- Publicidad -
miércoles, mayo 22, 2024

Hollywood se quedó sin el rey del cine B: Fallece a los 98 años Roger Corman

León, Guanajuato.- Roger Corman, el legendario rey del cine B que dirigió y produjo cientos de películas de bajo presupuesto y que impulsó la carrera de cientos de artistas modernos ha muerto a la edad de 98 años. Así lo confirman sus familiares que estuvieron presentes en su hogar de Santa Mónica, California, la causa de muerte aún no ha sido oficializada.

Al preguntarle sus últimas palabras, Roger Corman dijo que le gustaría ser recordado como lo que fue, “un cineasta”.

El mundo del cine B de Roger Corman contó con varios reinicios dentro de sus casas productoras como lo fueron New World Pictures o Concorde/New Horizons y siempre con el máximo de funcionalidad, ya que Corman era experto en películas ágiles y de bajo presupuesto dentro de los géneros poco apreciados de los estudios y los premios: el horror, la acción, la ciencia ficción y películas pícaras fueron espacio de trabajo para Corman y personas sin nombre en Hollywood como Jack Nicholson, Robert De Niro y directores como Fracis Ford Coppola, Martin Scorsese, Jonathan Demme y Joe Dante por mencionar sólo algunos que sin las oportunidades ofrecidas por el norteamericano productor, no hubiesen tenido las legendarias carreras que ahora conocemos, como llegaría a decir el escritor Walter Moseley:

Roger Corman fue uno de los pocos que ofrecieron las puertas a hacer cine viendo más allá de las edades, la raza, el color de piel y el género.

Por cerca de medio siglo, Roger Corman se apoderó del mercado del cine B que además supo aprovechar su impulso de manera sabia con la llegada de la televisión por cable y el formato casero, sus películas solían rondar el presupuesto ínfimo de 5MDD que se regresaban gracias a los financiamientos y ganancias de los centros de video y las transmisiones de medianoche.

Roger Corman nació el  5 de Abril de 1926 en Detroit, Michigan pero se movería junto a su familia a la ciudad de Los Ángeles en 1940 en donde estudió la secundaria en la Beverly Hills High Schoot y posteriormente obtendría una especialidad en ingeniería y literatura dentro de la universidad de Stanford Oxford, respectivamente. Tras sus estudios entraría a trabajar a Electric Motors por sólo cuatro días, para intentar meterse al mundo del cine, que le resultaba tan fascinante. Primero empezí como chico mensajero dentro de los estudios de la 20th Century Fox pero sería un trabajo que no le daría espacio para desarrollarse como cineasta. De 1951 a 1953 Roger Corman hizo lo que pudo para subsistir y aceptando cheques de desempleo. Finalmente vendiendo una imagen de lector y corrector de guiones, sin experciencia escribió Highway Dragnet que vendió a Allied Artists por 4 mil dólares y dando la oferta de volverse el productor de la película, que al cabo no cobraría, sólamente quería saber qué era lo que tenía que hacerse en esta labor.

Con el éxito de Highway Dragnet Corman obtuvo 12 mil dólares que reinvirtiría con la película El monstruo del fondo oceánico que finalmente era producida por su recién estrenada compañía llamada Palo Alto y que obtendría un contrato con Samuel Arkoff, dueño de American International Pictures para distribuír las películas que hiciera.

A partir de ese contrato, en 5 años Roger Corman terminó creando bajo el esquema de director y/o productor más de treinta películas, todas con un presupuesto de 100 mil dólares y completadas en dos semanas o menos, con este esquema de trabajo y con el éxito de Corman en los espacios de corte barato como los autocinemas este se volvería áltamente rentable.

Tras el éxito de su relación frente a AIP, Roger Corman convenció a Arkoff de que financiara proyectos más ambiciosos, en particular una serie de películas que intentaban adaptar a su autor favorito: Edgar Allan Poe, Arkoff accedió con la condición que de vez en cuando Jack Nicholson -el hijo de James H. Nicholson– participara en sus películas y en el ciclo, y este tendría 8 películas durante la década de los sesentas que se consideran clásicos del horror, que revitalizaron la popularidad de Edgar Allan Poe y la literatura del género americana, además de la carrera de las viejas leyendas olvidadas del cine como Boris Karloff, Vincent Price, Basil Rathbone y Peter Lorre.

El cuervo (película de 1963) - Wikipedia, la enciclopedia libre

Con lo ganado en el ciclo de Poe, Corman finalmente crea otro estudio, New World Pictures que hace que tenga cifras positivas al dedicarse por un tiempo a redistribuir las películas que había prestado a AIP y de la que ya contaba con un inmenso catálogo. Con este dinero Corman terminaría haciendo películas como Carrera de la muerte 2000 (1975) Mujeres enjauladas (1971) de Jonathan Demme y Piranha (1978) de Joe Dante.

También es que Corman fue visionario de la distribución de películas extranjeras en territorio estadounidense. New World Pictures se dedicaría casi de forma exclusiva a este terreno, siendo extraordinariamente famoso el caso de Gritos y susurros (1972) de Ingmar Bergman, película que gracias al financiamiento de distribución de Corman las audiencias reconocerían el trabajo del director sueco cuando este se encontraba olvidado en el mercado americano y que además, se volvería su película más exitosa bajo la dinámica de distribución, todo esto hay que recordarlo, fue porque ningún otro estudio o productor quería apostar por Bergman en Estados Unidos.

“La compré sin siquiera verla, era ingmar bergman por dios”.

Bergman posteriormente terminaría recibiendo de nuevo la ayuda de Corman cuando compró Sonata de Otoño en 1978 junto a otros destacados traslados internacionales como el clásico de culto The Harder They Come (1972) de Perry Henzell, Amarcord (1973) de Federico Fellini, Dersu Uzala (1975) de Akira Kurosawa, El tambor de hojalata (1979) de Volker Schlöngdorf, El cuarto verde (1978) de Francois Truffaut y Fitzcarraldo (1982) de Werner Herzog… además de sus aproximaciones al mercado del ánime como sus readaptaciones de Galaxy Express 999 (1979) de Rintaro y Leiji Matsumoto y Nausicaa del valle del viento (1984), la primera película del estudio Ghibli.

Los filmes extranjeros que Corman compraban daban un quinto de las ganancias totales anuales de 55MDD que su estudio recibía.

Los alumnos y figuras que Roger Corman dejó filmar para sus producciones inmundas siempre le estarían enteramente agradecidos, incluso apareciendo en varios cameos dentro de sus producciones, como en El padrino Parte II (1974) de Francis Ford CoppolaEl silencio de los inocentes (1991) de Jonathan Demme.

Las celebraciones de Corman fueron a nivel internacional, apareciendo incluso como homenajadoe dentro del Festival de cine de Guanajuato del año 2015.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO