proyecto que tardó en salir a la luz porque ninguna editorial se mostraba interesada en publicarlo, explicó que el libro se está dividido en tres partes. La primera parte, titulada: El inicio de la indignación: Enrique Peña Nieto en la Ibero, es una crónica de los hechos narrada por los alumnos que se manifestaron en contra del candidato. Esta multiplicidad de voces, confirma un hecho histórico que los medios intentaron enmudecer.

La segunda parte la conforman 44 fotos inéditas que definen el movimiento. Este desfile de imágenes presentadas en orden cronológico, muestra la llegada de Peña a la universidad, recibido por una gran cantidad de estudiantes que cargan pancartas con el lema “Atenco no se olvida”, y portan máscaras de Salinas de Gortari. Esta muestra gráfica irrefutable del movimiento, termina con una serie de fotos que revelan el alcance del mismo: marchas y manifestaciones públicas en las principales avenidas y plazas de la Ciudad de México, mismas que se replicaron a nivel nacional.

Finalmente el libro habla sobre los jóvenes indignados y el regreso del PRI al poder a través de seis artículos que tratan de analizar por qué está protesta y cuál es su legado.

“Esta narrativa también tiene que ver con lo que está pasando en esta campaña electoral; el puente entre 2012 y 2018 me parece fascinante. Los alumnos que protestaron en ese momento contra Peña Nieto avisaron con claridad lo que podía pasar con este país si ganaba la elección”. señaló Juan Luis Hernández

Uno de los puntos a tratar durante la presentación del libro, fue el por qué surgió este movimiento en una escuela privada y jesuita que es conocida por albergar en sus aulas a un grupo de elite. Isabel Hernández Medel, quien estuvo presente durante la manifestación, expresó que contrario a lo que muchos creen de los alumnos de la Ibero Santa Fe, la mayoría de ellos guardan ese ánimo revolucionario y repudian todo acto de violación de los derechos elementales, como sucedió en Atenco.

Hernández Medel explicó que, en base a los valores jesuitas, gran parte de los alumnos se involucran con causas sociales, trabajando en zonas marginadas con grupos minoritarios que viven en pobreza y experimentan todo tipo de atropellos a sus derechos. De ahí las pancartas que mencionan  Atenco, donde ocurrieron 146 detenciones arbitrarias y más de 20 mujeres fueron golpeadas y violadas por elementos de la policía, víctimas de una brutalidad que no era ajena a los estudiantes.

Arturo Mora habló del movimiento como “una ola expansiva”, que logró unir a estudiantes de escuelas públicas y privadas de todo México, en un hecho histórico sin precedentes que se manifestó en contra de todo lo que representaba el Partido Revolucionario Institucional, incluyendo la manipulación mediática.

“León en particular es una ciudad ultraconservadora pero no se quedó atrás. A la Universidad de Guanajuato llegó el eco de este movimiento y se conformaron grupos que se reunieron para solidarizarse con el movimiento y expresar su indignación. En el Arco de la Calzada llegaron muchachos y muchachas no sólo de la UG, también de otras universidades”.

Presentación del libro ‘Los indignados mexicanos’ en la UG

De igual forma, Arturo Mora resaltó la enorme importancia de los jóvenes en la toma de decisiones y su peso en las próximas elecciones. Señaló que a pesar de que los jóvenes son el segmento que más ha olvidado el Estado Mexicano, ya que se les han aplicado políticas muy injustas principalmente en relación a las reformas de seguridad laboral, son un sector de peso en el que recae no sólo el futuro, sino el presente del país.

Finalmente, Luis Fernando Macías realizó tres preguntas clave: ¿Cómo se constituye un documento histórico?, ¿Qué da cuenta de lo histórico? y ¿Cuándo empezamos a ser quienes somos? En esta lucha de la memoria contra el olvido, Luis Fernando ofreció una reflexión en torno a la memoria y cómo este libro en particular funge como “caja de herramientas” que no sólo da cuenta del relato que narra, sino de los instrumentos que pueden ser utilizados para investigar procesos que tienen que ver con la memoria.

De esta forma ‘Los indignados mexicanos’ reconoce la capacidad de movilización de la población universitaria, pero también a quienes no siéndolo se sumaron y se siguen sumando a los ríos de indignación que pueblan nuestro país.

‘Los indignados mexicanos. Indulgencia juvenil frente al regreso del PRI a la presidencia’ fue editado por Colofón, tiene un costo de 245 pesos y se puede encontrar en librerías como Gandhi a nivel nacional.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.