- Publicidad -
sábado, noviembre 27, 2021

GIFF 2021: PLAYGROUND.

Capturando las complejidades emocionales y de presión social que todos como niño hemos llegado a sufrir en nuestra vida, la película de Laura Wandel es un sorprendente debut como realizadora.

Usualmente estamos condenados a contemplar nuestras vivencias dentro de la etapa infantil con una máscara conformista de añoranza, una desdibujada percepción en donde los grandes momentos opacan las complejidades que representa tener una edad en la que el mundo se mueve sin tu consentimiento sin que tengas pleno entendimiento de las cosas. El cine ha formulado estas realidades duras sobre la infancia y la adolescencia a lo largo de su historia en casos bastante notorios -como Los 400 Golpes de Truffaut Cuenta Conmigo de Rob Reiner entre otras- porque lejos de contemplar audiencias infantiles lo que buscan es que los adultos entiendan este desenamoramiento y constatar que ser niño… es muy difícil, es más: es un posible horror.

Un monde o Playground va precisamente de eso: una visión impactante de una voz infantil esperando solventar los problemas que tiene en su presente y que nadie parece tomar en cuenta.

Esto es de parte de Nora (una impactante Maya Vanderbeque) que tiene qué ser testigo de los abusos de bullying que sufre su hermano Abel (Günter Duret) en la escuela. Nora ve esto en medio de los juegos y en un acto sensato, lo menciona a su padre… el problema es que la vida de Nora es opuesta a las percepciones de cotidianeidad que son interpuestas al ver a sus compañeros de escuela, porque el padre de Nora (Karim Leklou) es un hombre que dadas las circunstancias no trabaja y se encuentra al cuidado de sus hijos. Dentro de su lógica -fundamentada por una especie de rencor de condiciones- se vuelve sobreprotector desafiando a los chicos abusivos, pero lejos de solucionar las cosas para Nora y su familia, esta recibe una etiqueta de Judas de parte de Abel.

A partir de entonces Nora comienza a tener culpabilidad sobre lo que ve y quiere y no puede decir, en un detonante filme de impotencia dentro de todos los sentidos posibles. Wandel tiene una doble función dentro de Un Monde, logrando capturar en el guión una naturalidad dentro de sus protagonistas durante la mayor parte del tiempo sin diálogos rebuscados o sentimentalismos,siendo también un espacio para que Wandel dedique una reflexión sobre las modalidades del abuso y razonamientos para que esto persista en una sistematización de cadena alimenticia, de la cual el amor se presenta como constante de posible cambio ante todo. Y es muy notorio el trabajo que esta tuvo con los niños, particularmente con Maya Vanderbeque a quien la película nunca despega de ser el centro tanto narrativo y visual. Rememorando al trabajo de cámara de Mátyás Érdely en El hijo de Saul (), Un Monde genera un estrecho lazo personal con Nora y sus actuares de una forma que hace que atestiguemos incluso los trazos de su inconformidad emocional; es un trabajo evocativo de todas las partes involucradas.

Nora en sus peores momentos es berrinchuda, testaruda, y tonta porque nadie parece entenderla… excepto nosotros. Un monde tiene un poder de efecto sobre todo si es que durante nuestros años de infancia fuimos esa misma Nora, con un frenesí deprimente sobre qué debíamos de hacer, sobre ese repugne insensato a nuestros familiares para mantener una apariencia aceptable dentro de los círculos sociales, y que también ve que aquellos quienes sí intentan acercársele de manera genuina se van. Un monde es un potente recordatorio de que no todo siempre fue bueno, pero también de que todo siempre puede mejorar… siempre.

Un Monde (Playground) se proyectará en Cinemex Jacarandas el 25 de Septiembre en punto de las 18: 00 horas. También se encuentra disponible en linea a través del catálogo de Giff Online.

Irapuato
25.9.2021
18:00 (Horario CST)
Cinemex Jacarandas | Sala 10

Más noticias

Comentarios

spot_img