Juego de Pelota, una tradición prehispánica que revive en Azcapotzalco

La primera cancha de este deporte mesoamericano llegó a Azcapotzalco para acercar a todos los capitalinos a su historia a través del Faro Poniente Xochikalli, construido en lo que era un terreno baldío de 7 mil 500 metros cuadrados frente al Metro Rosario; la cancha se construyó como réplica de la que se encuentra en Chichén Itzá.

Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo).- El juego de pelota es una tradición prehispánica muy significativa para nuestra cultura e historia, hace algunos años era necesario  viajar a lugares como Quintana Roo, Hidalgo o Veracruz para apreciar alguno de estos juegos pero desde hace un par de meses no es necesario salir de la Ciudad de México para disfrutar de este espectáculo e incluso aprender a jugarlo.

La primera cancha de este deporte mesoamericano llegó a Azcapotzalco para acercar a todos los capitalinos a su historia a través del Faro Poniente Xochikalli, construido en lo que era un terreno baldío de 7 mil 500 metros cuadrados frente al Metro Rosario; la cancha se construyó como réplica de la que se encuentra en Chichén Itzá.

“Xochikalli es un proyecto que incluye el juego de pelota porque está retomando las disciplinas ancestrales, las escuelas y retomamos la consigna de Cuauhtémoc y en ella habla que en ese tiempo ellos mismos dijeron ‘destruyamos nuestros recintos al principio creador, nuestros caminos que queden ocultos, nuestros juegos de pelota, las escuelas para el canto, para el arte’ y dijeron ‘pero algún día volverá a salir’ y llegó obviamente toda la invasión; la consigna es muy grande pero básicamente se habla de eso, que en ese tiempo se tenía que ocultar todo porque en ese tiempo los que venían no lo iban a saber manejar y ese sol del que habla es esta época es una consigna para la gente actual, entonces Xochikalli retoma esa parte muy importante para México y abre sus puertas a estas disciplinas ancestrales”, dijo Juan Zamudio profesor de juego de pelota.

Juan explicó a Magazine que el juego es una representación de la dualidad y su lucha eterna. “El juego de pelota representa la lucha eterna de la dualidad, es la fluidez en nuestra cosmovisión es el Ometéotl: lo positivo lo negativo, lo femenino y lo masculino, de ahí viene el origen. Es la lucha de los contrarios pero complementarios, esa es la base”.

Algunas modalidades del juego de pelota incluyen un guante o bastón. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

Existen diferentes juegos de pelota, esto se da de acuerdo a la región, algunas de las modalidades eran con un guante o bastón, otra con la pierna, una más con la cabeza y el que la gran mayoría conoce es en el que usa la cadera para golpear la pelota y hacerla pasar por un anillo de piedra.

“Cada pueblo y cada región tenía su juego de pelota y sus reglas las ponían precisamente por la región y su cosmovisión era fluir con el universo y conforme ellos concebían el universo planteaban sus reglas, algunos juegos vas a ver que es la lucha del sol la luna, el día y la noche, o las estrellas también, los astros, las constelaciones o una situación social planteada en el juego de pelota”.

En el Faro ubicado en la delegación Azcapotzalco se practica el purepecha y el teotihuacano. Zamudio refirió que “el juego teotihuacano, disciplina ulama, solamente es golpe de cadera y ese se trata de levantar la pelota del piso, lo pones muy abajo y la tratas de levantar y la contraparte es no dejar que caiga y entre más suba, ahí no se manejan los aros”, respecto al purepecha mencionó que es con bastón y que en ocasiones la pelota puede llevar fuego. Ambos tipos pueden ser de equipos mixtos, es decir, hombres y mujeres.

El juego de pelota es una tradición prehispánica muy significativa para nuestra cultura e historia. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

La respuesta de la gente y sobre todo de los jóvenes al regreso de este deporte ha sido muy positiva; las personas visitan el lugar pero además buscan formar parte de las clases.

“Favorable porque estamos en un tiempo perfecto, los jóvenes están respondiendo y aquí en Azcapotzalco ya tenemos un equipo de niños, un equipo de jóvenes, un equipo que viene a apoyarnos, que viene de revolución de aquí de la Ciudad de México, de Tenochtitlán también que es el Zócalo, de Teotihuacán, y la gente está volteando a mirar el juego de pelota, aunque aquí en Xochicalli hay más disciplinas el juego de pelota está teniendo muchísima importancia en retomarlo porque es algo que se trae guardado yo creo en la genérica de nosotros y ha sido mucha la demanda gracias también a la difusión que se le ha dado con los medios de comunicación, en las redes sociales,pues la gente está viniendo no sólo a visitar el lugar sino a incorporarse, a estar dentro de la clase, del taller, de los entrenamiento y pues en poquito tiempo esta expectativa está y ha sido favorable”, señaló Zamudio.

Juan Zamudio lleva 26 años investigando y promoviendo la cultura y tradiciones, “yo empecé en la danza precuahutemica y de allí fue que se abrió una o muchas puertas para todo lo demás que había de nuestras tradiciones, también está el arte marcial, está la lengua nahuatl, la medicina y hemos abierto esas puertas… el juego de pelota tiene muy poco que he empezado a investigar y a retomar esta disciplina , unos 4 o 5 años que ya lo hago con mas profundidad”.

Niños, mujeres y hombres pueden practicar este deporte y asistir a las clases, sin embargo, es importante la autorización de los tutores para los menores, ser muy cuidadoso y atender las instrucciones de los maestros para evitar lesiones.

“Con los niños principalmente es la autorización de los padres porque las pelotas son pesadas, la más chica pesa 2 kilos 300 aproximadamente que también es la que utilizan las mujeres y la más grande pesa 3 kilos 600 gramos aproximadamente entonces el golpe es pesado y fuerte, las chicas obviamente tienen que tener muchísimo cuidado aquí principalmente retomamos el huehuetlatolli que es el conocimiento de los abuelos donde orientan precisamente a las chicas a qué se van a dedicar y a qué se vana a enfrentar y lo principal a lo que se van a enfrentar es a la salud, el golpe, porque el movimiento, el golpe de cadera se puede hacer mal entonces puede haber complicaciones, aquí es donde se orienta, se les dirige igual que a los niños porque es una disciplina donde el movimiento tiene varias complicaciones y principalmente nuestros instructores que son muy profesionales y aparte han investigado les dan lo mejor que se puede”.

El Faro Poniente Xochikalli ofrece también cursos de medicina tradicional, talleres de artes marciales y baños de temazcal entre otras actividades.

La respuesta de la gente y sobre todo de los jóvenes al regreso de este deporte ha sido muy positiva. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.