- Publicidad -
sábado, abril 10, 2021

Delgadez de Claudia Schiffer impacta negativamente en Cannes

La supermodelo alemana Claudia Schiffer desembarcó la semana pasada en el Festival de Cannes luciendo un sugerente vestido de encaje de Dolce&Gabbana. Sin embargo, los paparazzi apostados en la alfombra roja de la Croisette solo vieron una cosa a través de las transparencias de la Schiffer: su extrema delgadez. Al día siguiente, el tabloide británico «The Daily Mail» se hizo eco de las imagenes bajo el titular «Más delgada que nunca» y utilizó palabras como «chupada» y «demacrada» para reseñar su look. «El revelador vestido dejaba ver claramente sus clavículas y omóplatos angulosos», destacó el «Mail», aclarando que Schiffer mide 1,80 metros y su peso debe estar por debajo de los 49 kilos.

Según la prensa anglosajona, la modelo, que el año pasado dio a luz a su tercer bebé, perdió kilos muy rápidamente tras el nacimiento de la pequeña Cosima. Pero hoy resulta demacrada: «Se nota que adelgazó de forma veloz, sobre todo por la piel flácida en sus brazos y por el aspecto demacrado de su rostro», ha explicado el nutricionista Majid Ali a la popular webde cotilleo RadarOnline. «Su panza parece también estar un poco hinchada, algo que suele ocurrir cuando las mujeres se someten a dietas intensas», destaca Ali.

Un cambio dramático

Lo más insólito del caso es que la supermodelo de 40 años, una de las más cotizadas de la industria —«Forbes» estima su fortuna en más de 100 millones de dólares—, ha sido una ferviente defensora de las curvas. «Cuando comencé era una de las más gordas. La moda se ve bien en chicas delgadas, pero cuando ves a las modelos de hoy en día no puedo evitar pensar que algo está mal», declaró en una entrevista a la revista «Bunte» en 2006. «Hoy son demasiado delgadas. Son solo huesos. Las modelos siempre han sido esbeltas, pero hoy lo son todavía más, es increíble», agregó.

En esa misma entrevista, Schiffer confesó que después dar a luz a su segundo hijo, Clementine, perdió mucho peso. «Los medios comenzaron a escribir que lucía muy delgada y enferma. Pero fui al doctor y me dijo que estaba saludable», aclaró a la revista alemana. E incluso alardeó de ser una mujer ajena a la dictadura de la báscula. «Desde que comencé a tener niños puedo comer lo que deseo. Como chocolate todos los días y bebo leche entera para no perder peso», dijo. Parece, pues, que hace tiempo que dejó de lado los chocolates.

Con información de agencias.

Avatar
Martha Silva Moreno
Editora y reportera en Zona Franca. Correo electrónico: marthasilva@zonafranca.mx Twitter: @marthax

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img