- Publicidad -
lunes, febrero 26, 2024

Subjuntivo

Es una conjugación difícil de entender. Eso se debe a que es un tiempo hipotético o movible. El indicativo sucedió, sucede o sucederá sin lugar a dudas, pero el modo subjuntivo refleja probabilidad.

Siempre depende de otro verbo en el mismo enunciado (sub-juntivo implica subordinado al que se une). A diferencia del indicativo que los verbos siempre se entienden sin necesidad de otro enunciado, este siempre requiere de otro u otros verbos: «Quizá sea mejor, si dejo todo como está» (sea –en subjuntivo– no es una conjugación que en aislado dé una idea clara, depende de los verbos dejar y estar para tener un sentido preciso).

Tiene un presente, tres pasados y dos futuros (seis tiempos). Las conjugaciones futuras, ya nadie los usa. Como las traté en la pasada colaboración (Tiempo perdido), en esta colaboración ya no las abordaré.

El presente del subjuntivo, por ser hipotético no es contemporáneo de cuando se expresa la oración, sino del otro verbo que aparece en el enunciado. Retomo el ejemplo anterior: «Quizá sea (subjuntivo) mejor, si dejo todo como está». ¿cuándo será mejor, precisamente cuando deje todo como está. Es decir, que la conjugación del subjuntivo es presente para el verbo de referencia. Por eso, si el verbo de referencia se ubica en el futuro, el subjuntivo será un presente de ese momento: «Tal vez te pague (subjuntivo) en diciembre, si me dan bono de productividad». Esta particularidad de movilidad, lo torna un presente continuo si no tiene verbo de referencia (se proyecta al futuro y así se mantendrá vigente el enunciado cada que se enuncie en el futuro la misma oración): «¡Construyamos un México mejor!».

De los tres pasados, el imperfecto del subjuntivo tiene la particularidad de proyectarse hacia el futuro. Es decir que la acción se origina en el pasado, pero se mantiene vigente en el presente y el futuro. Consideremos este diálogo: personaje 1 «¿Qué haces tan tarde en la oficina?»; personaje 2: «Me pidieron que cuidara (subjuntivo) estos bienes». Observe que el verbo de referencia se ancla en el pasado, pero la acción de cuidar arranca en ese pasado, se mantiene vigente en el presente y se proyectará en el futuro, hasta que le releven de esa instrucción.

De ahí que las solicitudes de apoyo deban ser «Querría pedirte un favor» y no «Quería», que es un pretérito que se extingue en el pasado.

En construcciones donde no aparece otro verbo del cual depender, refleja con mayor intensidad duda, deseo o posibilidad: «¡Pudiera llover!»

El pasado perfecto o antepresente del subjuntivo se debe a que se ubica en un pasado cercano al verbo de referencia y este puede estar en presente o futuro. En presente: «No creo que ya hayan cerrado» (la posibilidad de cerrado pudo o no darse poco antes). Ahora, si la referencia es futura: «Me tranquilizaré cuando haya acabado el trabajo» (la tranquilidad llega al haber acabado).

El pluscuamperfecto o antepretérito siempre se ubica en el pasado del verbo de referencia: «De haberlo sabido, hubiera tomado otra decisión».

Enrique R. Soriano Valencia
Enrique R. Soriano Valencia
Mexiqueño. Licenciaturas en Periodismo y Ciencias de la Educación. Premio Estatal de Periodismo Cultural 2009. Cuatro libros y tres centenares de talleres, cursos y conferencias sobre Redacción, Ortografía, Formación de Instructores y aspectos de la cultura mexica. Correo electrónico: sorianovalencia@hotmail.com Facebook: Chispitas-de-lenguaje Twitter: @ChispitasDeLeng

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO