- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

6ª Disquisición. La otredad

La “otredad” es un concepto muy entendido entre todos los que hemos decidido que nuestra vida gire en torno al estudio de las Ciencias Sociales.

Alguna vez ha reflexionado acerca de, ¿dónde nos nacen los prejuicios hacia otras personas? Es muy común, y en muchas ocasiones, lo hacemos de forma tan natural, que caemos en lo absurdo, en lo burdo, demostrando mínima educación, al prejuzgar sin motivo a otras personas.

Pero como viene implícito en nuestro bagaje cultural, nos hacemos “los que no nos damos cuenta” del perjuicio que cometemos sobre personas que, habrá ocasiones en que, ni siquiera se enteran.

Así que el término “otredad”, que se ha ido acuñando durante varias décadas, se refiere al “otro” que no es como yo, al “otro” que no viste como yo, al “otro” que no escucha lo que yo, al “otro” que no piensa como yo, al ”otro” que no profesa mi pensamiento religioso, al “otro” que no se ajusta a mis estándares de sociabilidad y de etiqueta que rigen mi vida diaria. Y cualquiera de estos ejemplos, y muchos más, que en definitiva, generarían una extensa lista, son motivos de discriminación, pero también de auto segregación del “otro”, lo cual potencializa la eficacia de “juzgador” de una de las partes, y será ese acto, la forma en que el “otro”, se convertirá en el centro de burlas y vejaciones. Incluso de prácticas racistas y de odio muy severo.

La intolerancia, es el ente etéreo que nubla la vista del “censor”; es casi imposible que pueda cambiar de opinión con respecto al “otro”. Puede llegar a aceptarlo, pero jamás estará de acuerdo con la forma en que vive su vida.

Su cerrazón es tal, que en ocasiones, he llegado a pensar que ese “crítico”, muy dentro de sí, en realidad quiere llegar a ser como aquel individuo al que “califica”.

¿Cómo podemos lograr que las sociedades sean más empáticas con el “otro”? Mi propuesta desde hace varios años es, que desde que somos pequeños, nuestras primeras enseñanzas en el sistema escolar (y que por ningún motivo ESTAS se dejen de lado), es la enseñanza de los preceptos Antropológicos básicos. Y el que me parece más importante instituir, sería la Consideración (respeto) por el “OTRO” que no es como yo. Ese respeto infinito, por todo lo que él representa como Ser Humano, tan valioso como yo mismo. El irrestricto sentido de empatía, será el hilo conductor, para lograr esta meta en la Humanidad entera. Un verdadero reto que terminaría con muchas prácticas infames como la intimidación o acoso (bulling), que se sufre en todos los ámbitos de lo cotidiano. Desde la familia, los compañeros de trabajo o escuela, etc.

Pero, ¿cómo darme cuenta cuando yo mismo me convierto en el “implacable detractor”?

Es por eso, mi insistencia en el estudio de las Ciencias Sociales, en todo momento.

 

#DisquisicionesSociales

#DisquisicionesSocialesCarlín

https://www.facebook.com/Disquisiciones-Sociales-106999530987508

 

NOTA: Todo lo aquí expresado, es una opinión muy personal. Las imágenes mostradas son extraídas, en su mayoría, del internet o de otros medios impresos.

 

Luis Humberto Carlín Vargas
Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: luishumberto.carlin@pcleonprehispanico.com

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img