- Publicidad -
domingo, junio 16, 2024

Construyendo ciudades para las personas: Reflexiones sobre el espacio público

El espacio público en nuestras ciudades es un recurso invaluable que debe ser utilizado en beneficio de toda la comunidad. En este sentido, me gustaría compartirles la iniciativa de un grupo de asociaciones medioambientalistas en España denominada: #EspacioParaRespirar que de cara a las elecciones busca que las candidaturas políticas en las ciudades destinen más espacio público para actividades como pasear, socializar, jugar y respirar.

Clean Cities ha llevado a cabo esta campaña de manera inteligente, sumando voces y esfuerzos para promover el uso compartido del espacio público, lo cual me ha llevado a reflexionar sobre la polarización que se ha dado en las últimas semanas en nuestra ciudad.

Como lo hemos visto, existen posturas radicales por parte de algunos defensores del uso del automóvil y de la bicicleta, lo cual desvía el verdadero enfoque del tema.

Los gobiernos tienen la responsabilidad de ordenar el espacio público y velar por la salud y bienestar de la población. Es fundamental impulsar una cultura vial que promueva el aprendizaje sobre cómo convivir en estos espacios de manera adecuada.

En León, he observado que los procesos de construcción de ciclovías, banquetas y otros espacios no son socializados ni promocionados de manera adecuada y esto genera confusión y dificulta el flujo de usuarios, ya sean automovilistas, ciclistas o peatones.

Es importante tener en cuenta que la redistribución del espacio público no se trata simplemente de sacar los autos de las calles, sino de replantear cómo se utiliza este recurso de manera equitativa, poniendo en el centro a las personas.

Se trata de garantizar espacios dignos y seguros en áreas especialmente vulnerables, como los centros escolares, discapacitados y personas mayores, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Si bien España no es Guanajuato, ni Guanajuato es España, la campaña #EspacioParaRespirar de Clean Cities podría aplicarse a cualquier ciudad, es un llamado valioso a reflexionar sobre lo que se está haciendo bien y lo que se está haciendo mal con el objetivo de replantear las estrategias.

En conclusión, es fundamental que los gobiernos asuman su responsabilidad en la ordenación del espacio público y promuevan una cultura vial que fomente la coexistencia armoniosa de diferentes modos de transporte.

La distribución del espacio público debe garantizar áreas dignas y seguras para todas y todos, es hora de tomar acciones concretas para crear ciudades más amigables con el medio ambiente y más saludables para sus habitantes.

Virginia Magaña
Virginia Magaña
Virginia Magaña, mujer, psicóloga clínica, feminista, defensora de las causas y los derechos humanos de las mujeres.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO