- Publicidad -
sábado, enero 23, 2021

Un descendiente nazi devuelve una tienda confiscada a un judío durante la ocupación alemana

Ciudad de México, (SinEmbargo).  El nieto de un nazi que expropió una tienda judía en 1938 rastreó a los descendientes del dueño de la tienda original para disculparse y compartir una lección con sus propios hijos.

Quiso enseñarles que las decisiones que se toman tienen un impacto en la vida de otra persona.

Thomas Edelmann, de 49 años, nunca había conocido a su abuelo paterno, Wilhelm Edelmann, pero, según le dijo a CNN, escuchó rumores sobre el negocio familiar y sospechaba que anteriormente había sido propiedad de judíos.

Cuando comenzó a investigar la genealogía, se encontró con registros fiscales nazis que confirmaban que Benjamin Heidelberger era el propietario judío original de la tienda, que se había visto obligado a vender su amada ferretería a Wilhelm Edelmann tras la aprobación de las Leyes de Nuremberg.

Estas leyes, que fueron promulgadas en la Alemania nazi en 1935, eran de naturaleza antisemita y racista y restringían a los judíos de la economía alemana al legalizar la confiscación de sus propiedades. La tienda estaba ubicada en Bad Mergentheim, al sur de Alemania.

Cuando Thomas Edelmann compartió esta información en el sitio de creación de árboles genealógicos en línea, MyHeritage, el equipo de investigación de la empresa se sintió intrigado y decidió ayudarlo a aprender más sobre su pasado.

Durante su investigación, descubrieron el registro de naturalización de Heidelberger en 1942 en el Mandato Británico de Palestina, y su lápida junto a su esposa Emma, ​​en el norte de Israel. También averiguaron que Heidelberger tenía una nieta viva, cuyo nombre era Hannah Ehrenreich. El maestro jubilado de 83 años todavía vivía en Israel, informó CNN.

Thomas, que nació en Alemania, dijo que sabía muy poco sobre la historia de su familia paterna, debido en parte al divorcio de sus padres cuando él era un niño. Tampoco tenía ninguna conexión con la cadena minorista que construyó su abuelo y que había surgido en la ferretería, informó CNN.

 Según Thomas, la tienda ya no existía, pero su familia aún es propietaria del edificio, junto con otras propiedades en la ciudad. Sin embargo, él mismo no forma parte de la empresa, informó el medio.

A través de MyHeritage, Thomas pudo enviar una carta a Ehrenreich en inglés, sin saber que hablaba alemán. Thomas escribió en las cartas, publicadas por CNN, que sentía que era “su deber”, en nombre de su familia, comunicarse con respecto a la “injusticia” que soportaron sus abuelos, escuchar su historia y “escuchar y aprender”.

“Soy parte de la familia Edelmann y quiero dar el primer paso y escuchar su historia. Entiendo que es posible que no vea ningún beneficio para usted en hablar conmigo.

Lo hago con la intención de enseñarles a mis hijos, y posiblemente a otros miembros de la familia, sobre el impacto de decisiones históricas particulares, esto podría ayudarlos a tomar mejores decisiones en sus vidas”, continuó Thomas.

“Actualmente, el clima político en nuestro país está envenenado. Se avecina un nuevo antisemitismo. Quiero asegurarme de que al menos mi familia nunca volverá a ser responsable de la injusticia experimentada por otros, sino que defenderá y luchará por los débiles”.

La carta fue bien recibida y, después de unas semanas, finalmente hablaron por teléfono. Su conversación fue principalmente en alemán y duró unos 90 minutos.

La pareja habló sobre el pasado de sus familias. Ehrenreich le dijo a Thomas que su abuelo, Benjamín, al que ella estaba muy unida, hablaba a menudo de su tierra natal y llevaba un diario en su lengua materna.

También le contó que su abuelo y abuela paternos usaron el dinero que obtuvieron de la tienda para huir a Palestina en 1938.

Pasaron semanas antes de la Kristallnacht, también llamada la “Noche de los cristales rotos”, una noche devastadora en el que los nazis incendiaron sinagogas, destrozaron hogares judíos y otras propiedades y mataron a muchos judíos. Unos 30 mil hombres judíos fueron arrestados y enviados a campos de concentración nazis.

Ehrenreich, con mucha tristeza, le comunicó a Thomas que sus abuelos maternos se habían quedado en Alemania y habían muerto bajo el régimen nazi. Todas sus esperanzas y sueños se esfumaron por los nazis.

Luego compartió con Thomas algunas de las entradas personales que escribió su abuelo en su diario.

En una entrada, Heidelberger escribió: “Mi sucesor comercial, Wilhelm Edelmann, venía todos los primeros de mes a pagar el alquiler y, aunque era miembro del partido nazi, era un hombre decente y no un antisemita”.

“Un día, Edelman se me acercó y me dijo que debería irme de Alemania lo antes posible. Había planes para actuar contra los judíos y se sintió obligado a advertirme a mí, su buen conocido”, escribió en otra ocasión.

Edelman le dijo a CNN que aunque su familia no habían sido buenas personas, Ehrenreich fue muy amable y no lo culpó por nada de lo que había sucedido. Dijo que estaba profundamente conmovido por la llamada y dijo que él y Ehrenreich se han mantenido en contacto, y que espera algún día ir a Israel y conocerla.

Más noticias

Profeco se declara incompetente para sancionar abusos con tanques de oxígeno

León, Gto. Ante el incremento de precios por los tanques de oxígeno médico en varias ciudades de Guanajuato, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco)...

Se incrementa el uso de armas de fuego en asesinatos, lesiones y feminicidios en 2020

León, Gto. Los asesinatos en Guanajuato se incrementaron, pero también la proporción de los casos con uso de armas de fuego. El 2020 cerró...

Regulares o clandestinos, pero hay anexos de reciente apertura en Irapuato

Irapuato, Gto.- El problema es que se han abierto nuevos anexos en la ciudad, y se ignora si lo hacen de manera regular o...

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí