- Publicidad -
domingo, mayo 19, 2024

Guanajuato fantasmal

Los guanajuatenses andamos perdidos estos tiempos entre dos visiones de nuestra realidad. Los gobernantes con pura figuración presuntuosa. Los demás, amenazados y temerosos.

Las violencias son verdaderas y no inexistentes o falsas. Los envanecidos oficiales no quieren verlas o imaginarlas siquiera, voltean la cara. Se aplauden entre ellos metidos en su burbuja. Pero en la intemperie, la amenaza es el riesgo que a diario tenemos.

No son ensoñaciones las mujeres golpeadas, desaparecidas, asesinadas, y vueltas a desaparecer enterradas o calcinadas.

No son fantasmas las buscadoras de desaparecidos en fosas y oficinas.

No son espantajos los violentos que salen a cobrar piso, a extorsionar, a matar, a robar, a bloquear calles y caminos. Sus drogas circulan en cantidades de fantasía. Esas “empresas” crecen a ojos vistas aunque nadie les ubique por temor.

Las fantasiosas estadísticas oficiales quieren meter debajo del tapete la miseria humana en que nos han convertido. No hay delitos, no hay prácticas punibles, no hay impunidad, Pero a nosotros se nos carga cotidianamente el muerto, nos jala las patas inmisericorde.

Policías y fuerzas armadas nomás nos vienen a recordar que estamos en peligro. Empezando con ellos mismos. No nos cuidan, nos violentan. Lo mismo un poli agarra borrachos que un tiro por la espalda.

Guanajuato tiene una gran población de más de seis millones. Pero esa es población habitada por un fantasma que nos recorre sin misericordia: la violencia de las redes criminales.

Arturo Miranda Montero
Arturo Miranda Montero
Profesor y gestor asiduo de la política como celebración de la vida juntos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO