- Publicidad -
domingo, octubre 17, 2021

50 aniversario de la caída del meteorito Allende

Por Alfredo Campos Mejía

 

Se estima que diariamente llegan a la Tierra varias toneladas de partículas provenientes del espacio exterior, pero ocasionalmente ingresa algún gran trozo de roca o metal que choca con la superficie terrestre, como sucedió hace 50 años en el norte de México.

Era alrededor de la una de la madrugada del 8 de febrero de 1969 cuando los habitantes del municipio de Allende en Chihuahua fueron despertados bruscamente por un gran estruendo que, se dice, rompió vidrios de ventanas y puertas en varios kilómetros a la redonda. Algunos pudieron ser testigos de una estela luminosa que dejó en el cielo la explosión de un objeto que viajaba a más de 10 kilómetros por segundo y que pudo ser del tamaño de un automóvil. Al amanecer, se inició la búsqueda del meteorito en los alrededores de Allende, y se lograron recuperar varios fragmentos de roca extraterrestre que cobrarían fama mundial [1]. Decenas de kilogramos fueron enviados a laboratorios en diferentes partes del mundo para su estudio.

El meteorito de Allende es la condrita carbonácea más grande conocida, y los meteoritos de este tipo son de gran interés científico por su antigüedad, que se remonta a los inicios del sistema solar [2]. En 2012, científicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) descubrieron un mineral que era desconocido para la ciencia en el Meteorito Allende. Se trata de un óxido de titanio que fue denominado “pangüita” en referencia a “Pan Gu”, un gigante de la mitología china cuyo nacimiento a partir de un huevo cósmico dio origen al planeta Tierra. Los científicos consideran que el mineral fue uno de los primeros materiales sólidos en formarse en las primeras etapas de la evolución del sistema solar, con una antigüedad de poco más de 4,500 millones de años [3].

Los meteoritos son considerados como biopsias del espacio exterior, pues son muestras que permiten deducir la composición y propiedades del Universo hace millones de años. El meteorito Allende [4], que cumple 50 años de haber caído en territorio mexicano, es uno de los más famosos del mundo, el más estudiado y sobre el que se han publicado más artículos científicos.

 
[1] Los meteoritos son fragmentos de objetos celestes que logran atravesar la atmósfera terrestre sin desintegrarse y alcanzan la superficie de nuestro planeta.
[2] Las condritas son meteoritos rocosos que representan casi el 70% de los meteoritos que caen a la Tierra (el 30% restante son metálicos), y su estudio es importante para comprender el origen y la edad del sistema solar, así como la síntesis de compuestos orgánicos y el origen de la vida. Una de sus características es la presencia de cóndrulos, que son pequeñas esferas normalmente de menos de 1 mm de diámetro hechas de distintos minerales formadas por la agregación de partículas de polvo y pequeños granos presentes en etapas tempranas del sistema solar. En el caso del meteorito Allende, éste posee inclusiones redondeadas de minerales de calcio y aluminio, así como cóndrulos esféricos que se piensa fueron formados durante un calentamiento rápido a muy alta temperatura a inicios del sistema solar. Las condritas carbonáceas se caracterizan por la presencia de compuestos de carbono, incluidos los aminoácidos, lo que las hace aún más atractivas para la ciencia. Las condritas carbonáceas representan el 4% de las condritas caídas en la Tierra.
[3] Caltech Scientists Find New Primitive Mineral in Meteorite
[4] Galería de fotos: The Allende Meteorite (Mexico)
*Alfredo Campos Mejía es maestro en Ciencias e investigador de Centro de Investigaciones en Óptica A.C.

Columna del CIO
El Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) es uno de los Centros públicos de investigación pertenecientes al Conacyt. Se especializa en óptica y fotónica (estudio de la luz y su interacción con la materia) www.cio.mx

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img