- Publicidad -
martes, julio 27, 2021

Trump y AMLO, un pragmatismo contradictorio

La semana pasada, además de los titulares sobre la contingencia sanitaria, se mencionó la posible visita que el Presidente de México realizaría a Estados Unidos, tentativamente para julio de este año.

Tal hecho no sería cuestionado sino fuera porque la coyuntura está fijada en medio de una pandemia, que no logra dar certidumbre a la sociedad mexicana. Entre las distintas declaraciones de un gobierno federal, que no dicta rumbo fijo y el contexto político-electoral interno, que está ávido entre los republicanos por catapultar las preferencias entre el voto hispano, no se coherente con la decisión de López Obrador para realizar esta visita de Estado, que parece más un arranque de campaña ajeno a los intereses del pueblo de México.

Lo anterior hace rememorar el error garrafal que la anterior administración tuvo, cuando Peña Nieto invitó a México a Donald Trump, también en medio del proceso electoral del país vecino del norte. En aquél entonces, las críticas no se dejaron esperar para la administración priista, en franco declive.

Ahora el contexto es distinto pero, por decirlo suavemente, peor que el anterior. Esto es porque la administración morenista está en su primera etapa y porque, lejos de contrarrestar los efectos negativos, que tendrá la pésima gestión por contener el incremento de contagios de coronavirus, parece que al gobierno de México le gusta jugar con fuego y se prestarán a la humillación internacional de ir a ensancharle la campaña al candidato republicano, justo cuando la oposición a éste se encuentra en su mejor momento y aglutinándose a favor de Joe Biden.

Además de no ser el momento adecuado para la administración lopezobradorista, al hacerle el trabajo sucio a Trump, tampoco lo es por la prudencia de realizar la primera de sus visitas de Estado desde que inicio el sexenio, en un contexto internacional donde las prioridades son al interior de los países, precisamente para hacerle frente a la pandemia.

Error tras error cavan más la tumba de la actual administración federal en México. La probable visita de AMLO a la Casa Blanca estadounidense es el insumo perfecto del inicio del fin este sexenio en términos de congruencia, o de alguna de las evidencias más claras de que la cuarta transformación solo es de nombre. Los baluartes discursivos de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México, que tantas veces el señor del templete mencionó, parecen contraponerse a los dichos y decisiones del señor de las mañaneras.

Ante ello, se tiene la opción de que el canciller, Marcelo Ebrard haga revirar esta decisión de irse a humillar a un país, que actualmente está gobernado por un personaje que no ha parado de denostar a los mexicanos y cuya única coincidencia que tienen ambos actores, es la necedad con que sus megaproyectos han estado en marcha. Por poner un ejemplo, el muro de la frontera y el tren maya. La similitud de dos ideas que hace constar la apariencia entre estas personalidades igualmente intransigentes, pero que en lo discursivo e ideológico están confrontados.

Una izquierda de papel en México que actúa como gobierno conservador, autocentrado, intolerante a la crítica y que lejos está de tener una agenda progresista, por una parte; por la otra, una derecha estadounidense que da revuelos populistas para capitalizar el supremacismo de algunos republicanos. Mayor prueba del pragmatismo contradictorio que hoy impera la política en el mundo no puede haber.

A unos días es de la que podría ser la primer visita de López Obrador a un país extranjero, parece no mandar un mensaje alentador para lo que resta de su gobierno, ni mucho menos para defender el derecho de los migrantes o la agenda latinoamericana. Esa agenda bilateral, lamentablemente, le queda grande a nuestro Presidente.

José Cristian Urrutia Negrete
Licenciado en administración pública por la Universidad de Guanajuato, Director General del IMAP, maestrante en política y gestión pública en la Universidad Iberoamericana León, profesor universitario, instructor-capacitador y miembro fundador del Colegio de Administración Pública de Guanajuato Capital, A.C. Twitter: @urrutianegrete

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img