Consulta a masa, señal ominosa para México

Con alumnos de Teoría Política y Derecho Constitucional estudiamos institución democrática participativa prevista en Art. 35 constitucional: “Son derechos del ciudadano: VIII.- Votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional, las que se sujetarán a lo siguiente: 1º Serán convocadas por el Congreso de la Unión a petición de: a) El Presidente de la República; b) El equivalente al treinta y tres por ciento de los integrantes de cualquiera de las Cámaras del Congreso de la Unión; o c) Los ciudadanos, en un número equivalente, al menos, al dos por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, en los términos que determine la ley…” Presidente electo López Obrador convocó a una consulta “popular” último fin de semana de octubre sobre conveniencia de nuevo aeropuerto en Texcoco o en Santa Lucía, la que no cubrió exigencias constitucionales y menos metodológicas que garantizaran integridad, equidad y transparencia (votó menos del 1%); y tampoco esperó a tomar posesión para decidir, perseverando en mayor error de gobierno adelantado que harto lo desgastará.

Consulta fue convocada por particulares para tener efectos vinculantes como si fueran autoridades y dejando fuera a millones de ciudadanos que no pudieron votar por solo instalarse 1 mil 73 casillas seleccionadas partidistamente. Manipulación de preguntas que avalaban información incompleta y oculta de Santa Lucía. Votaron participantes 4 y 5 veces comprobadas; tinta en dedo borrada con saliva; responsables guardaron en sus casas votación sin garantías de no alteración; desconocimiento de nombres de responsables de casilla, etc. Se despreciaron y marginaron opiniones de industrias aeronáutica o turística o de ingenieros respecto a una decisión previamente resuelta por López Obrador que favorece a constructor favorito en su gobierno en la Ciudad de México, José María Riobóo: ya anunció directivo de Grupo Riobóo SA coordinará construcción en Santa Lucía: corrupción, ilegalidad, mentira, autocracia.

Graves repercusiones implica desde ya para México. No sólo ni principalmente depreciación del peso o perjuicio a Afores de retiro que legalmente invirtieron en construcción. Es incumplimiento de promesa del candidato López de aceptar construcción de aeropuerto de Texcoco con recursos privados; es provocar incertidumbre sobre vigencia de estado de derecho en el país; el mayor tiradero de dinero a la basura por un gobierno antes de comenzar. Pérdidas de miles de empleos; generación de calificación de incremento de riesgo para inversionistas necesarios para completar empleos en México, etc. Buena señal sería rectificar y licitar construcción a mejor postor, ganando así todos.

El presidente electo actúa como Poncio Pilatos: se lava manos diciendo “el pueblo no se equivoca” y anuncia más consultas populares que significarán la prostitución de esta institución democrática participativa por no hacerse bien. Por supuesto los pueblos se equivocan: Brasil lo acaba de hacer como antes norteamericanos con Trump y más atrás alemanes con Hitler.

Provoco a mis alumnos leer “La Política” de Aristóteles quien analiza constituciones de ciudades griegas y sus formas de gobierno. Reconoció entre las peores formas aquella en que decide la masa, muchedumbre manipulada, sin información suficiente, no pueblo consciente. Oclocracia (oclos, masa; cratos, poder): gobierno de muchedumbre la llamaron, que se nutre de rencor, ignorancia, fanatismo. Señal ominosa- de mal agüero- consulta. ¡Urge pueblo, demos; no masa!

3 Comentarios
  1. Martin dice

    Y no sería algo parecido que un candidato en campaña y un grupo de paleros se prestara a realizar un foro de seguridad prometiendo grandes cosas y la solución de problemas y terminara engañando a la gente, dando resultados nulos, trayendo tras de sí crimen, muertes, robos, asaltos, tomando decisiones como acabar con una policía municipal, y terminar siempre culpando a la Federación? don Miguel espero que eso también lo analice y lo ponga a consideración de sus alumnos, bien vale la pena, si se consulta malo, si no se consulta peor, pero si se termina engañando por cualquier vía que dice la ley o la constitución, que sucederá finalmente?

  2. Nuño G- dice

    Voy hacer una consulta con mi cuates, compadres, tíos, para que el loco renuncie. Y como “somos un pueblo sabio” el loco tendrá que aceptar que no lo queremos.

  3. Julio A. dice

    Triste teoría política que ha de enseñar este calumnista digo columnista pintado de azul. Lástima por sus alumnos. No hay pueblo dice sino muchedumbre, masa. El pueblo es él y los que saben, los que deciden lo que conviene al ignorante pueblo, pobre pueblo pobre, plagado de ninis, pléyade de chairos contrapuestos a los derechairos, malosos vs buenosos, derivaciones de los comeniños, rojillos vs los patrios colores o el azul del cielo. ¿Cuándo funcionario, Alcantara funcionó?

    De trascendencia, el tomar dinero público para el rescate bancario del Fobaproa, la Deforma Educativa, la privatización del petróleo, el despojo ejidal a los campesinos, la fiscalía que sirva, la firma del TLCAN, el tratado transpacífico. ¿Se consultó en ésto a la muchedumbre, masa, nonato pueblo? No.

    El poder dimana del pueblo, quien lo delega en servidores. Buena y necesaria la crítica cuando no parte de las vísceras y la manipulación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.