- Publicidad -
sábado, mayo 15, 2021

7 señales de que tu hijo sufre bulling

El acoso escolar sigue en aumento y está inicando a edades más tempranas. En una encuesta reciente, por lo menos siete de cada 10 estudiantes afirman que han sido intimidados por lo menos una vez en la escuela, de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. Y más de la mitad de todos los incidentes de intimidación – mental, verbal o física – no se denuncian.

Como padre, ¿cómo saber si su hijo es víctima de acoso escolar? Hay algunas señales claras de advertencia para tener en cuenta. Los siguientes son siete indicadores de posibles acoso:

  1. Una drástica caída en las calificaciones: En muchos casos de intimidación, la víctima se siente temeroso, aprensivo o incluso aterrorizado. Él o ella está más centrado en el acoso que se producirá, en lugar de poner atención al profesor. El trabajo en clase y los exámenes muestran señales de bajo desempeño debido a esta falta de concentración.
  2. Agresión contra los hermanos menores: Debido a la intimidación, muchos estudiantes de primaria deshaogan sus frustraciones en sus hermanos menores. Usted notará que se incrementan las amenazas, empujones, la destrucción de algún juguete del hermano o un dibujo.
  3. Se siente enfermo: Si su hijo le pide quedarse en casa con frecuencia, pero no parece estar enfermo, podría estar siendo acosado. Si su actitud hacia la escuela es negativa o insiste en que pase por él en lugar de viajar en el autobús, es necesario investigar la situación.
  4. Moretones o lesiones: A pesar de que todos los niños experimentan golpes y moretones de vez en cuando, si se empieza a notar un aumento en este tipo de lesiones y su hijo no le dice cómo sucedió, es un signo de intimidación.
  5. Problemas con el lunch: Muchas veces el acoso se produce en la hora del almuerzo. Si su hijo no quiere comer su almuerzo, le pide dinero o exige un cierto tipo de sándwich o golosinas, podrían estar siendo obligado a entregar su almuerzo o dinero.
  6. Cambios repentinos del estado de ánimo: Al tratarse de una víctima de acoso escolar, el niño está bajo mucho estrés emocional y mental. Él sólo quiere que termine el día y llegar a casa. Una vez en casa sin embargo, como una forma de liberar el estrés, las emociones son como una montaña rusa, y puede que usted no sepa como va a reaccionar ante determinadas circunstancias.
  7. Cambio en los hábitos: El trauma de ser intimidado puede hacer que el niño pierda el apetito o coma en exceso. También puede experimentar noches sin dormir y padecer pesadillas.

Estas son algunas señales, que por sí mismas no significan que haya un problema serio. Lo mejor es observar a su hijo y acercarse a la escuela para ver si los maestros han notado algún cambio también.

Con información de The Huffington Post

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img