- Publicidad -
jueves, febrero 2, 2023

Partidos gandallas

Otra vez la burra al trigo.

Como si no tuviéramos bastantes problemas, los partidos políticos y sus gobiernos ya van de nuevo por las elecciones. Es lo único que les importa.

¿La inseguridad? No, elecciones. ¿Economía detenida? Nel, los votos. ¿La pobreza de todo tipo? Nanay, los candidatos. Nuestra verdadera desgracia nacional es que los partidos políticos no diseñan políticas públicas al largo plazo, sino que se asoman siempre a la próxima elección. Por eso el deporte es el tapadismo, quién sí y quién no.

Adentro de los partidos se dan con todo para colocarse en el favor del que decide, el gobernador o el presidente. Todos exigen piso parejo para jugar su juego permanente.

El verdadero afán es controlar los procesos electorales. El que cuenta los votos, gana. Esa es la vieja práctica que viene del porfirismo y del priismo: control del gobierno de toda elección. Por eso fueron dictaduras. Avasallar en las elecciones es el sueño dorado. Si yo decido cómo se hacen las elecciones, si palomeo a los candidatos, si pongo a mis valedores en el control, si financio campañas, ya la hice. Todo el poder para mí. Trátese de políticos mandones o de malandros metidos a la política ( la línea es invisible entrambos).

Y sí, ya están encendidos los políticos en decidir quién se queda con las elecciones. Nosotros no importamos, somos clientela a la que, en su momento, nos enjaretarán su mercancía. Mercancía cada vez más chatarra y vulgar, disfrazada de buenaonda para que les compremos sus mañas. Los problemas que nos duelen de verdad, esos no están en la mira electorera. Por eso, mejor que ni le muevan al INE, para que él se encargue del juego y no los jugadores abusones.

Arturo Miranda Montero
Arturo Miranda Montero
Profesor y gestor asiduo de la política como celebración de la vida juntos.

Más noticias

Comentarios

spot_img